publicidad
Masacre en Tamaulipas 2011.

Repatrian los restos de seis guatemaltecos asesinados en México en 2011

Repatrian los restos de seis guatemaltecos asesinados en México en 2011

Fallecieron en 2011 en una matanza de migrantes que tuvo lugar en Tamaulipas.

Masacre en Tamaulipas 2011.
Masacre en Tamaulipas 2011.


Los restos mortales de seis guatemaltecos fueron repatriados este sábado procedentes de México, donde los centroamericanos fallecieron en 2011 en una matanza de migrantes que tuvo lugar en el municipio de San Fernando, en Tamaulipas.


El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala informó en una declaración pública que los cadáveres forman parte de las 88 víctimas que dejaron como balance "los lamentables hechos" ocurridos en dicha localidad mexicana en abril del referido año.


En octubre pasado, las autoridades mexicanas notificaron al Gobierno de Guatemala que habían sido identificados "plenamente" los cuerpos de estos nacionales guatemaltecos, parte de las víctimas de esa matanza que quedaban por reconocer.


publicidad


Por ello, agregó la cancillería, luego de completar los procesos correspondientes, los restos mortales de seis personas fueron repatriados este sábado 14 de noviembre.


Los fallecidos eran originarios de los departamentos de San Marcos, Quetzaltenango, Jutiapa, Sacatepéquez y Suchitepéquez, a donde serán trasladados para finalmente ser sepultados.


El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala y la Embajada de México en Guatemala lamentan "profundamente" el fallecimiento de este grupo de guatemaltecos.


La cancillería no detalló si quedan más personas de este suceso sin identificar. El retardo fue porque los guatemaltecos no habían sido identificados plenamente por la autoridad forense mexicana, explicó un funcionario guatemalteco.


La masacre de San Fernando, una de las peores contra indocumentados en México, se registró en agosto 2010 y la investigación oficial, basada en el testimonio de dos sobrevivientes, apuntó a que los migrantes fueron secuestrados en algún punto de su ruta clandestina hacia Estados Unidos por el cártel de drogas Los Zetas, que opera sobre todo en el sur y este de México.


Los sicarios los habrían finalmente asesinado porque sus familiares no lograron pagar sus rescates y porque los indocumentados se negaron a enrolarse en esa organización delictiva.


Se estima que unos 200,000 migrantes cruzan cada año la frontera sur de México, la mayoría de ellos centroamericanos, en un esfuerzo por escapar de la violencia y las precarias condiciones económicas de sus países de origen.


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad