null: nullpx
Evergreen

Hay un juego de mesa que ningún miembro de la realeza puede jugar (ni siquiera los niños)

Publicado 1 Jun 2020 – 09:41 AM EDT | Actualizado 1 Jun 2020 – 09:41 AM EDT
Reacciona
Comparte

Ser miembro de la realeza va más allá de tener un guardarropa envidiable, historias de amor al estilo un cuento de hadas, viajes por el mundo y comodidades 24/7.

No todo es miel sobre hojuelas, puesto que también tienen responsabilidades, obligaciones y reglas estrictas que deben seguir.

La Corona británica tiene un protocolo que abarca desde la vestimenta —especialmente en las mujeres—, hasta las formas de entretenimiento como los juegos de mesa.

De acuerdo con su estricto protocolo, la familia real tiene prohibido jugar Monopoly debido a que este juego suele salirse de control entre los integrantes de la Corona.

Dicha información se dio a conocer en diciembre de 2008, cuando el príncipe Andrew visitó la recién renovada sede de Albion Street de Leeds Building Society, una de las empresas de hipotecas y ahorros más prestigiosa del mundo.

Como bienvenida y recuerdo de su visita, la financiera le obsequió el famoso juego de mesa; no obstante, el monarca tuvo que rechazarlo:

quote:No tenemos permitido jugar Monopoly en casa.

El duque de York explicó que su familia tienen prohibido jugar Monopoly, debido a que fácilmente se vuelve un vicio.

Asimismo, indicó que el juego suele causar discusiones entre los royals, porque la competencia se convierte en algo cruel.

Por el momento no sabemos si los más pequeños de la familia, como el príncipe George o la princesa Charlotte han tenido la oportunidad de jugar al Monopoly, pero es muy probable que no, pues los niños de la monarquía también tienen un estricto protocolo.

¿Acaso lo podrán jugar cuando la reina Isabel ll no está presente?

Por lo mientras, los hijos de los duques de Cambridge han encontrado otras formas de entretenimiento.

Recientemente, William y Kate confesaron que sus hijos pasan su tiempo realizando tareas escolares a distancia, debido a la situación de la contingencia que se vive hoy en día.

Sin duda, es una de las prohibiciones más raras que tiene que cumplir la realeza británica. ¿Qué otras reglas tendrán que seguir?

No te vayas, quédate a leer más:

Reacciona
Comparte