publicidad
Checa lo que deberías saber antes de retomar tus estudios.

Aventúrate y retoma tus estudios

Aventúrate y retoma tus estudios

La educación para adultos es posible, y hay muchas herramientas y recursos para ayudarte.

Checa lo que deberías saber antes de retomar tus estudios.
Checa lo que deberías saber antes de retomar tus estudios.


Texto: Irina Kenigsberg

publicidad


"¿Cómo voy a volver a la universidad a mis 35 años?", me preguntó una amiga hace ya bastante tiempo. Con su trabajo, hijos y marido, volver al mundo de la educación le parecía una tarea imposible. Sin embargo, su pasión y ganas de superarse hicieron que hoy se encuentre completando la carrera de enfermería. Tú también puedes hacerlo. Checa estos consejos y datos útiles.

¿Cómo pagarlo? 

¿Puedes permitirte volver a estudiar o se trata de un lujo? El sitio de Ayuda Federal para Estudiantes de EEUU trae buenas noticias: no hay límite de edad para recibir asistencia económica y la aplicación es gratuita. ¡Genial! Además, proporcionan información importante:

Hay tres categorías de ayuda: becas (el dinero no se devuelve), trabajo-estudio (dinero ganado con un trabajo en el campus o cerca, mientras estudias) y préstamos (debe devolverse con intereses).

Fechas clave: las aplicaciones para recibir ayuda deben enviarse desde el 1° de enero, hasta el 30 de junio de cada año. ¡No lo dejes para último momento!

También aconsejan otros modos de reducir tus costos universitarios:

Becas de la institución que elijas para estudiar. Más allá de las ayudas federales, investiga qué opciones te brinda la universidad.

Exención tributaria. Lee la publicación 970 del Servicio de Impuestos Internos (IRS) para averiguar cómo beneficiarte del crédito fiscal sobre los ingresos. 

Tu empleador. Pregunta en tu empresa si existe un programa de ayuda para la educación.

Universidad comunitaria. El costo puede ser más bajo que en las universidades con programas de cuatro años, especialmente para aquellos estudiantes que pertenecen al estado donde se encuentra la institución.  

Estudios ‘part-time’. Esta opción podría ser ideal para ti: cuesta menos y te permite tener tiempo para tu familia y trabajo. 

Encuentra el equilibrio

Desde el sitio de la Universidad de Wisconsin se ofrecen algunas claves para lograr incorporar los estudios en tu vida, sin descuidar a tu familia y el resto de tus obligaciones.

Revisa tu agenda. Piensa cuál sería el mejor momento para estudiar, por ejemplo de noche cuando todos duermen o durante el almuerzo en el trabajo. Asígnate horarios (siendo realista) y, ¡cúmplelos! 

Incluye a tu familia. ¿Por qué no estudiar a la par de tus niños? Pueden pautar un rato cada día en el cual juntarse a trabajar en silencio en sus respectivas tareas.

Busca apoyo. Nunca está de más pedirle a un familiar o a una amiga que cuide a tus niños un rato, para poder concentrarte. Si puedes planificarlo antes de retomar los estudios, mejor todavía. 

Sé flexible. Si bien deberías intentar cumplir los horarios que hayas elegido, siempre pueden surgir imprevistos, como que tu ‘babysitter’ de confianza te cancele a último minuto. ¡No te desanimes! Adáptate a las situaciones y sigue adelante. 

publicidad


Carreras para ejercer al aire libre
publicidad
publicidad
A través de su cuenta de Twitter, Julián Gil reveló el resultado de la prueba de paternidad que se realizó el pasado 4 de enero, y se mostró feliz de que por fin se acaben tantas especulaciones.
Los menores procedentes de 17 países participaron en la ceremonia, cuya asistencia para ellos no es obligatoria, realizada en el Parque Nacional Biscayne en Homestead.
Doña Eva Mange apagó las velitas de su pastel de cumpleaños número 100, y llena de vida nos confesó quién es su nieta favorita, ¡y hasta nos cantó!
Christina Hurt dijo en corte que cuando salió de la residencia ubicada en Homestead para botar la basura su hija, de 10 años, intentó bañar al bebé, de 1 año, y su hijo, de 4 años, subió la temperatura del agua. La mujer agregó que no llevó al menor a un hospital por miedo a perder la custodia de sus niños.
publicidad