null: nullpx
Emma Watson

¿Las mujeres somos realmente libres de elegir sobre nuestro cuerpo?

Publicado 8 Mar 2017 – 05:00 PM EST | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

¿Cómo muestro mi cuerpo? ¿Cómo se interpreta lo que muestro? ¿Transmito el mensaje que quiero dar? Dicen que si muestro mucho soy indecente y si muestro poco soy mojigata, ¿cómo saber qué es lo que está bien? Varias preguntas pasan por mi cabeza mientras me alisto para ir a trabajar, quiero verme bien y vestir como yo realmente me siento cómoda.

Quiero verme atractiva sin que eso signifique que tenga que escuchar improperios mientras camino por la calle. Quiero lucir sexy pero sin que piensen que soy una oportunista, superficial y hueca. Quiero lucir profesional y a la vez divertida.

En el mundo de hoy, la forma en que tratamos a nuestro cuerpo está rodeada de prejuicios en cuanto a formas de vestir, pero también en cuanto a peso, altura, celulitis, arañitas... la lista podría seguir. Muchas veces somos las propias mujeres las que cargamos de significado una prenda de vestir, y no nos damos cuenta de que ese estereotipo -junto con otros- son los que nos alejan de la igualdad que tanto queremos. 

El camino hacia la libertad de elección

Hemos luchado durante años para salir a la calle vistiendo lo que queremos ponernos sin que nos traten de inmorales. Hemos avanzado mucho sin siquiera darnos cuenta, aunque aún queda mucho camino por recorrer.

Hace 100 años atrás nadie imaginaba ver a una mujer vistiendo ropa ajustada y corta, y mucho menos mostrando su abdomen o su escote. La mujer debía ser recatada y ocultar su cuerpo. Éramos solo un medio para un fin… Con el paso de los años  comenzamos a usar minifaldas y bikinis sin que nadie nos hable de la indecencia.

Pero, ¿esos prejuicios realmente se terminaron? ¿Mostrar el cuerpo ya no es más “cosa de indecentes”?

Emma Watson, ¿menos feminista por mostrar su cuerpo?

Emma Watson es una de las feministas más conocidas por las nuevas generaciones, dejó de ser un ícono adolescente para convertirse en un referente de la equidad de género. Pero hace algunas semanas todo se vio desdibujado por una sesión de fotos en Vanity Fair. En una de las fotos  mostraba sus senos.

Las críticas no tardaron en aparecer, básicamente cuestionaban  la sexualización de la mujer como la antítesis del feminismo, y el que Emma Watson se hubiera prestado para hacer algo así demostraba que entonces  no era tan feminista como decía ser. 

La polémica sobre lo que Emma podía o no mostrar siendo feminista me suscitó la duda. Empecé a preguntarme qué es lo que “podemos” mostrar siendo feministas.

El feminismo se trata de equidad, de ser iguales a los ojos de la sociedad, eso significa que no existan categorías. El problema es que perdimos el eje, olvidamos de qué se trata y nos encargamos de inventar rivalidades. Criticamos a las mujeres por su forma de vestir y su apariencia, por lo que muestran en una fotografía o en su forma de vestir, y las categorizamos como ligeras o mojigatas.

Antes de señalar con el dedo deberíamos recordar que somos iguales, todos y todas tenemos derecho de elegir cómo vestirnos, qué fotos tomarnos, etc. Si queremos vivir acorde a una ideología por la igualdad de género (seas hombre o mujer) podemos demostrarlo asistiendo a un acto público feminista o simplemente siendo tolerantes con los demás.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Emma WatsonFeminismoNo-OptimizadoViX