null: nullpx
Bricolage

Buzón económico hecho por ti

Publicado 29 Abr 2014 – 07:00 AM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

¿Tienes algunas tablillas sueltas por casa? ¿Te gusta trabajar con tus manos y crear obras maestras? ¿Quieres que tu buzón sea distinto al de los demás? La verdad es que se pueden realizar maravillas con solo dejar volar tu imaginación. Hoy vamos a darte algunos pasos para que construir tu propio buzón de cartas sin gastar mucho dinero.

Cómo hacer un buzón de cartas

Diseño

Primero dibuja en un papel cómo te gustaría que fuese tu buzón. Elige el tamaño, la longitud y por dónde quieres que se abra. Luego piensa en cómo va a estar decorado y pintado, y qué tipo de techo quieres. Es posible que lo quieras liso, o haciendo inclinaciones de los techos de las casas, o como tu imaginación quiera.

Materiales

Busca por casa restos de chapas y maderas no muy gruesas que te hayan sobrado de otras construcciones. (Si no tienes, compra una chapa). Revisa los restos de pintura que puedas tener por casa y si coinciden con tu diseño o si te gustaría pintar con ellos. Busca dos bisagras, pintura impermeabilizante y brochas.

Construcción

Comienza cortando las chapas a la medida deseada y luego clava las tablas según la forma deseada. Sin son restos pequeños puedes ir haciendo las uniones clavando las tablas unas con otras dándole ya forma al buzón directamente.

A continuación, pinta todo el buzón con impermeabilizante, incluyendo la tabla correspondiente a la parte que se abre que todavía no has colocado. El impermeabilizante es necesario si quieres que el buzón dure bastante tiempo. En caso de que dé igual volver a reemplazarlo pronto, entonces puedes saltar esta etapa.

Cuando, después de al menos un día de secado, el impermeabilizante esté seco, comienza a pintar y a decorar el buzón como quieras. 

Por último, une la puerta con el resto del buzón. Comienza atornillando las bisagras a la puerta, y una vez que las bisagras estén ya fijas las atornillarás también al buzón. Comprueba que se puede abrir bien, que ha quedado como querías, y si no, rectifica los fallos.

Hacer un buzón económico es sencillo. Tampoco se necesitan altos conocimientos en carpintería. Y si además no has conseguido que te queden todas las medidas iguales ¡no pasa nada! Hoy en día también está de moda lo desigual, así lucirás la tendencia (si es que te gusta el resultado final, por supuesto). ¿Te animas a hacer tu buzón económico y original?

Reacciona
Comparte