Entretenimiento

Reverendo invita a orar para que Dios bendiga al príncipe George con el amor de un "apuesto caballero"

A juicio del reverendo Kelvin Holdsworth, si el primogénito del duque de Cambridge contrajera matrimonio con otro hombre sería un revulsivo hacia la normalización de las bodas entre personas del mismo sexo.
1 Dic 2017 – 3:14 PM EST

El ministro anglicano Kelvin Holdsworth ha causado revuelo este viernes al trascender públicamente su invitación a los religiosos para que le pidan a Dios que el príncipe George, nieto de la fenecida Lady Diana, sea gay.

"Pídanle a Dios que bendiga al príncipe George, cuando crezca, con el amor de un apuesto caballero", publicó el pastor Holdsworth en un blog, cuyo contenido ha resonado a nivel mundial en las pasadas horas. La necesidad de una boda gay en la Casa Real británica, sumado al furor que despertaría, es visto por el religioso como la llave que abriría las puertas de la igualdad para todas las personas que anhelan casarse con alguien del mismo sexo, por la iglesia, y que actualmente lo tienen prohibido.

Así han sido los tristes 20 primeros días de escuela del príncipe George 😞

Loading
Cargando galería

El príncipe George apenas tiene cuatro años y es el tercero en la línea de sucesión, precedido por su padre, el príncipe William y su abuelo, Carlos. Según Holdsworth, así sea necesario esperar 25 años para que ocurra, solo una boda gay, que genere tanta expectativa como las de los herederos a la Corona británica, sería capaz de derribar el muro de intolerancia que tradicionalmente ha limitado el derecho a la igualdad de los miembros de la comunidad LGBT (Lésbica, Gay, Bisexual y Transexual).

Sus declaraciones han generado mayor controversia porque surgieron a solo tres días de que se anunciara el compromiso del tío del príncipe George, Harry, con la actriz estadounidense Meghan Markle. Estos se casarán durante la primavera del año próximo en la capilla San Jorge, que ubica en el castillo de Windsor, al oeste de Londres.

Markle es divorciada y gracias a una reforma de 2002 la Iglesia Anglicana le permitirá casarse, pues queda a discreción del sacerdote evaluar las circunstancias y, en "casos excepcionales", aprobar el matrimonio con la bendición de Dios.

Sin embargo, la institución religiosa se mantiene firme en su prohibición a los matrimonios entre personas del mismo sexo. La Casa Real británica no ha reaccionado públicamente a la petición del ministro Holdsworth, pero quien sí le salió al paso fue el reverendo retirado Gavin Ashenden. Este señaló que si por algo hay que rezar es "para que el príncipe George sea feliz... y cumpla con sus obligaciones, que son casarse y tener hijos".