null: nullpx

Usar un espejo de aumento al depilar la ceja y otros errores de belleza que seguro cometes

Publicado 16 Abr 2019 – 01:41 PM EDT | Actualizado 16 Abr 2019 – 02:15 PM EDT
Reacciona
Comparte

Somos muchas las mujeres que nos mantenemos al tanto de las tendencias de belleza, las cuales se van renovando constantemente. Pero sin saberlo, también cometemos muchos errores pensando que nos ayudarán, cuando en realidad pueden estar afectándonos. Descubre cuáles son.

#1 Usar la misma loción humectante en todo el cuerpo

Uno de los errores más comunes es colocar la misma loción o crema humectante en todo el cuerpo, es decir, incluyendo el rostro. Pero esto es muy poco recomendable para nuestro cutis.

La piel de nuestra cara no tiene las mismas necesidades que el resto de nuestro cuerpo, por lo que se requieren de diferentes productos. Usar la misma loción en el rostro puede generar imperfecciones o no otorgar la hidratación necesaria.

#2 No limpiar tu piel en la mañana

Quizá te desmaquillas y limpias tu rostro cada noche sin excepción, y es un excelente hábito. Pero también es sumamente necesario limpiarla cada mañana.

La suciedad, el sudor y la grasa pueden acumularse durante la noche. Por eso se recomienda lavar tu cara por la mañana, para eliminar cualquier elemento que pueda tapar tus poros. Además de ser muy bueno para tu piel, te ayudará a despertarte.

#3 Cubrir imperfecciones con mucho maquillaje

Sabemos que odias cuando algún granito, mancha o espinilla aparece en tu rostro. Pero, ¡no te preocupes! Es algo que nos pasa a todas, es completamente normal. Incluso algunas famosas han mostrado con orgullo esas pequeñas imperfecciones.

Por otra parte, es muy común que intentemos cubrir algún granito con capas y capas de base de maquillaje, pero eso no es nada conveniente, pues no lo tapará como piensas. Lo ideal es hacerlo con un corrector especial, bastará con colocarlo una vez. Aquí te decimos cómo usar cada tipo de corrector.

#4 Bombear tu rímel

No son pocas las mujeres que bombean su máscara de pestañas antes de aplicarla (es decir, meten y sacan el aplicador del envase, varias veces seguidas). Es algo frecuente cuando ya no hay mucho producto y se piensa que así tendremos mejores resultados.

Pero no, en realidad esto puede ocasionar que tu máscara de pestañas dure menos de lo debido. Bombear el cepillo del rímel ocasiona que el aire se introduzca en el envase y se generen grumos. Además, se terminará secando más rápido.

#5 No lavar tus brochas de maquillaje

Las brochas de maquillaje se han convertido en herramientas indispensables. Son una gran alternativa para aplicar productos como la base, el bronzer y el rubor.

Para mantener su calidad deben lavarse frecuentemente, sobretodo si las usas con regularidad. No hacerlo puede causarte imperfecciones y hasta infecciones en tu piel.

#6 Maquillarte sobre más maquillaje

Si ya cometiste el error de no desmaquillarte antes de dormir, debes tener mucho cuidado de no hacer un segundo error. Jamás vuelvas a aplicarte productos sobre maquillaje viejo.

Lo único que lograrás es que tus poros se tapen y tu piel sea incapaz de respirar. Esto ocasiona que la suciedad y la grasa se acumulen y se generen arrugas e imperfecciones.

#7 No verificar la caducidad de tus productos

Aunque no lo creas, los productos de belleza también cuentan con fecha de caducidad y muchas veces no nos damos cuenta. Debes buscarlo en la parte posterior del envase.

Lo que debes recordar es no utilizar los productos una vez que ya estén caducados, sobretodo aquellos que se aplican directamente en los ojos. Podrían causarte irritaciones e incluso infecciones. ¡Ten mucho cuidado!

