Belleza

Deshauna Barber, la brillante e inteligente Miss USA 2016

Anoche, la preparada candidata por el Distrito de Columbia se llevó la corona a casa, convirtiéndose en la nueva Miss USA 2016 y quitándole la corona a otra favorita, Miss Hawai.
6 Jun 2016 – 11:44 AM EDT

Diez años atrás los concursos de bellezas se trataban sólo de eso: de ser bellas. Por lo que ganar solo dependía de si habías nacido con belleza o no. Sin embargo, el concurso de belleza más popular del mundo está cambiando. Las concursantes no sólo están siendo evaluadas por su belleza, sino también por su inteligencia. Deshauna Barber es un claro ejemplo de esto.

Hermosa por fuera pero también por dentro, la ahora ganadora de la corona de Estados Unidos dio una entrevista que sin duda fue el detonante para ser la ganadora. La analista de informática del Departamento de Comercio de los Estados Unidos no dudó en su respuesta cuándo le preguntaron por la labor de las mujeres en el ejército. “El pentágono recientemente tomó la decisión de abrir los puestos de combate a las mujeres” dijo el juez Joe Zee. “Algunos cuestionan esta decisión para llevar a cabo las fuerzas armadas al más alto nivel. ¿Cuáles son sus pensamientos?”. Barber dio en el clavo con su impecable respuesta: “Como mujer en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, creo que es un trabajo increíble que nuestro gobierno permita que las mujeres integren todas las ramas de las fuerzas armadas”, dijo a un público emocionado. “Somos tan fuertes como los hombres. Como comandante de mi unidad soy poderosa, soy dedicada y es importante reconocer que el género no nos limita en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos”.

Y cómo si fuera poco, la ganadora dio un emotivo discurso sobre la seguridad en la belleza. “Para mí la confianza en la belleza quiere decir que no siempre tiene que ver con la apariencia. No siempre se trata de cómo eres con tu círculo cercano y cómo ellos se sienten por tu apariencia o si se fijarán en tu dinero. Servir a las Fuerza Armadas me ha enseñado que tener confianza en la belleza se trata de ser capaz de ganarse el respeto de las personas, independiente de cómo luzcas. Como mujer en las Fuerzas Armadas, las personas asocian belleza con debilidad y ellos aprendieron bastante rápido que soy extremadamente fuerte y aunque soy pequeña, soy poderosa. La confianza en la belleza se trata de ser yo misma y estoy muy feliz por lo que me he convertido”.

Así, con estas palabras, Deshauna demostró que no es sólo una cara bonita, sino que se ha ganado sus respetos en las Fuerzas Armadas. Y si bien sus rivales hablaron de la desigualdad económica, o de las que no votarían por Donald Trump –lo que por cierto está elevando la categoría de debate del certamen-, el discurso de Deshauna logró cautivar a los jueces. Su trabajo en las Fuerzas Armadas se centra en la plataforma de tratamiento de trastorno de estrés postraumático para los soldados que regresan de las zonas de conflicto, para evitar suicidios. En el concurso, además, dejó en claro que lo suyo es servir al país, argumento fundamental para ganarse la corona.



Empoderada

Si bien en Estados Unidos las personas de color están cada vez siendo más tomadas en cuenta, el racismo sigue presente en este país y Donald Trump es el perfecto ejemplo de ello. Sin embargo, el hecho de tener un Presidente de color, ya indica que es un avance y que cada vez están siendo más integrados.

Aún así, en la historia del certamen de belleza más importante de los Estados Unidos, Deshauna se estaría convirtiendo en la tercera mujer de color que gana. Nana Meriwether fue la última en ganar el año 2012 y antes de ella Shauntay Hinton ganó en 2002. Por lo que el triunfo de Deshauna implica seguir luchando para que estas mujeres se empoderen.


Lo importante es que Deshauna no solo representará a los Estados Unidos como una mujer de color –aunque sí es un ítem muy importante-, sino que mostrará que además de su evidente belleza, es una mujer de armas tomar que cree en la belleza interior y, sobre todo, en que las mujeres podemos llegar donde los hombres han llegado y ser iguales a ellos.

Por otra parte, nos emociona ver cómo estos concursos están cambiando y empoderando a las mujeres. Ya no sólo se trata de elegir a la más guapa con mejor cuerpo, sino también a concursantes con cerebros activos, algo que Deshauna dejó muy en claro.


Más contenido de tu interés