Entretenimiento

"Me arrepiento de todo lo que hice": la vida de película del exreggaetonero Héctor 'El Father'

De vivir entre el caos, armas, sangre, infidelidad, “maleanteo” y depresión, el ahora predicador Héctor Delgado comparte los momentos más impactantes de su vida en la cinta 'Conocerás la verdad'.
14 Mar 2018 – 1:13 PM EDT

Era el reggaetonero de 'la torta': donde Héctor 'El Father' se presentara, su audiencia estaba segura de que volarían desde el escenario algunos dólares, pues por eso, entre otras extravagancias, se destacaba este artista a quien su creador, Héctor Delgado, decidió dar muerte hace poco más de 10 años por motivos que quedarán más que claros desde el 22 de marzo, cuando a través de la película 'Conocerás la verdad', el público será testigo del infierno en que vivía el excompañero musical de Tito, 'El Bambino'.

El filme, cuya producción se extendió por más de cuatro años, está enfocado en su vida y por eso Tito 'El Bambino' no saldrá, aunque otros estrellas del género urbano, como Wisin y Daddy Yankee sí tienen una participación especial. Héctor Delgado, hoy de 39 años y transformado en ministro evangélico, ha reiterado que ve este esfuerzo como una herramienta para combatir el daño que durante años le hizo a la juventud, "infectándolos con la música que yo canté... Yo no sabía que estaba enviando jóvenes a la perdición con mi música".

Le cantaban al sexo en el reggaetón y lo dejaron todo por Jesucristo

Loading
Cargando galería

Héctor Delgado comenzó a experimentar con el género urbano desde que era adolescente. Junto a Efraín David Fines, nombre real de 'Tito, El Bambino', unió talento, creatividad y fuerzas para conquistar la fama desde el 1998 hasta el 2004. "Dejamos que la competencia destruyera una relación tan preciosa", lamentó el pasado lunes, en entrevista con el 'youtuber' Maiky Backstage, al abordar la separación del dúo que catapultó la carrera de ambos.

Está consciente de que en aquél momento, hubo quien pensó que Héctor 'El Father' no sobreviviría como solista. "No soy el más que canta ni el más que entona, soy el más que sabe de esto", solía repetir en cada presentación. Admitió que tuvo que desarrollar estrategias para capturar al público, porque " no tenía la voz de Divino ni era 'good looking' como Yandel". Entonces, además de llegar a todos sus eventos con un "combete" (grupo) de más de 100 personas, la mayoría motoristas, comenzó a regalar dinero. En cada uno de sus ahows, contaba con entre 1,000 y 1,500 dólares para lanzarlos al público, que lo respaldaba completamente.

Su carrera se fortaleció aún más cuando sacó el espacio para dedicarse a la producción. El éxito de su gestión se evidencia en gran medida con el desarrollo de talentos como William Omar Landrón, mejor conocido como 'Don Omar', quien se inició como corista del dúo de Héctor y Tito y luego, bajo la tutela de Héctor Delgado, se coronó como el rey del reggaeton.

Don Omar se va, pero nos deja este legado que marcó una época de reggaetón

Loading
Cargando galería

El único problema de toda su vida de éxitos, según reiteró en los pasados días, era su infelicidad. Lo tenía todo y aún así, en al menos 15 ocasiones intentó quitarse la vida, según confesó al periódico puertorriqueño Primera Hora. "Héctor 'El Father' lo había tenido todo, lo había logrado todo y se sentía un infeliz", confesó.

Esa etapa tenebrosa de su vida como celebridad es que la expuso en 'Conocerás la verdad', una película que confesó se le hizo difícil protagonizar: "Me arrepiento de todo lo que hice". Inicialmente lo interpretaría el artista urbano Farruko, pero por razones de agenda no se concretó la colaboración. Además, dijo Delgado, "Farruko podía hablar de la película, pero no podía hablar de Dios". Pero, el cambio no fue tan fácil. Estuvo a punto de cancelarlo todo cuando en la grabación de una escena "yo entraba con unas jóvenes a un cuarto como, que venía de la discoteca. De momento una de las jóvenes trató de bajarme la mano a los glúteos y yo por poco suspendo la película".

Sus problemas con la ley

Durante su carrera, el hoy ministro estuvo frecuentemente involucrado en controversias con la ley. En el 2008, precisamente el año en el que se volvió fanático de Jesucristo, le sometieron cargos por tentativa de asesinato y violación a la Ley de Armas junto a su hermano, Joel Delgado y tres de sus guardaespaldas, por supuestamente haber iniciado un tiroteo en una gasolinera en Puerto Rico.

Eventualmente no hallaron causa para arresto y el caso fue archivado. Los testigos en su contra no se presentaron al tribunal. Dos de los guardaespaldas involucrados, Johan Ojeda Salinas, de 22 años, y Llovet Quiñones Ayala, fueron asesinados posteriormente. "Yo no sabía que yo estaba sembrando algo que un día iba a cosechar, que lo coseché, porque yo muchas veces dije vamos a matarnos, pero llegaron a matar amigos míos que era mis hermanos… Eso me alcanzó", dijo el intérprete de ' Sácala' (2005) y ' Voy subiendo' (2007), un tema en el que proclama: " yo soy el maleante, el que todos me persiguen. Muchos quieren verme muerto, pocos los que sobreviven. Si me quieren muerto ven aquí busca mi cuerpo, solo tienes un intento para llegar a mi entierro".

Su transformación, dejarlo todo, hasta su nombre artístico, por predicar el Evangelio, lo defiende con pasión. "Yo cambié tal vez 20 años de fama, de poder, de discotecas, de premios, por una eternidad". Además de la paz, recuperó a su familia. "Yo pensaba que nunca iba a ser fiel", confesó, pero ya van "diez años amando a la misma mujer, cada día amándola más". Con Jennifer Carrasquillo procreó a Héctor Joel, de 17 años, y a Johenielys Delgado, de ocho. También es padre de Jénesis Delgado, de 16 años, fruto de otra relación.

El reggaeton no es de Dios

Así como lo hizo en el mundo de la música, Héctor Delgado quiere liderar una vez más a sus excolegas del reggaeton, pero ahora hacia una vida plena. "Me le quiero meter a todo el mundo por dentro, para que choquen con la verdad con la que yo choqué. Yo oro (rezo) para que con esa verdad choque Bad Bunny, choque Yankee, choquen todos, y que un día puedan glorificar al Cristo que yo glorifico".

A pesar de que en los inicios de su conversión experimentó con "reggaeton cristiano", ahora lo ha descartado por completo porque "la Biblia dice que todo cántico debe ser espiritual" y eso no alimenta el espíritu. Su mayor satisfacción no es el aplauso ni los premios. "Yo he visto sordos escuchar, yo he visto gente ser sanada de cáncer, hace un tiempo atrás una mujer fue a un culto donde se pasó llorando porque tenía que hacerse un raspe un lunes porque el doctor le dijo que el niño que tenía en la barriga estaba muerto (...) oramos por ella" y pudo tener al bebé, contó Delgado.

Desde su conversión y su carrera como ministro, alegó el cantante que le han ofrecido millones de dólares por presentaciones en Colombia y Venezuela. Su respuesta siempre es no.

Publicidad