null: nullpx
Entretenimiento

El grave error que cometió Carmen Batiz en Nuestra Belleza Latina

La puertorriqueña de 53 años es la que más experiencia tiene, pero el pasado domingo quedó sentenciada a eliminación con la mexicana Vanessa Romo, de 23 años, aunque ninguna de las dos fue la que peor lució en el reto semanal. ¿Por qué la mexicana Elvira Reyes, que sí falló, quedó salvada? Un ligero repaso del show permite comprenderlo.
30 Oct 2018 – 3:54 PM EDT

Con 53 años, la ex reina de belleza puertorriqueña Carmen Batiz no solo supera en edad al resto de sus rivales en Nuestra Belleza Latina 2018; también es es la que cuenta con mayor experiencia en los medios de comunicación y en programas como éstos, lo que de muy poco le sirvió este domingo, cuando quedó sentenciada para abandonar la competencia junto a la mexicana Vanessa Romo, de 23 años.

A través de las redes sociales le han dicho de todo. Hay quienes le expresan su apoyo total y también otros que la tachan de prepotente, sin tomar en cuenta todos los elementos que llevaron a que hoy día, Batiz y Romo se disputen los votos del público para poder permanecer en el show.


¿Puede una empresaria de 53 años ganar Nuestra Belleza Latina? La audiencia responde en redes al desafío de romper estereotipos

Loading
Cargando galería

Cuando la presidenta del jurado, Giselle Blondet, mencionó los nombres de las tres nominadas a eliminación, dejó muy claro que para escogerlas, solo tomaron en cuenta el desempeño de las participantes en el reto semanal. "No nos vamos a basar en la convivencia, porque si fuera por el drama tendríamos que nominar a más de tres", dijo.

Drama no falta en la mansión donde conviven las aspirantes a la corona de Nuestra Belleza Latina 2018. Y curiosamente, la semana pasada, Carmen Batiz se convirtió, sin querer o no, en la protagonista de una historia de tensión que comenzó con un supuesto comentario en su contra, siguió con quejas de que había dejado de hacer café para todas las chicas y alcanzó su punto culminante frente a cientos de miles de televidentes que el pasado domingo fueron testigos de cómo la puertorriqueña quedó sentenciada a perder su sueño.

Durante la transmisión del programa nunca se vio que alguien hablara mal de Carmen Batiz. Pero en uno de los primeros videos que muestran la convivencia en la mansión, se vio a la exreportera del tiempo en Puerto Rico conversando con sus compañeras, a las que les aclaró que no mintió cuando dijo que tenía dolor. "Vamos a empezar por decir que no es un 'show'. No me lo estaba inventando. tengo una tendonitis y estoy bien lenta porque me inyectaron y no me siento bien. Me parece muy prematuro y muy incorrecto hacer juicios de alguien, si ustedes no me conocen... Hablan que yo estaba haciendo un 'show'". Contrario a otras polémicas, en esta nunca se aclaró quién había insinuado que la exreina de belleza estaba mintiendo.


La mujer de 53 vs. la modelo plus-size: el público deberá elegir entre Carmen y Vanessa

Loading
Cargando galería

A lo que sí se le dio paso fue a una discusión sobre la convivencia y cómo todas notaron un cambio radical en la conducta de Carmen Batiz. Según el relato de la venezolana Migbelis Castellanos, antes, la puertorriqueña hacía café para todas. "Esta mañana, todas nos levantamos, fuimos a buscar café en la cafetera y no había porque Carmen hizo café y preparó dos tazas nada más de café. Eso no pasaba antes", lamentó.

Para Carmen Batiz, quien tiene su propia empresa de limpieza de oficinas, que sus compañeras no entendieran que se sentía adolorida y en vez se pusieran a especular sobre sus motivos para no hacer café para todo el mundo, le pareció que se trataba de "niñerías". En medio de toda esa discusión, salió a relucir que había expresado que allí adentro no tenía amistades. "Yo no vine aquí a buscar amigas... yo no puedo decir que ustedes son mis amigas, si yo no las conozco". Se refería a que en tres semanas y en medio de una competencia como en la que se encuentran, es imposible estar pensando en que son amigas de toda la vida. Y ese fue su gran error.

Porque si bien quienes compiten en Nuestra Belleza Latina tienen que demostrar su talento, no se puede desestimar el poder que cada una de las chicas puede tener, en cualquier momento, para salvar a su compañera, como pasó el domingo.

El jurado, representado por la presidenta Giselle Blondet, decidió que solo evaluarían el desempeño en el reto semanal para sentenciar a eliminación. Viendo el reto, claramente quedó expuesto que la peor que lo hizo fue la mexicana Elvira Reyes, de 23 años.


Reyes, la hondureña Yaritza Owen, Carmen Batiz y Vanessa Romo formaron el equipo negro y tenían que desempeñar una función específica a fin de presentar un reportaje que mostrara las prácticas más seguras para disfrutar Halloween.

Elvira Reyes, quien fungió como la reportera, representó un dolor de cabeza para el equipo. Tenía que entrevistar a un oficial, de apellido Zabaleta, y no había forma de que pudiera identificarlo bien. Tampoco podía expresarse con fluidez a la hora de entrevistar al hombre, a quien en al menos dos ocasiones le dijo que tenía que hacerle "unas pocas de preguntas", contrario a lo que sus compañeras ya le habían dicho que mencionara.

Para Elvira fue frustrante. "No tengo experiencia y quiero aprender, pero a la misma vez me dolió", dijo sobre la actitud de sus compañeras, en especial Carmen Batiz, quien en su papel de productora, aseguró que en una situación como esa, en la vida real, si alguien se equivocaba tanto, "hay que sacar al talento, hay que cambiarlo".

Vanessa Romo le hizo frente a Carmen Batiz: "Necesitamos que tengas una mejor actitud, por favor. Estamos tratando de ser un equipo". Sin embargo, por su experiencia en los medios, a la puertorriqueña se le hacía muy difícil bajar la guardia. Tenían un plazo para entregar la producción y de eso dependía que quedaran nominadas o no.


Lo que tanto temía, pasó. El paquete que presentó el equipo negro no satisfizo las expectativas de los jueces y por eso, tres de las cuatro integrantes de ese mini equipo, quedaron nominadas. Una de ellas podía ser salvada por el resto de las participantes en la competencia. Irónicamente, la salvada por las demás fue Elvira Reyes.

Lo consiguió gracias a los lazos de amistad que ha ido estableciendo con el resto de las participantes; precisamente los que Carmen Batiz ha confesado no tener.

Si el próximo domingo, finalmente el público la salva, la puertorriqueña tendrá que hacer un ajuste en su estrategia si quiere llegar a la final.

Más contenido de tu interés