Belleza

¿A quién le importa tanto que las mujeres se dejen crecer el pelo en las axilas?

Actualmente hay personas que se molestan con la imagen de una mujer con vellos en las axilas, pero no se incomodan al ver la axila peluda de un hombre. La mujer debe elegir libremente, eliminar o no el vello corporal.
27 Jun 2016 – 3:06 PM EDT

La manera en que los hombre y las mujeres actúan frente al vello corporal se juzga de manera diferente.

Es “normal” pensar que una mujer debe de hacer todo lo necesario para eliminar el vello de distintas partes de su cuerpo. Piernas, axilas, pubis, bigote, son algunas de las zonas del cuerpo en las que por “moda” e "higiene", las mujeres deben de eliminar el vello. En el caso del vello facial, las mujeres deben de mantener las cejas con un buen diseño, gracias a la cera, el hilo o las pinzas, logran que se vean “bien cuidadas”. Actualmente hay pocas mujeres que se atreven a llevar las cejas al estilo de Frida Kahlo. Las niñas pequeñas que tienen este tipo de cejas o a la que desde pequeñas se les nota el bigote o el vello facial, en muchas ocasiones son victimas de burlas escolares.

En Estados Unidos en el mes de noviembre se les incita a los hombres a dejarse el bigote o la barba, para crear conciencia sobre el cáncer de próstata y usan el hashtag #movember.Con este pretexto, en 2014 las activistas Lena Prado y Luz Hilda, iniciaron el movimiento en el que presumían sus axilas con pelo creando el hashtag #sobaquembe. La idea de llevar pelos en el sobaco fue cuetionada por muchos -hombres y mujeres.

“Todo empezó como respuesta al incesante troleo que recibo en las redes sociales por mostrar abiertamente que no me depilo”, afirmaba Lena Prado en la nota publicada por El Mundo.



El origen

Aunque hay fuentes que revelan que en el Antiguo Egipto hombres y mujeres se depilaban. La costumbre de depilarse las axilas comenzó en 1930, cuando se popularizó llevar camisas sin mangas y faldas cortas. Ahí, nació también la oferta de productos para eliminar el vello del cuerpo de las mujeres, los cuales se promocionaban en las revistas femeninas.

Las mujeres con más poder económico fueron las primeras en hacerlo, por lo que se volvió un gesto aspiracional. En su tesis, “ Hair or Bare?: The History of American Women and Hair Removal, 1914-1934”, Kristen Hansen, de la Universidad de Columbia explica todos los detalles sobre el inicio de la depilación.



Por su parte, la profesora de Estudios de Mujer y Género en la Universidad Estatal de Arizona, en EE.UU., Breanne Fahs propuso en otoño de 2009 a un grupo de alumnas que no se depilaran durante 10 semanas. Las alumnas le entregaron un trabajo en el que explicaban sus experiencia. El estudio reveló la presión social a la que estuvieron sujetas.

“¿Te quieres convertir en hombre?”, “Tener pelo en las axilas es asqueroso”, fueron algunos de los comentarios que recibieron estas mujeres. En el artículo la profesora afirma que el 91.5% de las estadounidenses se depilan las piernas, mientras que el 93% hacen lo mismo con sus axilas. Y asegura que el 99% de las mujeres de EE. UU se han depilado alguna vez en su vida.

En ocasiones se juzga a las mujeres que no se retiran los vellos de las axilas con calificativos que hacen referencia a poca higiene, que son sucias y que seguro huelen mal. Sin embargo, nadie cuestiona la higiene de los hombres, mientras lucen felices sus axilas lanudas y nadie supone huelen mal o que no están limpios.


Tal parece que las mujeres no pueden decidir libremente dejar de depilarse cierta zona de su cuerpo, pues están bajo la mirada de los juicios sociales. “Uno de mis insultos favoritos es cuando hombres que no se depilan me llaman 'sucia'. Mientras la ciencia no demuestre que el vello masculino repele la suciedad y que el femenino la atrae, la deducción lógica es que la depilación viene impuesta por un sistema patriarcal que nos impide actuar libremente sobre nuestros cuerpos”, asegura Prado.

Movimiento a favor del vello

En Estados Unidos la actriz Jemima Kirke de la serie Girls ha asistido a fiestas con vello en sus axilas. En 1999, Julia Roberts, al asistir a la premiere de Notting Hill presumió que no se rasuró sus axilas. Miley Cyrus también apoya la idea de mostrar sin tapujos sus axilas con pelo. Por su parte, el fotógrafo Ben Hopper creó “Natural Beauty”, un proyecto de foto en el que capta las imágenes de mujeres que se dejan crecer el vello de las axilas.

En redes, la enfermera Katherine Anne True se ha sumado a esta causa subiendo la foto de sus axilas y generando una ola de repuestas. Como madre desea que sus hijas sean las que decidan si quieren o no retirarse el vello corporal y que se sientan libres al hacerlo.



La idea de dejar crecer los vellos de las axilas no es criticar a las mujeres que eliminan con ayuda del rastrillo, cera, crema u otra técnicas este pelo. El objetivo es que no se critique, ni se juzgue a las que no quieran retirárselo. Que se les respete igual que a los hombres que se lo dejan, pues nadie les cuestiona a ellos el que tengan pelos en sus axilas.


Publicidad