Belleza

Los guapos de hoy

Hay tantas descripciones para los hombres guapos que ya no queda claro en qué categoría va cada uno.
21 Jun 2016 – 7:03 PM EDT

Metrosexual, ubersexual, lumbersexual y muchas otras que se irán acuñando según las modas. Antes se usaban términos como: varonil, tosco, espigado. Ahora suenan ancestrales estas palabras. Lo que sí sigue en boga es el adjetivo sexy.

Apenas pasó el Día del Padre y por eso me propuso hablar un poco de los cánones de belleza que se manejan en la actualidad en el mundo masculino. Aquí unos ejemplos:

Metrosexual: Se gusta a sí mismo, se esmera en su arreglo personal y echa mano de artilugios y gadgets de uso más común en las mujeres –aretes, barniz de uñas, pistola para el pelo, etcétera-; le preocupan hasta el extremo su imagen y su apariencia. El más arquetípico (tal vez porque fue de los primeros) es el futbolista inglés David Beckham.



Ubersexual: Ellos rescatan la masculinidad que dejaron un poco de lado los metrosexuales. Son pulcros y cuidan su imagen sin llegar al extremo. Y son muy caballerosos.

Lumbersexual: Retoman el “feo, fuerte y formal” que tanto se manejó en los 60. Suelen llevar barba poblada, visten al estilo “leñador”, por lo que la camisa de cuadros no puede faltar en este grupo. Su aspecto es un poco desaliñado. La nueva imagen de Brad Pitt corresponde a este grupo.

Viendo todos estos tipos de hombres, te das cuenta que lo que regalabas hace años a un papá tiene poco que ver con lo que se estila hoy en día. ¿Se te hubiera ocurrido darle a tu papá un kit de cremas antiedad? Claro que no. Lo más probable es que hasta se hubiera ofendido. Sin embargo, un padre de familia en estos tiempos seguro lo agradece, y mucho.


Hace un tiempo, platicando con Mayte Téllez, quien fuera PR de la marca Sisley por un larguísimo periodo, nos comentó que el mejor cliente de la marca en El Palacio de Hierro era ¡un hombre! Pero él no iba a comprar los productos, sino que mandaba a su secretaria. Era muy mal visto que todo un empresario se presentara en el mostrador de cosméticos de ninguna firma. Pues bien, eso se acabó. Los hombres del siglo XXI se cuidan igual o más que las mujeres. A mí en lo personal me parece bien.

Ciertamente, sin ir tan lejos. No me gusta un hombre con las uñas pintadas, pero aprecio mucho que traiga las manos bien arregladas, manicuradas… pero barniz azul rey, nooooo por favor. Ni a David Beckham, uno de los más reconocidos exponentes del movimiento metrosexual, y un deportista genial, se lo paso. Tampoco me parece muy estética la depilación absoluta del cuerpo, y aquí pongo de ejemplo a Cristiano Ronaldo, otro famosísimo metrosexual al que no se le ve un solo pelo en esas piernas fabulosas con las que mete unos goles de impacto. Y sus cejas perfectamente depiladas, en mi opinión, le quitan encanto. ¿Cuál de todos estos hombres es tu tipo?

Más contenido de tu interés