null: nullpx
Belleza

56 es el nuevo 16: íconos sin edad

Lo de hoy es ser un ídolo sin edad. Y hay quienes lo confirman de manera contundente.
23 May 2016 – 2:53 PM EDT

Hace unos días, Lancôme anunció que Isabella Rosellini (63) volvería a ser el rostro de la marca de productos de belleza, a 32 años de su primera incursión como embajadora de la empresa francesa. Rosellini es sólo la última en la serie de mujeres arriba de los sesenta años que se han convertido en la imagen de marcas como L’Oréal (Helen Mirren, 70), Nars / (Charlotte Rampling, 70) y Marc Jacobs Beauty / (Jessica Lange, 66).

Hoy que la juventud se ha convertido en un valor superlativo y que por todas partes circulan noticias acerca de las cirugías, tratamientos, implantes e inyecciones a las que se someten las mujeres —tanto las famosas como las mortales— para detener los estragos del tiempo, es un descanso ver cómo las veteranas ya mencionadas y otras como Jane Fonda (78), Sophia Loren (81), Meryl Streep (66), Emma Thompson (56), Raquel Welch (75), Linda Gray (75), Susan Sarandon (69) y Diane Keaton (70) portan su edad con franqueza y distinción.


No es ningún secreto que las personas que tienen confianza en sí mismas son más atractivas; hay además una sensualidad muy poderosa en una mujer madura que se siente cómoda con sus arrugas y su cuerpo.

Recientemente, la actriz Sarah Paulson ( American Horror Story, 12 Years a Slave) de 41 años declaró que al conocer a su actual pareja, Holland Taylor ( The Practice, Two and a Half Men), 32 años mayor que ella, pensó que era la mujer "más exquisitamente bella que haya visto". Paulson aseguró, además, que lo que distingue a una relación con una persona de mayor edad, de las demás, es cierta intensidad, desafiando con estas declaraciones dos tabús de un sólo golpe: el de la sexualidad y el de la edad.

El no más olvidado demográfico

Si bien es cierto que la industria de la belleza y cuidado personal para mujeres arriba de los 50 representa un buen porcentaje de los 80 mil millones de dólares en ventas anuales que genera el sector en su totalidad, hasta ahora, ese mismo target parecía perfectamente contento comprando lápiz labial y correctores anunciados por niñas menores de edad. O no. Tal vez los fabricantes de los productos de belleza hayan entendido la conveniencia de interesarse por este olvidado demográfico (según la OMS, para 2020, habrá más personas mayores de 65 años que niños menores de 5).

Es posible que 56 sea el nuevo 16, pero 56 no es lo mismo que 76; cada etapa de la piel y del cabello tiene sus necesidades específicas y las mujeres arriba de los 55 están menos obsesionadas que las de 45 con verse más jóvenes. Términos como anti-arrugas, anti-edad, efecto lifting y demás anzuelos no provocan en ellas más que el escepticismo (uno de los beneficios de la edad es saber identificar una promesa vacía a kilómetros de distancia); son conocedoras, exigentes y pudientes (en Estados Unidos las mujeres mayores de 50 años representan un valor neto de 19 millones de billones de dólares según el MassMutual Financial Group). Esto no significa que sigan usando el labial de cuando tenían 30: están dispuestas a probar productos nuevos, siempre y cuando sean adecuados. No quieren lucir más jóvenes; quieren lucir los años que tienen, lo mejor posible.

Ni milagros ni máscaras: la mujer madura busca productos que le permitan seguirse pareciendo a sí misma: productos que hidraten, suavicen y abrillanten. Desde infusiones para labios y ojos como Murad Rapid Collagen Infusion for Lips o Murad Hydro-Dynamic Ultimate Moisture for the Eyes, hasta líneas de hidratación completa creadas especialmente para pieles maduras como Skin Point Eight o Stratum C, líneas de maquillaje como Look Fabulous Forever o Studio 10 y líneas de productos para portar canas sensuales y brillantes como White Hot Hair.

Grow a year bolder, reza uno de los slogans de la campaña de L’Oréal que ostenta la imagen de Helen Mirren, quien asegura en una entrevista publicada por Woman and Home: "No soy una belleza, nunca lo he sido. Pero no me veía mal y me gustaría seguir así".

Que le dejen la "belleza" a la juventud. Lo de hoy es ser un ícono sin edad. O con ella toda.

También ve:


RELACIONADOS:BellezaEstilo de VidaCelebridades

Más contenido de tu interés