publicidad
Redada de inmigración

HRW: Detenidos en redadas no tuvieron protección legal en Estados Unidos

HRW: Detenidos en redadas no tuvieron protección legal en Estados Unidos

Human Rights Watch denuncia que arrestados "no entendieron el proceso legal, el fallo del juez de inmigración ni sus derechos de apelación”

Redada de inmigración
Redada de inmigración

@cancino_jorge

El grupo de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) fustigó las redadas de indocumentados llevadas a cabo por agentes federales de inmigración el fin de semana de Año Nuevo. Y dijo además que los detenidos no tuvieron una adecuada protección legal.

Los arrestos se llevaron a cabo en los estados de Carolina del Norte, Georgia y Texas. Entre los 121 detenidos por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su siglas en inglés), 12 madres y niños consiguieron un alto de emergencia a sus deportaciones ”en base a los argumentos de los abogados de que se vieron privados de una oportunidad significativa para presentar sus solicitudes de asilo ante un tribunal de inmigración”, dijo Clara Long, investigadora del HRW para Estados Unidos.

Leer: Gobierno de Obama no detendrá las deportaciones

Long dijo que, según el Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), Jeh Johnson, todos los detenidos habían recibido una orden de deportación de un juez de inmigración y se habían “agotado los remedios legales”, sugiriendo que sus órdenes de deportación llegaron después de haber tenido una oportunidad real y justa de presentar sus solicitudes de asilo.

“Sin embargo, los abogados que tuvieron acceso a algunas de las familias arrestadas a lo largo del (primer) fin de semana (de enero) dijeron que aquellos con los que habían hablado no habían entendido el proceso legal, el fallo del juez de inmigración ni sus derechos de apelación”, indicó.

publicidad

Leer: A qué se enfrentan los migrantes que viajan a EEUU

La investigadora dijo además que “forma parte de las competencias del gobierno (federal) regular la migración y ejecutar órdenes de deportación emitidas de manera justa”. Y agregó que “lo que sabemos sobre el sistema estadounidense de concesión de asilo que afrontan los centroamericanos plantea graves preocupaciones de que otros entre las 121 familias -y más que podrían ser detenidos en los próximos días- no tuvieron una oportunidad adecuada para buscar protección”.

Gobierno de Barack Obama defiende las deportaciones Univision

Los más vulnerables

Los 121 arrestados por los agentes de ICE forman parte de una población altamente vulnerable de centroamericanos, apuntó HRW. “Los homicidios en El Salvador se dispararon un 70% el año pasado pasado, convirtiéndolo en un candidato a capital mundial del asesinato. Su vecina Honduras ha encabezado varios años la lista de países más violentos del mundo. La mayoría de las más de 100,000 familias que han cruzado la frontera suroeste con Estados Unidos en el último año vienen de esos países y de Guatemala, donde el desenfrenado crimen organizado y la violencia contra las mujeres ha empujado a huir a muchas de ellas”, dijo Long.

Leer: 15 cosas que deben saber de las deportaciones

Durante el año fiscal 2014 la Patrulla Fronteriza detuvo a 68,541 niños migrantes en un sector de la frontera suroeste entre Texas y México. En el 2015 la cifra bajó en un 42% en relación con el año anterior pero en los primeros dos meses del año fiscal 2016 (octubre y noviembre de 2015) las autoridades federales arrestaron a poco más de 10,000, cifra que inquieta a la Casa Blanca.

publicidad

El martes la directora de política interna de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, dijo a Univision que la totalidad de los migrantes detenidos y que entraron al país después del 1 de enero de 2014 se encuentran en proceso de deportación, que las redadas continuarán y no se detendrán las deportaciones. Agregó que este grupo de personas está incluido en la lista de prioridades de deportación que firmó el secretario Johnson en noviembre del 2014.