#8 Cepillar tu cabello solo una vez al día

Nuestro cabello también necesita cuidados y atención. Una de las prácticas que nos ayudan a mantenerlo saludable es cepillarlo constantemente.

El cepillado ayuda a eliminar las células muertas y otros residuos, además de desenredar la cabellera. Por eso recomienda hacerlo al despertar y antes de dormir.

#9 No utilizar primer

El primer de ojos se aplica en los párpados y es excelente para que las sombras duren por horas y horas. Ideal para esas noches de fiesta o días largos.

Es un gran error no aplicarlo cuando utilizamos sombras. El primer o prebase ayuda a cerrar los poros y a que la grasa no se acumule en el párpado. Esto ayudará a tener una larga duración en nuestro maquillaje.

#10 Usar un espejo con aumento para depilarte

Los espejos con aumento son una gran herramienta para las rutinas de belleza, pero es un grave error utilizarlo a la hora de depilar las cejas. Es momento de dejar de hacerlo.

Para deshacerte de los vellitos indeseados, es mejor hacerlo con un espejo grande que pueda darte una perspectiva mayor de tus cejas y ojos. Los espejos con aumento pueden propiciar que cometas un error y quites más de lo que necesitas.

#11 Elegir cualquier base

No es nada fácil elegir el color que más nos queda para nuestra base de maquillaje. No todas las marcas tienen los mismos tonos, pero afortunadamente cada vez es más común que las tiendas tengan productos de muestra para probarlos.

Estos son productos ya abiertos que te permiten conocer qué color te va mejor. Pero un error común es probarlo en el dorso de la mano. El problema es que esta parte del cuerpo no suele ser del mismo color que nuestro rostro.

Lo ideal es probar la base y otros productos en el cuello, ya que este se acerca más al color de piel de nuestra cara. Así será más fácil acertar al tono que necesitas.

#12 Rizar las pestañas después de aplicar el rímel

¿Que haríamos sin el rizador de pestañas? Este instrumento nos permite lucir pestañas más largas y curveadas, lo que resalta nuestra mirada.

Sin embargo, lo que no debes hacer jamás es rizarlas después de aplicar el rímel. Si se te olvidó hacerlo antes, es mejor dejarlo pasar. Usar el rizador posterior a la máscara sólo logrará romperlas y que se caigan.

#13 Aplicar acondicionador en todo el cabello

El acondicionador nos ayuda bastante. Además de evitar los molestos y dolorosos nudos, también fortalece la cabellera y la hace lucir más suave y sedosa.

Pero un gran error es aplicarlo en todo el cabello. En realidad, el acondicionador sólo debe aplicarse de la parte media de tu melena hasta las puntas. Las raíces no necesitan del producto y colocarlo ahí puede ocasionar que se queden residuos.

#14 No conocer tu tipo de piel

Existen diferentes tipos de piel y varían en cada mujer. Está la piel seca, la cual necesita mayor hidratación. La normal, que se adapta a casi cualquier producto.

También existe la piel grasa, la cual requiere productos ligeros y que no aumenten esa sensación aceitosa. O bien, la piel mixta, que combina dos tipos. No olvidemos la sensible, que requiere de productos con pocos químicos o sustancias específicas.

No conocer qué tipo de piel tienes puede complicar todo, ya que muchos productos están destinados a sólo ciertos tipos de piel. Existen muchos test donde puedes averiguar qué tipo de cutis posees.

#15 Creer que la crema de ojos no es para tu edad

La piel alrededor de los ojos es mucho más sensible que la del resto de la cara. Para empezar, es mucho más delgada, así que necesita más cuidados.

Un producto indispensable que nos ayuda a cuidar de ella es la crema de ojos. Este tipo de crema brinda la hidratación que esta zona necesita, sin llegar a lastimarla. Además, tu corrector lucirá mucho mejor.

