null: nullpx
Diane Keaton

5 veces en las que Woody Allen nos dijo grandes verdades sobre el amor

Publicado 7 Abr 2015 – 05:30 PM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

El mundo del cine necesita más directores como Woody Allen. El realizador neoyorquino tiene una pluma bien afilada, que no teme en lo absoluto a decir lo que piensa sobre cualquier tópico, en especial, sobre el amor.

A continuación, compartimos cinco momentos en sus películas donde tuvo razón casi absoluta sobre el amor y nadie se debería atrever a contrariarlo:

1. En el monólogo inicial de Annie Hall

2. En Love & Death

“Amar es sufrir. Para evitar el sufrimiento no se debe amar, pero entonces se sufre por no amar, de modo que amar es sufrir y no amar es sufrir, y sufrir es sufrir. Si para ser feliz hay que amar, para ser feliz hay que sufrir, pero sufrir hace a uno infeliz, por lo tanto, para ser infeliz uno debe amar o amar para sufrir o sufrir de tanta felicidad, y dejémoslo que es un lío.”

3. En Alice

“El amor es la emoción más compleja. Los seres humanos son imprevisibles. No hay lógica en sus emociones. Donde no hay lógica no hay pensamiento racional. Y donde no hay pensamiento racional puede haber mucho romance, pero mucho sufrimiento.”

4. En el final de Annie Hall

“Y recordé aquel viejo chiste, aquel del tipo que va al psiquiatra y le dice: Doctor, mi hermano está loco, cree que es una gallina. Y el doctor responde: ¿Pues por qué no le mete en un manicomio? Y el tipo le dice: Lo haría, pero necesito los huevos. Pues eso más o menos es lo que pienso sobre las relaciones humanas, saben, son totalmente irracionales y locas y absurdas, pero supongo que continuamos manteniéndolas porque la mayoría necesitamos los huevos.”

5. En el final de Whatever Works

“Casualmente, odio las celebraciones de Año Nuevo. Todos desesperados por divertirse. Intentando celebrarlo de una manera patética. ¿Celebrar qué? ¿Estar más cerca de la tumba? Por eso no puedo cansarme de decir que cualquier amor puedes conseguir y ofrecer... cualquier felicidad puedes birlar o proporcionar... cada cantidad transitoria de gracia... cualquier cosa que sirva. Y no se engañen... claro que depende de su propio ingenio humano. Pero la mayor parte de la existencia es suerte, más de lo que les gustaría admitir. ¡Cristo!, ¿saben las probabilidades de que el espermatozoide de su padre, uno de miles de millones, encontrara al óvulo que los creó? No piensen en eso. Les dará un ataque de pánico.”
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Diane KeatonWoody AllenVix