null: nullpx
Entretenimiento

Por qué 'El anillo' de JLo es machista (y mucho) y no un canto al empoderamiento de la mujer

La 'Diva del Bronx' aseguró que su nueva canción pretende ser inspiradora para la mujer, pero su letra reproduce un estereotipo de relación amorosa que insiste en la dependencia con respecto al hombre.
30 Abr 2018 – 7:05 PM EDT

Al lanzar su último sencillo ‘El anillo’, Jennifer López explicó que esa canción y otra que lanzará próximamente se hacían eco de los reclamos de cambio y de empoderamiento de las mujeres, que imperaban en este momento histórico.

Pero una mirada detenida de la melodía revela que está lejos de ser un manifiesto feminista y de recoger el espíritu transformador del movimiento #MeToo, esa oleada de protestas contra el acoso sexual que empezó en las redes sociales y que ha sacudido a la industria del entretenimiento en Estados Unidos. Por el contrario, el pegajoso ritmo está plagado de imágenes anticuadas y cuestionadas por el movimiento feminista porque proponen a las mujeres un rol estrecho para alcanzar la felicidad: teniendo un macho proveedor al lado y un anillo en el dedo.


¿Más cerca la boda? Jennifer López y Alex Rodríguez 'pasean' por joyerías de Miami

Loading
Cargando galería

No, ni la canción, ni Jennifer asumen una mirada crítica de los roles de la mujer como propuso hace décadas la feminista Betty Friedan en su libro ‘La mística de la feminidad’, cuando analizó la situación de las mujeres y su decisión de volver a esquemas sociales viejos.

Desde el inicio, la canción compuesta por Andrés Castro, Edgar Barrera, Jesús Herrera, conocido como ‘DalePlay’ y Óscar Hernández (todos hombres) y el propio video de JLo echan mano del imaginario de reinas y princesas que han combatido las mujeres para adelantarse en la sociedad y para derivar el techo de cristal, que les impide alcanzar la igualdad económica en el trabajo.

“Me tratas como una princesa y me das lo que pido. Tú tienes el bate y la fuerza que yo necesito. Cuando estamos solos te juro no me falta nada. Te pongo un 13 de 10 cuando estamos en la cama”, dice la primera estrofa de la canción, que estrenó la semana pasada.

De la imagen de la princesa perfecta, la canción se mueve a la vida en pareja clásica. Entre el segundo y tercer estribillo, reitera esa visión de dependencia al hombre y de la necesidad de un anillo para otorgarle a la relación un aire de legitimidad: “Tú me has dado tanto que he estado pensando. Ya lo tengo todo. Pero... ¿y el anillo pa' cuando?”. La pregunta sobre la sortija retumba a lo largo de la canción en doce ocasiones.

Ya casi al final del número, una estrofa parece reconocer el ‘derecho’ de la mujer a exigir un anillo para que el hombre continúe con sus privilegios sexuales: “Cuando muevo mi cuerpo. El tuyo se alborota. Las mujeres sabemos lo que nos toca. Si quieren todo eso. Que nos pongan la roca”.


Pese a que la cantante y actriz dijo que trató de insertar la canción ‘El anillo’ en ese diálogo que está cuestionando el machismo y el papel de la mujer en la sociedad, lo cierto es que la melodía refuerza la idea del matrimonio tradicional, una institución que las feministas han atacado porque la ven como el centro de un sistema de valores que continúa oprimiendo a las mujeres. A lo largo de la historia, muchas mujeres exitosas como Simone de Beavoir, Hannah Arendt, Gloria Steinem o Sor Juan Inés de la Cruz han reclamado su derecho a no casarse o a juntarse con sus parejas en ceremonias o acuerdos que reflejen una visión más igualitaria de la vida en común.

La canción tampoco hace referencia abierta a los aires contestarios o de la lucha que libran las mujeres actualmente denunciando el acoso sexual o exigiendo igual paga por igual trabajo como lo han hecho Jennifer Lawrence, Patricia Arquette y Emma Watson, por mencionar algunas. Queda por verse si la próxima canción de la 'Diva del Bronx' abordará el asunto del dinero se mueve en una dirección crítica.

El lanzamiento de la canción ha generado diversas especulaciones. La cantante negó fuera una indirecta dirigida a su novio, el expelotero A-Rod, a quienes los rumores de matrimonio los han perseguido desde que trascendió su relación. Eso sí, Jennifer ha reconocido que cree en el matrimonio (se ha casado tres veces) y que su relación con su 'macho bello' va a todo vapor y a su propio ritmo. Aseguró que no presiona a Alex para le dé el anillo como dice la canción.

Hubo otro intento


Esta no es la primera vez que Jennifer incursiona en la complicada lucha de los géneros. Hace dos años, la intérprete de ‘Let's Get Loud’ lanzó un sencillo que inicialmente recibió halagos porque promovía ideales feministas. Pero con el paso de los días surgieron detractoras de la canción ‘Ain’t Your Mama , quienes tildaron la canción y el vídeo como intento fallido por reinvindicar la causa de las mujeres porque lanzaba algunas críticas superficiales a la situación de la mujer, pero no atendía el problema de fondo que era la inequidad entre los géneros.


Más contenido de tu interés