#16 Maquillarte con la luz incorrecta

Aunque no lo creas, el lugar donde te maquillas también puede afectar los resultados. Si lo haces con una luz muy intensa, quizá apliques un maquillaje muy ligero, casi imperceptible.

En cambio, si lo realizas con una luz muy tenue, puede ser que termines aplicando más maquillaje de lo que esperas. Lo ideal es hacerlo con una luz intermedia y blanca. Aunque la mejor opción es maquillarte con luz natural.

#17 Olvidarte de las cejas

Las cejas han sido el tema central de las últimas tendencias de maquillaje. A pesar de eso, suelen dejarse de lado y se cree que no es indispensable maquillarlas.

Pero en realidad son un paso clave. Hay que tomar en cuenta que las cejas enmarcan la mirada y la hacen destacar, de ahí su importancia. Sólo necesitas rellenarlas suavemente con una sombra o lápiz del mismo color.

#18 No usar protector solar

Aunque tu maquillaje indique que tiene factor de protección solar, no es suficiente para resguardarte por completo de los daños del sol. Si saldrás de día, debes aplicar sí o sí protector solar.

Muchos de ellos tienen maquillaje, es decir, puedes utilizarlos como base si buscas una cobertura ligera. Te ahorrarás un paso y también un poco de dinero.

#19 Usar el maquillaje de alguien más

Otro error bastante común es compartir el maquillaje una y otra vez. Esto puede causarte estragos en la piel. Puede que conozcas muy bien a tu amiga, pero su piel es diferente a la tuya y no sabes los efectos que podría generarte compartir los cosméticos.

Lo mejor es tener cada quien sus propios productos. Es importante que evites a toda costa compartir los cosméticos destinados a los ojos o los labios, pues son zonas susceptibles a infecciones.

#20 Temerle al labial rojo

Durante mucho tiempo nos han hecho creer que el rojo les queda sólo a algunas mujeres. ¡Pero es falso! El rojo es un color que resalta los labios y es ideal para todas.

Sólo debes encontrar el que más te guste, pues existen muchas tonalidades e intensidades. Una vez que lo encuentres, no vas a querer dejar de usarlo.

#21 Usar protector solar durante la noche

Quizá no apliques protector solar en tu maquillaje de noche, pero puede que cometas el error de no retirar el que te pusiste durante el día, antes de maquillarte de nuevo para salir. Este puede ser el responsable de que tus fotos no salgan como deseas.

Los ingredientes del protector solar y las fotografías con flash ocasionan que tu rostro se vea blanco en la captura. Lo mismo pasa con aquellos productos que contienen ingredientes como el gel de sílice o silica. Es mejor evitarlos cuando acudas a un evento de noche.

#22 Usar la misma sombra

No es nada raro que algunas mujeres utilicen una única sombra en todo el párpado. Esto ocasiona que el ojo no tenga profundidad y luzca más pequeño.

Lo mejor es utilizar una sombra clara en el lagrimal y el centro del párpado, y en la esquina exterior y la cuenca se debe aplicar un tono más oscuro. Esto para dar luz y profundidad al ojo.

#23 Abusar del maquillaje

No es que te maquilles demasiado, simplemente se debe tener un equilibrio en nuestra apariencia. A veces cometemos el error de maquillar los ojos y los labios con colores muy intensos u oscuros.

Lo ideal es decidir qué zona quieres destacar, para así no tener un maquillaje muy cargado. Si elegiste sombras llamativas en los ojos, lo mejor será colocar un labial discreto, y si decidiste llevar un labial potente, las sombras deben ser suaves.

#24 Gastar demasiado

Muchas veces pensamos que los productos más caros tienen mayor calidad, pero no siempre es así. Hay artículos de maquillaje de gama económica que tienen mucho que ofrecer.

No te dejes llevar por las marcas y los precios, lo más adecuado es verificar los ingredientes de cada producto y averiguar los efectos que puedan tener en tu piel. También puedes comprobar reseñas de otras usuarias en Internet.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte