publicidad
Migrantes africanos (archivo).

Piden declarar crisis humanitaria por llegada a México de miles de africanos y asiáticos que buscan asilo en EEUU

Piden declarar crisis humanitaria por llegada a México de miles de africanos y asiáticos que buscan asilo en EEUU

Los migrantes tienen que esperar por semanas su salvoconducto para atravesar la tierra mexicana. Desde hace unos cinco meses, unos duermen en la calle, otros piden auxilio en los albergues que están saturados.

Migrantes africanos (archivo).
Migrantes africanos (archivo).

En el municipio de Tapachula, Chiapas, cada día llegan hasta 600 migrantes provenientes de África y Asia a la Estación Migratoria Siglo XXI en busca de un salvoconducto para poder entrar al territorio mexicano, seguir a la frontera norte en Tijuana, Baja California, y luego pedir asilo en Estados Unidos.

Los voluntarios en los albergues siguen sin saber las razones por las que estos migrantes buscan refugio en EEUU, pero piden que el gobierno mexicano declare una crisis humanitaria y atienda la situación.

En México los albergues humanitarios están ya saturados, tanto en la frontera sur y en la frontera norte. En ambos extremos los abusos y la amenaza del crimen organizado son latentes. Información oficial del instituto Nacional de Migración (INM) refiere quela llegada de estas personas es "atípica" y se les ha abierto las puertas en las estaciones migratorias, aunque solo es por unos días.

Incluso los trámites han tardado más de lo debido, por ejemplo, en los últimos nueve días han llegado 1,200 extranjeros extracontinentales a Tapachula, y para atender a ellos y a otros migrantes (legales y en situación irregular) solo existen 5,500 agentes migratorios en toda la República Mexicana.

"Debido al volumen de migrantes que llegan a frontera sur, la medida de facilitación de oficio de salida -que es gratiuto- puede tardar hasta tres o cuatro días", explica el INM.

publicidad

Lo que se sabe de ellos es que tocaron tierra en Brasil y de ahí fueron a otros países como Colombia, Chile, Venezuela; subiendo y viajando de trenes, camiones o incluso cruzando las fronteras a pie.

Crisis humanitaria

En México hay 32 centros de detención de inmigrantes como este de Tapach...
En México hay 32 centros de detención de inmigrantes como este de Tapachula.

Para el hermano Ramón Verdugo, director del albergue Todos por Ellos A.C., de Tapachula, la llegada de africanos, asiáticos y centroamericanos ha provocado una crisis humanitaria: las personas tienen que esperar por semanas, unas duermen en la calle, otra llegan lesionadas y los criminales acechan a todas horas.

"Al Instituto Nacional de Migración lo están dejando solo, bueno a una parte, porque tiene dos: la que reprime y la que se encarga de los trámites. La oficina que se encarga de los salvoconductos sigue con el mismo personal, hasta el momento no ha sido fortalecido pese a la emergencia humanitaria, entonces los procedimientos son lentos y las personas tienen que esperar", dijo el activista.

"Cada día llegan a los albergues estos nuevos migrantes que viajan solos, hay unos que están en grupo pero llevan a sus guías. Los que van solos a veces reciben abusos por las autoridades, que son policías municipales, estatales o federales que aprovechan la vulnerabilidad y los detienen y les quitan su dinero y los dejan en Tapachula. Algunos ya llegan heridos a los albergues", detalló Ramón Verdugo.

publicidad

A los albergues de migrantes de otros municipios, como el de Arriaga, han llegado en mayoría centroamericanos, pero han recibido rusos, polacos, chinos, africanos.

"El cinturón de seguridad de migración bajó y hay más entrada de gente. Ahorita en la casa tenemos 30, pero hemos llegado a tener a más de 200 personas", aseguró Napoleón Aristies, del Hogar de la Misericordia de Arriaga, Chiapas.

En Tijuana, Baja California, los activistas también denuncian que existe una crisis humanitaria de refugiados africanos, haitianos y asiáticos que quieren llegar a Estados Unidos. Paulina Olvera, integrante de Espacio Migrante, detalló la presencia del crimen organizado en el noreste de México (Nuevo León y Tamaulipas) provocó que el flujo cambiara y el cruce menos inseguro sea al otro extremo: en Tijuana.

"Vienen de Haití, de países africanos, asiáticos, europeos (rusos) y mexicanos. Todos quieren tener asilo, pero hay mucha desinformación. Todas las organizaciones están llevando al cruce dos tandas de 25 personas, una en el día y otra en la tarde. Ahí los acompañan para la petición de asilo, pero ya no tienen la capacidad para atender a tanta gente", comentó.

"Tijuana siempre ha tenido mucha población migrante, casi siempre la que era deportada, pero ahora se suma la gente de tránsito y los que están pidiendo asilo. Es urgente que el gobierno determine qué estrategia va implementar para evitar que ocurran hechos como los de Tamaulipas (donde más de 200 migrantes fueron ejecutados por Los Zetas)", aseveró Olvera.

publicidad

En junio, Univision Noticias informó que miles de africanos estaban varados en Costa Rica luego de haber cruzado el Atlántico, pero su paso fue frenado por la crisis de inmigrantes cubanos en Centroamérica.

El reportero Carlos Manuel Álvarez Rodríguez retrató que el gobierno de Costa Rica tomó medidas especiales para atender a los migrantes, incluso el presidente de ese país, Luis Guillermo Solís, pidió medidas globales para atender la emergencia y evitar las redes de trata de personas.

Así viven los cientos de migrantes africanos varados en Costa Rica

Plan Frontera Sur

En México las autoridades mantienen una estrategia llamada Pan Frontera Sur, el cual tiene fondos del gobierno de Estados Unidos para proteger a los migrantes y fortalecer la seguridad de las fronteras; sin embargo, ese dinero se ha utilizado para que en las líneas haya más vigilancia.

Desde hace tres años se incrementó el número de detenciones de migrantes en México. En el periodo de julio de 2013 a julio de 2014 se detuvieron a 97,000 personas, para el siguiente periodo en 2015, la cifra subió a 168,000.

Esta explosión de detenciones se da de manera paralela al inicio del Plan Frontera Sur.

Al Plan Frontera Sur se le suma el Plan Mérida, el cual surgió para combatir el crimen organizado, pero también tiene el objetivo de fortalecer fronteras y mejorar estaciones migratorias. Ambas iniciativas fueron firmadas entre México y Estados Unidos.

publicidad

El dinero del Plan Mérida es también usado para el Plan Frontera Sur, eso lo mencionó en un informe la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a finales de 2015. La preocupación del organismo es que a pesar que la misión es proteger a los migrantes, los recursos se han utilizado para desplegar cuerpos de seguridad en las fronteras.

“El despliegue del Plan Frontera Sur ha supuesto un aumento desproporcionado de la presencia coordinada de cuerpos de seguridad en los estados del sur de México, empleados en el refuerzo del aseguramiento de la región con fines de control fronterizo y migratorio, que tiene efectos en la vida y derechos de las personas migrantes y refugiadas que viven o transitan por la región, pero también de las personas de origen local”, refiere el informe de la CIDH.

El gobierno estadunidense, encabezado por Barack Obama, le ha dado a México más de 2,300 millones de dólares para el Plan Mérida. Con ese dinero, el gobierno mexicano han comprado armamento, tecnología de vigilancia, inteligencia y hasta helicópteros y vehículos de mar y tierra para cuidar sus fronteras.

Lea también:


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad