null: nullpx
Directores

Guillermo del Toro apuesta a la nueva generación de cineastas mexicanos con una jugosa beca

Publicado 13 Mar 2018 – 04:20 PM EDT | Actualizado 23 Mar 2018 – 11:47 AM EDT
Reacciona
Comparte

Esta semana Guillermo del Toro estuvo presente en la 33ª edición del Festival de Cine de Guadalajara, un regreso a su ciudad natal y al festival que él mismo ayudó a fundar.

Una aparición que ya estaba prevista con bastante antelación y que en circunstancias regulares hubiera sido de todas maneras un gran acontecimiento, pero mucho más ahora que llega como ganador del Oscar a mejor director y mejor película, como la estrella de cine mundial del momento.

La clase de Del Toro

Según informó Variety, estaba prevista su aparición en el festival acompañada de una clase magistral sobre La forma del agua.

El interés del público en su conferencia probó ser mucho mayor de lo pensado, y en media hora hubo 30.000 solicitudes para asistir a la charla. Del Toro aceptó entonces dar una segunda charla para la gente que quedó afuera, y cuando esa segunda también quedó repleta, agregó una tercera.

Una de sus clases se realizó en un auditorio repleto con más de 9000 jóvenes en el público; las tres se proyectaron en las cabinas del festival y en una pantalla gigante en las afueras del edificio. «Los últimos cinco años fueron duros para mí» reveló el director en la parte más personal de la charla.

«Creo que era importante para mí crear La forma del agua. Necesitaba esperanza, quería luz y color y saber que podría haber belleza por encima de todo. Necesitaba una película que ayudara a mi alma».

También hubo lugar para el humor.

«En toda relación hay un momento en que uno de los dos se comerá al gato» dijo metafóricamente, en referencia a una de las escenas de La forma del agua. «Cuando más pronto te comas el gato, más real será la relación».

Una sala y una beca

Tras su aparición en el festival, los organizadores presentaron una nueva sala de cine en la ciudad que llevaría el nombre de Guillermo del Toro,

Además, se anunció una suculenta beca en nombre del director para estimular la creación cinematográfica.

La beca será otorgada anualmente en el Festival de Cine de Guadalajara, y los ganadores podrán continuar sus estudios y su realización cinematográfica contando con una ayuda económica de hasta $60.000 dólares, lo que sin dudas dará un gran impulso a los talentos jóvenes y al cine mexicano en general.

Es evidente que el impacto que ha generado Guillermo del Toro en el cine mexicano va más allá de sus logros artísticos, lo que puede ser su influencia creativa o sus numerosos y prestigiosos premios.

El director se ha caracterizado a lo largo de los años por una serie de gestos y esfuerzos concretos de este tipo, orientados a impulsar la industria cinematográfica desde su destacada posición como uno de los directores mexicanos más importantes y exitosos internacionalmente, junto a sus cuates Alfonso Cuarón y Alejandro G. Iñárritu, que lo precedieron como ganadores del Oscar en años recientes.

Es una actitud que encaja con esa imagen pública que se ha ganado del Toro y que le ha valido el particular aprecio de muchos fans, de un creador de espíritu altruista y colaborativo, siempre apasionado e interesado en descubrir y celebrar el talento ajeno, y reconocer sus inspiraciones como elementos esenciales de su propio arte (razón por la que suenan todavía más injustas las acusaciones de plagio a La forma del agua, pese a que, en efecto, no es la más original y distintiva de sus películas).

Reacciona
Comparte