null: nullpx
Consejos

5 formas de iluminar tu rostro

Publicado 31 Jul 2014 – 07:00 PM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Tu rostro dice mucho de ti: si estás cansada, si comes bien, si duermes lo suficiente... Y un rostro apagado puede dar incluso la sensación de enfermedad, aunque este no sea el caso. Es fundamental lucir un rostro iluminado y fresco, no solo por apariencia, sino porque así también nos damos cuenta de que estamos bien por dentro y por fuera.

Existen varias formas de iluminar tu rostro ¿Quieres conocerlas?

1. Tónico

Un tónico favorecedor para las pieles cansadas es el de manzanilla. Hazte una infusión de manzanilla, ponla en la nevera, y por la noche, cuando te limpies bien la cara, aplícate el tónico con un algodón y a toquecitos. Déjalo actuar durante 15 minutos y luego lávate la cara. Notarás la diferencia.

2. Elasticidad

Si en vez de cansada necesitas proporcionar elasticidad a tu rostro, pero que a la vez se vea terso, entonces en vez de manzanilla hazte una infusión de cola de caballo y sigue los mismos pasos que con el tónico anterior. 

3. Manchas

Para tratar las manchas tan poco favorecedoras del rostro, hazte con un jabón natural de extracto de regaliz. Lávate bien la cara todas las noches con él, dejándolo unos minutos y luego retíralo con agua fría. Notarás cómo tu piel se limpia poco a poco diciéndole adiós a las manchas.

4. Mascarilla de yogur

Se trata de una mascarilla natural con productos económicos, de los cuales la mayoría encontrarás en casa. Necesitas un yogur natural y sin azúcar, una cucharada de miel, una cucharada de levadura de cerveza y también el zumo de medio limón. Remueve todos los ingredientes muy bien hasta conseguir una mezcla homogénea. Una vez conseguido aplícatelo en el rostro, cuello y escote dejándolo actuar durante 20 minutos (puedes aprovechar mientras para tumbarte y relajarte). Una vez pasado el tiempo, lávate la cara con agua tibia.

5. Mascarilla de naranja

Además de ser un perfecto iluminador, la naranja es antioxidante, por lo que sus beneficios son múltiples. Para hacer tu mascarilla solo necesitas el zumo de una naranja, un poco de leche y piel para formar la pasta. Luego aplícatela como hemos comentado antes y déjala actuar.

Ya no hay motivos para dejar de lucir un rostro luminoso y radiante, pues estas distintas formas de iluminar tu rostro te lo hacen muy fácil.

Reacciona
Comparte