Belleza

Lonely Lingerie: lencería para mujeres de reales

Lena Dunham y Jemima Kirke, ambas protagonistas de Girls, son las encargadas de darle vida a esta línea de ropa interior creada para mujeres que celebran la fuerza de la individualidad.
28 Ago 2016 – 11:32 AM EDT

La industria de la moda nos ha dejado claro que sus modelos son totalmente irreales. Victoria’s Secret es un ejemplo de ello. Pero cada vez son más las marcas y actrices de Hollywood que quieren cambiar con estos estándares de belleza tan marcados. Lena Dunham es una de ellas. Desde siempre ha manifestado su molestia por el uso del Photoshop, y recientemente apoyó a la comediante Amy Schumer cuando la señalaron como talla Plus size, diciendo que estaba harta de que la industria categorice los cuerpos de las mujeres.



Por eso, ahora encabeza una de las campañas más rupturistas del último tiempo. La marca Lonely Lingerie la eligió a ella y a su coprotagonista Jemima Kirke para que posen en su campaña de mujeres reales. El proyecto llamado Lonely Girls las muestra a ellas en poses naturales, modelando la lencería sin ningún tipo de retoque. Y porque su lema dice “Lonely Girls es nuestra serie que presenta retratos sinceros de mujeres inspiradoras en sus espacios usando Lonely a su manera”, es que sus productos no tienen push-up, rellenos ni telas brillantes, porque quieren mostrar los cuerpos de la manera más real y natural posible.


Y como Lena ha demostrado que no le importa lo que piensen de su cuerpo –bien podemos verlo en su serie Girls, donde sale en ropa interior muy desinhibida- era la candidata perfecta para esta campaña, sobre todo porque hace un par de meses, posteó una foto donde salía usando la lencería Lonely.

Lucha por la belleza real

Dunham no es la única que lucha porque todos los cuerpos sean aceptados, sobre todo en la industria de Hollywood, sino que Lady Gaga es también una conocida activista en esta materia. Más de alguna vez ha hablado de sus problemas de autoestima en la adolescencia e incluso destacó que su atuendo fuera de lo común se debe justamente a que no se siente cómoda con su cuerpo.


Pero en 2013, la estrafalaria cantante lanzó una página llamada Body Revolution, con el fin de que no exista un estereotipo de belleza, sino que todos sean aceptados. En él, Gaga hablaba de sus problemas de anorexia y bulimia, con el fin de ponerse en el lugar de todas las personas que los sufren. Y además de esta gran iniciativa, la cantante traduce lo que piensa en sus canciones. Basta escuchar ‘I was born this way’ donde habla de que todos somos perfectos a nuestra manera y debemos aceptarnos tal cual somos.


Demi Lovato fue otra celebridad que sufrió mucho por el estrés de su carrera, llegando incluso a ser internada en una clínica por desórdenes alimenticios. Estuvo bastante tiempo lejos del mundo de la música, hasta que se recuperó y le confeso a Vanity Fair sus problemas: “en el pasado sufrí problemas alimenticios y básicamente fui de odiar cada centímetro de mi cuerpo a trabajar en mí misma y tratar de averiguar la manera de amarme a mí misma”.

Y para que los estereotipos poco saludables cesen, la marca Swimsuitsforall, lanzó una campaña llamada ‘Don’t mind the gap’, refiriéndose a la moda del thigh gap que se impuso hace un par de años, en el que las adolescentes idolatraban a quienes se les formaba un agujero entre las piernas mientras estaban paradas, para demostrar lo delgadas que eran. En esta campaña muestran a mujeres con curvas totalmente reales, con estrías y celulitis, modelando sus trajes de baños. Esto para dar cuenta que no necesitas de un cuerpo Victoria’s Secret para poder usarlos ni para presumirlo.

Publicidad