null: nullpx
Bugatti

¡Adrenalina pura! Mira cómo este superdeportivo pulveriza la barrera más mítica de velocidad

Bugatti tiene una nueva joya en su corona: un Chiron de pre-producción que rompió todos los esquemas y superó la mítica barrera de las 300 mph (482.80 km/h); y por si fuera poco, impuso un nuevo récord de velocidad con un registro de 304.773 mph (490.48 km/h). Esta hazaña histórica quedó captada en video desde diferentes ángulos.
11 Sep 2019 – 10:32 AM EDT

Cuando Bugatti presentó al Chiron, tanto expertos como entusiastas se mostraron decepcionados por un dato en específico: su velocidad máxima estaba limitada electrónicamente a 261 mph (420 km/h). Por supuesto, no era en lo absoluto lento, pero sí daba la impresión de ser incapaz de igualar a su predecesor, el Veyron Super Sport, que en su momento registró una velocidad de 267.8 mph (429.69 km/h).

Desde entonces, existía esa curiosidad de saber qué tanto era capaz de hacer este superdeportivo a rienda suelta. Bugatti quiso sacarnos de dudas y preparó una variante de pre-producción que puso a prueba en la pista de Ehra-Lessien, Alemania. Los resultados fueron sorprendentes: el Chiron pulverizó la mítica barrera de las 300 mph (482.80 km/h) e impuso un nuevo récord para convertirse en el auto más rápido del mundo.

Andy Wallace, ganador de Le Mans y piloto de prueba de Bugatti, fue el encargado de exprimir al máximo cada detalle del Chiron para catapultarlo a 304 .773 mph (490.48 km/h).


El Bugatti Chiron es ahora el carro más rápido del mundo tras superar las 300 mph

Loading
Cargando galería

Para Bugatti, el mayor desafío fue dar correctamente con el paquete completo indicado. No solo se trató de tener un buen diseño, motor, aerodinámica o neumáticos, sino de combinar de la manera correcta todos esos factores y dar con un auto que pudiera mantenerse en el suelo a velocidades en que los aviones normalmente vuelan.

Los ingenieros probaron la interacción entre el motor, la caja de cambios y el chasis en diferentes circunstancias, puesto que hasta el cambio más mínimo podía tener un gran impacto a estas velocidades. No por nada a este rango se le conoce como la ‘zona de la muerte’.

"Después de todas las pruebas y cálculos, nos sentimos seguros de que el récord estaba a nuestro alcance. Desde un inicio teníamos la tecnología bajo control, pero un intento de récord mundial en una pista abierta puede traer algunas sorpresas. Hoy tuvimos suerte y todo salió bien", Dijo Stefan Ellrott, Jefe de Desarrollo en Bugatti.

El récord fue registrado por una caja GPS sellada y certificado por SGS-TÜV Saar, la Asociación de Inspección Técnica de Alemania.

Tras resultar vencedor en este histórico reto, Bugatti anunció que deja a un lado este tipo de competencias para enfocarse en otras áreas que determinarán el futuro de la compañía.

No obstante, también dio a conocer sus planes de poner a la venta una edición especial del Chiron que visualmente está basado en esta unidad de marca mundial. Éste recibe el nombre de Chiron Super Sport 300+ y está limitado a 30 unidades de producción. Su precio arranca en los 3.9 millones de dólares con fechas para ser entregado a mediados de 2021.

Lea también:

Más contenido de tu interés