null: nullpx
HBO

5 cosas que extrañamos de Tony Soprano

Publicado 16 Sep 2016 – 06:00 PM EDT | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

Tony Soprano  es uno de los mejores personajes en la historia de la televisión. No lo digo yo. Es la conclusión de quienes se dedican a analizar y criticar lo mejor y lo peor de la pantalla chica, opinión que comparte la audiencia.

Son ellos mismos quienes aseguran que The Sopranos es una de las mejores series de televisión de todos los tiempos e incluso, un duro análisis de guiones hecho por la Asociación del Sindicato de Guionistas seleccionó a esta serie de David Chase como la mejor escrita en la historia.

Durante diez años, los premios le llovieron a HBO, canal detrás de esta innovadora historia centrada en un capo de la mafia; algo nunca antes visto. La tele regular hubiera mostrado a Tony como el malo y el protagonista de la historia hubiera sido algún policía interesado en ponerle las esposas. No fue así. Tony fue nuestro primer antihéroe: el protagonista imperfecto, detestable, pero con una dualidad que nos hacía tomarle cariño.

A casi 10 años desde el desenlace de The Sopranos, Tony se mantiene en el tiempo como un ícono de la pantalla chica y mucho fue gracias a James Gandolfini, quien supo cómo mostrar las diferentes capas de un personaje complejo. Pero, ¿qué es lo que más extrañamos de este capo de la mafia? Estas son algunas características entrañables. ¡No olvides completarlas con tus comentarios!

Su complejidad

¿Es bueno o es malo? Evidentemente no es bueno. Un hombre que está al frente de una familia criminal y acaba con la vida de amigos traicioneros no puedo de ser bueno. Pero tiene una historia difícil. Digo, ¡su madre planeó su asesinato! ¿Qué más difícil que eso?

Así nos confundió Tony. El amor por su familia nos llenó el corazón, mientras que sus sucias artimañas nos provocaron náuseas. Fue así como nos atrapó.

El personaje es tan complejo que ni los grandes han podido analizarlo completamente. Robert McKee, el gurú de los guiones en Hollywood, intentó hacerlo. Se topó con tantas contradicciones que abandonó el estudio y dio una conclusión magistral: “Es mucho más complejo que Hamlet”.

Pues sí. ¡Cómo nos gusta meternos en una historia enrevesada!

Su representación del americano promedio

De acuerdo, no todos en Estados Unidos están al frente de la mafia y hacen las cosas que hacía Tony Soprano, pero, de alguna forma, el personaje era una muestra de la vida en América.

La figura de Tony era la de cualquier americano: uno de mediana edad, con la típica crisis de los años y una batalla aparentemente perdida entre el peso y la pérdida de cabello. Así, Tony representaba el capitalismo de libre mercado. Tony fue la melancolía americana en un personaje. Fue imposible no sentirse identificado con él.

Todos somos Tony

Hay una característica resaltable en Tony: cómo nos hizo entender su historia. Y eso fue gracias a la brillante interpretación de James Gandolfini, un actor que se metió en los zapatos del capo de la mafia y se movía con un simbolismo impresionante en sus hombros, los que usaba para comunicar sus emociones.

Cuando Tony se sentía ansioso, nos sentíamos ansiosos. Comprendimos su molestia, a través de su respiración. De alguna forma, empezamos a entender a Tony, aunque siempre nos sorprendía.

Sus visitas a la terapista

Había algo que esperábamos semana tras semana: las conversaciones entre Tony y la doctora Melfi. La relación de estos dos estuvo en el núcleo de The Sopranos, especialmente porque podía confrontar a Tony con verdades sobre él, de una manera que otros no podían.

Era interesante ver cómo Tony intentaba contarle su vida, sin decir realmente lo que sucedía o a qué se dedicaba. No en vano, Tony llegó a desarrollar sentimientos por ella.

Los sueños

Aunque no eran exclusivos de Tony, las secuencias de sueño del capo eran las más interesantes. David Chase explicó que The Sopranos básicamente era un show psicológico, por lo que las escenas de sueño eran necesarias para explicar la psique de los personajes.

Los sueños de Tony nos ayudaron a entenderlo y se convirtieron en esenciales para la historia.

Te extrañamos, Tony. Te extrañamos, James.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:HBOPersonajesSeries deThe SopranosVix