publicidad
Migrantes deportados cerca de la frontera de Nogales, México.

Esto les espera a los migrantes que sean deportados a la frontera norte de México

Esto les espera a los migrantes que sean deportados a la frontera norte de México

El gobierno de EEUU ha revelado sus planes de repatriar a México a los indocumentados que hayan ingresado por ese país, independientemente de su lugar de origen. Pero los datos muestran que quienes dan más apoyo a los repatriados son las organizaciones civiles que ya no se dan abasto.

Migrantes deportados cerca de la frontera de Nogales, México.
Migrantes deportados cerca de la frontera de Nogales, México.

Ciudad de México.- Los planes de la administración de Donald Trump para repatriar a México a todos los inmigrantes que entraron por ese país, independientemente de su nacionalidad, ha generado preocupación en un país que apenas brinda la asistencia mínima a los mexicanos deportados y que ya vive una situación crítica en la frontera.

Actualmente, México tiene un programa especial que incluye la atención a los repatriados desde Estados Unidos, pero los resultados no son suficientes para la atención de los cientos de miles de deportados cada año en la franja fronteriza.

Campos de refugiados en la frontera mexicana, uno de los grandes temores a las deportaciones de EEUU Univision

En 2016 hubo más de 200,000 deportados –la mayoría en estados fronterizos– según datos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación. Pero en los módulos de repatriación apenas se dieron 175,320 raciones de agua y alimento, contemplando que un connacional pudo haber recibido una o varias raciones. Es decir, no todos los mexicanos obtuvieron comida y bebida.

Muchos de los deportados el año pasado volvieron a México sin dinero y el gobierno solo brindó 94,032 servicios de llamada telefónica, 62,000 apoyos de transporte local y 111,000 descuentos de autobús para los mexicanos que viven lejos de la frontera.

Los deportados llegan a México bajo una situación de desprotección e incluso son presas de tres peligros principales: el crimen organizado, los policías y la ausencia del Estado mexicano, le explica a Univision Noticias el padre Felipe de Jesús, integrante del Albergue del Padre Chava de Tijuana, Baja California.

"Llegan en shock y sin nada, luego de tener una vida más o menos acomodada. A veces, si tienen un contacto les va bien, pero si no tienen que estar dando vueltas. A veces les dicen que vayan a los albergues, pero no alcanzan a procesar tanta información y se quedan en la calle”, afirma el padre De Jesús, quien asiste uno de los comedores comunitarios que recibe a migrantes en Tijuana.

El activista explicó que muchas veces los criminales engañan a los repatriados con la promesa de cruzarlos de nuevo a Estados Unidos, pero los secuestran o reclutan.

publicidad

En Tijuana, que es uno de los pasos a donde llegan actualmente más inmigrantes por ser uno de los menos peligrosos, también están varadas personas originarias de Haití o países africanos que buscan refugio en Estados Unidos, pero llevan hasta meses esperando una oportunidad para cruzar.

En fotos: la situación crítica que México vive en la frontera sin contar a los nuevos deportados de Trump

En fotos: la situación crítica que México vive en la frontera sin contar a los nuevos deportados de Trump

En octubre pasado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos pidió al gobierno mexicano tomar medidas cautelares ante la crisis que originó el arribo de miles de migrantes.

En 2016, más de 20,000 extranjeros, principalmente de Haití y África, llegaron a México por la frontera sur, pidieron una visa humanitaria y se desplazaron a la franja fronteriza norte para pedir refugio a Estados Unidos.

A pesar que muchos de ellos ya lograron entrar a tierra estadounidense, miles de ellos, principalmente haitianos, permanecen en Tijuana y ante el temor por las dificultades para los migrantes que surgió con la nueva administración de Donald Trump han decidido establecerse en suelo mexicano, de acuerdo con Lorena Mena, estudiante de doctorado de El Colegio de la Frontera Norte.

publicidad

“Algunos ya están decidiendo quedarse porque saben que a muchos (de sus compañeros) los entrevistaron y no los admitieron y los deportaron a su país de origen, entonces al parecer tienen miedo que los retornen. Por eso ya ni siquiera se están presentando a la cita. Se quieren quedar aquí”, detalló Lorena Mena a Univision Noticias.

Mena, quien participa en un proyecto académico que recopila los testimonios de migrantes, aseveró que más que el gobierno mexicano, quien asiste a los migrantes extranjeros y a los mexicanos deportados es la sociedad civil por medio de albergues y comedores.

“Ahorita es tanta la demanda en los albergues que ya no pueden sostenerlos, y ellos ( los migrantes) están buscando sus propios medios, mediante trabajos pequeños para ayudarse. E incluso hay pláticas (entre empresarios y gobierno) para regularizar esta situación”, dijo la investigadora.

Mena agregó que hasta el momento no hay registro que Estados Unidos haya deportado a México a personas extranjeras, pero, de hacerlo, complicaría la situación que ya existe.

Relacionado
Un tramo de la frontera entre México y EEUU
Trump quiere deportar a México a quienes crucen la frontera ilegalmente, incluso si no son mexicanos
El plan es parte de la nueva serie de medidas migratorias que podrían encontrar trabas judiciales y diplomáticas.
Relacionado
Videgaray: "México no aceptará políticas unilaterales" por parte de EEUU
México responde a EEUU que "no aceptará" sus políticas unilaterales de inmigración
A pocas horas de la reunión entre altos funcionarios estadounidenses y mexicanos en la ciudad de México, el canciller mexicano aseguró que las nuevas propuestas de Estados Unidos serán el punto principal de discusión para las próximas reuniones.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad