null: nullpx
Belleza

Kerry Washington, su pelo al ‘natural’ y la reivindicación de los rizos

La cabellera de Kerry Washington fue definitivamente la más aplaudida durante los premios Emmys. Su peinado (con volumen y rizos) pone de manifiesto la demanda de que se considere al pelo crespo igual de elegante y sofisticado que al lacio.
20 Sep 2016 – 1:39 PM EDT

Si alguien sabe como conquistar las alfombras rojas es Kerry Washington, por eso no es ninguna novedad que en la premiación de la más reciente edición de los Emmys lo haya conseguido. Lo que si es primicia es que no la atención no fuera solo por el glamour con el que lució su embarazo, si no por su impactante y voluminosa cabellera.

Las reacciones positivas en Twitter, sobre llevar el pelo de esta forma, al 'natural' no se hicieron esperar, “¿Puede Kerry Washington ser más hermosa? Su pelo, panza, el atrevido vestido. Chica estás impecable", afirmó una admiradora.


El peinado de la actriz estuvo a cargo de Takisha Sturdivant-Drew. La estilista que ha colaborado con Washington por más de 14 años comentó a People que la ella nunca ha utilizado ningún tipo de relajante (o alacioador) en su pelo. Lo cual llama la atención, pues la mayoría de las mujeres que tienen el pelo rizo empiezan a combatirlo y usar productos químicos desde que son teenagers. Para crear más volumen, la estilista utilizó extensiones a las cuales les dio la textura natural del pelo de Kerry.



Mujeres como Kerry Washington reivindican el uso del pelo rizado en un mundo en donde hace apenas tres años se amenazaba a una niña afroamericana (en Orlando, Florida, EEUU) con la expulsión de la escuela por su pelo ‘afro’. Y en el que hace poco menos de un mes se le quería prohibir a las niñas de la escuela secundaria Pretoria High School for Girls de Sudáfrica llevar afros y peinados naturales por considerarse ‘desordenados’.



Pero ¿de dónde nace la idea de que el pelo rizado tiene una connotación negativa y por qué se relaciona al pelo lacio con un estilo pulcro y refinado? Para resolver esta duda contactamos a Mónica E. Lugo-Vélez (estudiante del doctorado en literatura hispanoamericana y cultural del Departamento de Español y Portugués de la Universidad de Illinois) y a Luis Javier Cintrón-Gutiérrez (estudiante de América Latina , el Caribe y Estudios Latinos de Estados Unidos de la Universidad de Albany y de la Universidad de Nueva York) quienes a través del artículo Tener el pelo lacio: La ansiedad de blanqueamiento en el Caribe puertorriqueño’, brindan un espacio de diálogo sobre la concepción de pelo rizo y la apariencia femenina en pleno siglo XXI.


“La historia demuestra que el pelo lacio, generalmente, se asocia con la cultura dominante; por lo tanto, éste posee un valor imaginario en la sociedad. En cambio, el pelo rizo se ha asociado con la cultura afro, 'lo sucio', lo indomable e, incluso, lo marginal.

Por tal razón, se ha interpretado el hecho de alisarse el cabello como una forma inconsciente de parecerse o asimilarse a una cultura dominante y despojarse de las connotaciones negativas relacionadas a éste. También desde el discurso de la higiene (popularizado en el siglo XVIII con las ideas de la Ilustración), se ha proyectado que el pelo rizo es sinónimo de 'descuido'. No obstante, hay que tener en cuenta que este discurso de higiene no ha sido construido de forma colectiva, sino desde una mentalidad predominantemente blanca, privilegiada y masculina”, afirman los estudiantes.



Mónica y Luis Javier consideran que no sólo las mujeres luchan por aplaudir el pelo rizo. “Hay una diversidad de personas involucradas en la reivindicación del pelo rizo. Estas personas trabajan, tanto individual como colectivamente, para luchar contra los estereotipos asociados con el pelo rizo”. Y agregan, “para nuestro artículo tuvimos la oportunidad de entrevistar a Laura Om. Ella es una estilista que trabaja en San Juan de Puerto Rico y es conocida en los medios de comunicación de la Isla como ‘la reina de los rizos’.

Laura Om cuelga videos y consejos para el cuidado del pelo rizo en sus plataformas sociales. Asimismo, ella utiliza una palabra generalmente despectiva del pelo rizo (maranta o marantón) para re-valorizar este tipo de cabello. Otra reivindicación del pelo rizo, dentro de la lógica actual de consumo, ha sido la creación de los mercados ‘étnicos’. Esto ha ido cambiando la imagen y haciendo más aceptable el pelo rizo dentro del mundo de la moda como algo ‘étnico’”.


Para que las mujeres rompan con este tipo de estereotipos y valoren sus raíces los ellos afirman, “creemos que lo más importante es educarse y amarse a sí mismo. A través del tiempo los ideales de belleza femeninos impuestos por los europeos y la cultura popular estadounidense se asocian con la mujer blanca y sus respectivas características. Por consiguiente, un cambio de perspectiva y de apreciación a sus propias raíces y su propio cuerpo (incluyendo el cabello) es algo por lo que hay que seguir trabajando. Cabe mencionar que en los últimos años las redes sociales han ayudado a cambiar un poco la mentalidad negativa del pelo rizo. Por medio de estos foros se han popularizado organizaciones e iniciativas mediáticas como AfroPunk en los Estados Unidos o Diosa al Natural en Puerto Rico que su propósito es cambiar la opinión negativa del pelo rizo como pelo malo a través de fotos exaltan la belleza del cabello naturalmente rizo de los afro-descendientes”.


Publicidad