null: nullpx

Eiza González combina el labial con su ropa de una forma bella y simple, aprende cómo

Publicado 10 Sep 2019 – 06:23 PM EDT | Actualizado 10 Sep 2019 – 06:23 PM EDT
Reacciona
Comparte

Con una simple camisa blanca o con un monótono guardarropa negro, Eiza González es un ejemplo de que el estilo se puede encontrar incluso en las piezas más sencillas. Y también con los elementos más cotidianos, como sucede con el labial. Aquí te compartimos algunos tips que la actriz muestra en sus fotos y que te harán ver radiante todos los días.

#1 Un toque vibrante

Si en el día a día tiendes a vestir con tonos neutros, con un solo color o utilizas un uniforme muy sencillo, puedes aprovechar tu labial para darle a tu apariencia un toque original y divertido. Sobre todo porque un labial te lo pones en segundos y no todas tenemos tiempo de aplicarnos sombras todos los días. De esta manera tu look se verá más interesante, fresco y casi sin esforzarte,

#2 Casi como tus labios, pero mejor

A muchas nos pasa que, al empezar a aprender sobre maquillaje pensamos: "¿para qué sirven los labiales nude para aparentar que no traigo nada, pero poniéndome algo?". Y tiene cierta lógica esa idea, pero en realidad lo que uno de estos labiales puede lograr es que tu sonrisa se vea natural, pero mejor.

Eiza tiende a utilizar este truco de forma recurrente al escoger labiales similares al color de sus labios, pero con una tonalidad un poco más rosada. Es el tip perfecto para que tu maquillaje se vea completo, incluso aunque sólo traigas máscara de pestañas y un poco de rubor.

#3 Retoma un detalle de tu outfit

Tal vez quieres salir de la rutina, pero tampoco tienes ganas de ponerte a experimentar con un montón de colores que tal vez ni siquiera combinen al final. Algo que puedes hacer en este caso es ver el atuendo que usarás y destacar un color que esté presente sólo en una parte de él. Como aquí, en donde la actriz escogió un labial anaranjado como la franja en su reboso.

#4 Dramática, pero sin abusar

Cuando tu maquillaje es un poco más oscuro de lo habitual y el atuendo es más elaborado porque la ocasión lo amerita, puedes lograr un balance al recurrir a un labial nude. Un color similar al natural de tus labios y con un poco de brillo es un toque perfecto para verte arreglada, pero sin sentir que tu rostro y outfit están saturados y compiten por ser el centro de atención.

Claro que si a veces quieres usar un maquillaje intenso en ojos y labios al mismo, también se vale. Por ejemplo, una combinación que nunca falla es la de un look negro, con un delineado atrevido en el mismo color y al final ¡boom! Un labial rojo (el cual también combinó con el color de sus uñas).

Te invitamos a leer:

Reacciona
Comparte