Leer: Redadas aterran a la comunidad inmigrante

Long añadió que “aunque se determinó que casi el 90% de estas familias que fueron detenidas (por la Patrulla Fronteriza) a su llegada tenían argumentos razonables para temer regresar a su país de origen, uno de los requisitos para pedir asilo, sólo un porcentaje muy pequeño consiguió convencer a los tribunales de inmigración para que les permitieran quedarse. La mayoría de aquellos cuyos casos habían sido decididos –más del 70%- no tuvo acceso a un abogado que les ayudara con sus solicitudes.

Agencias comunitarias piden mantener la calma ante rumores de deportaciones Univision Television Group

La ley no lo garantiza

HRW apunta que la ley estadounidense “no garantiza un abogado para las personas que se enfrentan a la deportación, aunque una decisión de un tribunal de inmigración puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. “No está claro cuántos de los detenidos el fon de semana de Año Nuevo recibieron asesoría legal adecuada y una oportunidad para presentar sus reclamaciones”, dijo Long.

Leer: Los indocumentados si tienen derechos en Estados Unidos

“Pero el gobierno ha dado prioridad a las audiencias de inmigración de familias centroamericanas en busca de asilo, en procesos que se han apodado “rocket dockets” y que ofrecen a las familias poco tiempo para encontrar ayuda legal o preparar sus casos”, dijo Long.

Cabe destacar que durante el año fiscal 2015 el gobierno de Obama deportó a 235,413 indocumentados y de ellos el 41.1% no tenía antecedentes criminales. Muñoz confirmó el dato y dijo que para el gobierno existían dos prioridades, “los que tienen antecedentes (criminales) y los que han cruzado la frontera recientemente” (después del 1 de enero de 2014).

publicidad

Long dijo que “todo esto forma parte de políticas de crisis mal concebidas que hemos documentado desde el verano de 2014, y que (el gobierno de Obama) recurre a duras medidas, incluyendo la detención de niños pequeños, para disuadir a las personas que huyen de la persecución de cruzar la frontera para buscar protección en Estados Unidos”.

Leer: Indocumentados dicen que respetan las leyes de EEUU

“Hay alternativas más humanas e inteligentes, como mejorar la accesibilidad del proceso de asilo; acabar con la detención de familias migrantes; abordar la falta de personal, las ineficiencias y las injusticias en los tribunales de inmigración; expandir la protección para incluir a las personas amenazadas pero que no cumplen los estrictos y limitados requisitos para el asilo, y, tal y como asegura el gobierno que empezará a hacer ahora, procurar un significativo procesamiento regional de refugiados para los centroamericanos fuera de sus países de origen”, indicó.

Aumentan las deportaciones y los traumas psicológicos son fatales Univision

Informe en curso

HRW trabaja en un informe que explica cómo el gobierno de Obama trata a los migrantes en la frontera. El estudio será publicado próximamente.

En octubre Long anticipó a Univision Noticias que el trato que federal da a los migrantes indocumentados que detiene en la frontera con México "empeoró en el último año", y que ahora “tiene la capacidad de detener a familias, niños centroamericanos en su mayoría” y que “antes de junio del a 2014 ICE tenia 80 plazas (camas) en centros familiares, ahora tiene más de 3,000 plazas que están controladas por empresas privadas”.

Long también advirtió en esa ocasión que “nada garantiza que los migrantes liberados tras ser detenidos aseguren una permanencia legal en el país, y dijo que en la mayoría de los casos “el debido proceso no lo están respetando. El sistema tiene varias formas de deportar sumariamente a la gente. Hay jueces de inmigración que pueden considerar una solicitud de asilo como defensa a la deportación pero la mayoría de la gente que viene a la frontera no tiene la suerte de contar su caso ante una corte”.

publicidad

“La mayoría son deportados expeditamente. En este sistema la gente no tiene la posibilidad de llegar ante un juez. Los oficiales de inmigración no están considerando el miedo creíble y deportan sin verificar que el miedo es cierto. Lo que vemos es que a veces no preguntan. Y a veces sí lo hacen pero anotan respuestas que la gente no brinda. Hay una practica generalizada de no repasar lo que la gente expresa, el miedo, para entonces ir al segundo paso”, explicó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad