Entretenimiento

La princesa infeliz: Lady Diana 20 años después de su muerte

En el vigésimo aniversario de la muerte de Lady Diana, recordamos lo que la hizo tan especial para sus hijos y quienes la siguen, además de los momentos que marcaron su vida.
31 Ago 2017 – 10:31 PM EDT

Diana Frances Spencer nació el primero de julio de 1961, en el seno de una familia de sangre azul. Sus padres fueron Edward John Spencer, el noveno conde de la dinastía Spencer, y su madre fue Frances Burke Roche, quien murió en el 2004.

El día que llegó al mundo Diana, no fue lo que imaginaban sus padres, que ya tenían dos niñas y habían perdido a un niño a menos de diez horas de nacido. Esperaban a un heredero y llegó ella aquella jornada de verano tras un parto en el primer piso de Park House, una mansión situada al este de la ciudad de Londres, la cual es hoy en día un hotel para personas con discapacidad.

Las fotos nunca vistas de Lady Di en un paseo de cacería

Loading
Cargando galería


Seis años más tarde, la madre de Lady Di se iba de la casa y poco tiempo después contraía matrimonio con Peter Shand Kydd, un rico heredero con el que estuvo casada durante 21 años. Así encontró la felicidad, aunque supuso perder la custodia de sus cuatro hijos, que quedaron bajo el amparo del conde.

En 1975, cuando Di -como le gustaba que le llamaran- tenía un poco más de 13 años, se fueron a vivir a una de las casas más elegantes de Inglaterra. Esa propiedad, conocida como Althorp, tiene la extensión de Manhattan y cuenta con una vivienda de más de 100 habitaciones. Sería Charles Spencer, el hermano menor de Diana y el ansiado hijo varón que tanto anhelaba el conde, quien heredaría esa hacienda.

En esa gigantesca vivienda, la tímida Diana pasó su juventud disfrutando del baile, las fiestas en la piscina y tocando el piano.

Lady Diana conoció al príncipe Carlos cuando él fue a visitar a su hermana mayor, Sarah, con la que el heredero del trono inglés tuvo una corta relación. El nombre de Di —quien admiraba entonces al príncipe— surgió en el palacio de Buckingham cuando al príncipe le llegó la hora de casarse. Su abuela, la difunta reina Isabel (madre de Isabel II), pensó que la joven Spencer era la candidata perfecta para emparejarse con Carlos. No se equivocó, seis meses más tarde se comprometieron.

La prensa buscaba a toda costa una foto de la bella joven y la perseguían por todos lados. Luego de salir una docena de veces, el hijo de la reina de Inglaterra le propuso matrimonio.

Diana llevaba un traje azul que combinaba con el zafiro de 18 kilates y Carlos vestía una chaqueta gris y camisa azul, cuando le anunciaron al mundo, el 24 de febrero de 1981, que el futuro heredero ya había encontrado a su reina.

Tras la noticia y en una entrevista oficial, surgió la sencilla pregunta, ¿están enamorados?, Diana respondió rápidamente con un “¡claro que sí!”, mientras que el príncipe respondió: “Lo que sea que el amor significa”.

Datos que no te imaginabas del vestido de bodas de Lady Di

Loading
Cargando galería


El 29 de julio de 1981, Lady Di llegaba a la catedral de San Pablo, en Londres , en uno de los vestidos de novia más impactantes de todos los tiempos.

La joven de tan solo 20 años lució un traje hecho en tafeta color marfil que tenía una cola de 25 pies de largo creada por los diseñadores David y Elizabeth Emmanuel.

Diana Frances Spencer se convertía ese día en la princesa de Gales y millones de personas en todo el mundo veían la boda —entonces calificada como la boda del siglo—, donde no faltó la amante de Carlos, Camila Parker Bowles.

Ni en su boda, ni en su funeral, Lady Di pudo escapar de la sombra de Camila

Loading
Cargando galería

Luego de la imponente boda, la pareja del momento se fue de luna de miel en un crucero por el mediterráneo durante dos semanas.

