null: nullpx
No-Optimizado

La trágica historia real detrás de “The Danish Girl”

Publicado 2 Abr 2017 – 06:00 PM EDT | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

En los últimos años, la industria del cine nos ha acercado a historias reales que muy pocos conocíamos y que lograron concientizar en temáticas delicadas, como The Revenant, Hidden Figures y The Danish Girl, entre otras.

The Danish Girl fue una de las películas que más me impactó. El grado de realismo en las escenas, la calidad del trabajo de los actores y la conmovedora historia que cuentan me dejaron pasmada frente a la pantalla.

Más allá de las luces de Hollywood

Lili Elbe, transgender pioneer. International Day of Transgender Visibility #TDoV. Credit - Wellcome Images

Posted by The Danish Girl on Thursday, March 31, 2016

La historia de Einar Wegener fue en la vida real más fuerte de lo que la película nos muestra y su mensaje para la sociedad fue mucho más impactante de lo que los espectadores pudimos captar a través del film.

Einar fue un pintor danés de paisajes que tenía una lucha interna con Lili, la mujer de su interior. Según sus cartas,  esa mujer vivía en él desde siempre, pero él la escondió porque no sería aceptado por la sociedad de la época.

Lili era una mujer con una personalidad superficial e irreflexiva, de curvas voluptuosas que llamaban la atención de los hombres. Aun así, su forma de ser le impedía hablar frente a hombres poderosos y comúnmente tenía ataques injustificados de llanto. Sin embargo, esa personalidad tan inestable se volvía poderosa dentro de Einar.  

“He terminado, Lili lo sabe desde hace mucho tiempo. Así es como están las cosas y por consiguiente, se revela cada día más vigorosamente” , escribía Wegener en su diario.

Bienvenida Lili

Two hearts. One story. Academy Award nominated The Danish Girl is still in cinemas. See it now:...

Posted by The Danish Girl on Tuesday, February 16, 2016

Einar vivió en tiempos en que el mundo estaba comprendiendo el sexo y el género humano, y fue gracias al doctor Hirschfeld que pudo encontrar su lugar; él lo ayudó durante su proceso para dejar de esconder lo que realmente era: Lili.

Einar planeaba suicidarse en la primavera de 1930 a causa de la presión que sentía, sin embargo sus planes dieron un giro inesperado cuando tuvo la posibilidad de someterse a una operación de cambio de sexo. 

Antes de la operación que cambiaría su vida, Lili ya estaba totalmente aceptada en el cuerpo de Einar, sin embargo el proceso no fue fácil. Comenzar con la transición física fue muy doloroso tanto a nivel físico como emocional. De hecho, muchos amigos de Einar no quisieron volver a verlo, pero su hermana sí quiso acompañarlo en esta nueva etapa.

En 1930 Einar se divorció de Gerda, la mujer que amó tanto a Einar como a Lili y que siempre los defendió de las críticas y los diagnósticos disparatados de los médicos de la época. De hecho, el rey danés anuló el matrimonio con Gerda y facilitó a Lili un pasaporte con su nuevo nombre. Sin dudas, ese fue uno de los momentos más felices de su vida.

Sintiéndose Lili, se enamoró de un comerciante de arte francés con el que entabló una relación.

“El anhelo ferviente en la vida de mi mujer (Lili) es convertirse en la madre de un niño”.

Lamentablemente, el cuerpo de Lili no soportó la intervención y murió en setiembre de 1931. Adivinando su destino, Lili logró despedirse de su hermana y dejarnos un fuerte mensaje:

“Ahora que la muerte está cerca debo confesarte que soñé con mamá, ella me tomó en brazos y me llamó Lili, papá estaba con ella. Que yo, Lili, soy vital y tengo derecho a la vida, lo he demostrado por vivir 14 meses. Se puede decir que 14 meses no es mucho, pero me parecen una vida humana entera y feliz”.

Esta historia es un ejemplo de amor y aceptación que deberíamos tener siempre presente. Nadie debe avergonzarse por quién es, todos tenemos derecho a ser felices. Ese es el mejor legado que nos dejó Lili, "la chica danesa".

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:No-OptimizadoTransgénerocpfViX