Meses después Diana ya estaba embarazada y el 21 de junio de 1982 salía del hospital St.Mary con el príncipe William en sus brazos, el segundo en la línea de sucesión a la Corona británica.

Después de dar a luz, Lady Di viajó junto al príncipe de Gales a Nueva Zelanda y Australia, además de hacer viajes en solitario. Dos años más tarde, nació el príncipe Harry, y ahí comenzó a hacerse palpable la crisis matrimonial.

La princesa Diana y sus embarazos

Loading
Cargando galería


Pese a los escándalos, Diana intentaba que sus hijos tuvieran una vida lo más normal posible, pero los rumores de una separación se hacían más latentes. Para 1992, un libro de Andrew Morton, ‘Diana: Her True Story’, alimentaba la teoría de que el príncipe tenía una relación extramarital con una amiga.

Para ese mismo año, los príncipes anunciaban su separación, aunque continuaron con sus obligaciones reales.

El 28 de agosto de 1994, en un documental de Jonathan Dimbleby, Carlos confirmaba los rumores: durante su matrimonio había tenido una relación con la que hoy es su esposa, Camila Parker, la duquesa de Cornualles.

“Sí (fui infiel), cuando quedó claro que el matrimonio se había roto irremediablemente”, dijo el príncipe en la entrevista.

Diana, que pasó a ser la 'princesa del pueblo', le daba su versión de la historia al periodista de la BBC, Martin Bashir. Fue en televisión que confesó que había padecido de depresión posparto y de bulimia, entre otras cosas.

“Éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco lleno de gente”, le confirmaba Lady Diana a Bashir.

El 29 de febrero de 1996 la pareja se divorció oficialmente y la princesa prestó su imagen a diferentes organizaciones humanitarias, además de aparecer en múltiples actos públicos.

Lady Di: los hombres que la amaron y los que no

Loading
Cargando galería


Luego de separarse del príncipe Carlos, la madre de William y Harry tuvo una relación con el cardiólogo Hasnat Khan durante dos años. Luego su corazón fue para el millonario de origen egipcio Dodi Al-Fayed, con el que vivió un romance durante su último verano, el de 1997.

El padre de Dodi, Mohamed Al-Fayed, invitó a la princesa y a su hijo a pasar tiempo en su yate al sur de Francia. El hombre de 42 años acababa de terminar su compromiso con la modelo Kelly Fisher.

La pareja convivió durante varias semanas, hasta que la tragedia acabó con todo la noche del 31 de agosto de 1997. Lady Di tenía previsto regresar pronto a Londres para ver a sus hijos cuando una noche romántica en París terminó con un accidente mortal en el puente del Almá.

Poco después de la medianoche, Diana fue llevada a un hospital en París y durante dos horas intentaron revivirla, pero estaba muy herida y a las tres de la mañana fue declarada muerta. Solo tenía 36 años y el accidente había ocurrido lejos de su familia y de su hogar.

Sus hijos se encontraban con Carlos en el castillo de Balmoral en Escocia y la noticia corrió como pólvora por el mundo. El primer ministro de Reino Unido, Tony Blair, se pronunciaba horas después y le envíaba sus condolencias a la familia tras la pérdida de la 'princesa del pueblo'.


Horas después de su fallecimiento, el príncipe viajaba a París a buscar el cuerpo de su exesposa, que posteriormente fue llevado de vuelta a Londres. El 6 de septiembre más de dos millones de personas le dieron su último adiós, mientras una carta escrita por sus hijos posaba entre flores, en el féretro hecho de hierro.

A 16 años de haberse convertido en princesa, quien podría haber sido la futura reina de Inglaterra, murió luego de buscar durante toda su vida la felicidad.

Los restos de Lady Diana reposan en una isla en medio del lago Oval en los terrenos de Althorp y a 20 años de su muerte la gente la recuerda por sus actos de caridad, su faceta como madre y sus escándalos.