publicidad

Mexicanos tienen pocas probabilidades de obtener asilo en EEUU

Mexicanos tienen pocas probabilidades de obtener asilo en EEUU

Mexicanos no califican para ninguna de las 5 causas que EEUU otorga asilo.

Mexicanos tienen pocas probabilidades de obtener asilo en EEUU mexicanos...

Serie especial #AsiloyRefugio #UnivisionDataviz
Gráficos: Unidad de Infografía de Univision

Poco más de 200,000 mexicanos han solicitado asilo político en Estados Unidos entre 1994 y 2014, según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que analizó la unidad de Datos de Univision Noticias.

La cifra coloca a los mexicanos en el quinto lugar de la lista de nacionalidades que buscan protección en suelo estadounidense. Sin embargo, un elevado porcentaje de los casos -en algunos años más de 98%- fueron rechazados.

Las razones del rechazo son varias. Van desde no reunir los requisitos que la ley exige hasta estafas cometidas por dos grupos: uno de abogados inescrupulosos y otro de gestores o notarios no autorizados para representar a una persona ante la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés).

Entre 1994 y 1999, el número de peticiones no pasó de los 450 al año y de ellas un escaso número fue aprobado. Después de 1999 la cifra se disparó, llegando a 28,522 en 2002, el segundo año del gobierno de Vicente Fox (2000-2006) y el primero del primer mandato de George W. Bush (2001-2005).

Por qué huyen

La principal causa de asilo, según datos de ACNUR, fue la violencia causada por la crisis de seguridad que azotó -y sigue azotando- al país. Durante el sexenio de Fox las denuncias de homicidios alcanzaron las 74,586, detalla un informe de “México Evalúa”.

“Fue y ha sido la principal causa de asilo”, dijo a Univision Noticias la abogada Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California en San Diego.

publicidad

Durante el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012) se registraron 121,683 muertes violentas. Pero la crisis de seguridad no es causa de asilo. La USCIS explica que el asilo se otorga a “personas que han sufrido persecución o porque tienen temor de que sufrirán persecución por raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular o por opinión política”.

“Los mexicanos no califican para ninguna de estas cinco causas”, dijo a Univision Noticias LIlia Velásquez, profesora adjunta de la Universidad de California en San Diego. “Sólo en algunas ocasiones excepcionales”, agregó.

Peticiones a la baja

En los siguientes cinco años al pico de 2002, la cifra bajó hasta las 2,074 solicitudes en 2010. En el 2015, el registro parcial hasta noviembre que posee ACNUR es de 13,347 solicitudes.

El Centro de Abogacía para Inmigrantes Las Américas dice que, a diferencia de otras nacionalidades que piden asilo en Estados Unidos, las solicitudes de mexicanos son rechazadas arriba del 90%.

Las razones son varias: México es el principal socio económico de Estados Unidos, junto con Canadá y también es su vecino. Además, Estados Unidos tiene fuertes inversiones en suelo mexicano y financia un importante programa para garantizar la seguridad en ese país, el Plan Mérida.

Datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) revelan que en 2010 sólo el 0.9% de las peticiones de asilo presentadas por mexicanos fueron aprobadas, frente al 43% de solicitudes de colombianos, o 3.7% de ciudadanos chinos.

publicidad

En 2013, cuando el número de solicitudes de asilo de mexicanos alcanzó las 33,063, según ACNUR, Estados Unidos aprobó solo 155, explicó Velásquez. “Es un número muy bajo. Y en 2014, de 8,840 solicitudes de mexicanos, según el DHS, 124 fueron aprobadas”, agregó.

Causas del rechazo

Velásquez explica que, en el caso de los mexicanos, la mayoría no califica dentro de las cinco justificaciones de asilo señaladas por la ley estadounidense. “En el caso de los mexicanos, aunque hay violencia, ella no está conectada con las causas para conceder asilo”.

Sin embargo, hay excepciones. Velásquez citó el caso del mexicano Carlos Gutiérrez, a quien en 2011 un grupo de delincuentes le cortó las piernas con machetes por no pagar una “cuota de seguridad”. Cuando se recuperó de las heridas y consiguió un par de piernas ortopédicas, huyó con su familia a Estados Unidos.

“Este es un caso extremo y doloroso”, dijo Velásquez. “A él le aceptaron la petición de asilo y luego le cerraron el caso de manera administrativa. No le dieron asilo, pero le permitieron quedarse aquí por razones humanitarias”.

“Se trata de Asilo de Excepción. La ley (de inmigración) dice que en casos de persecución grave, el país puede dar asilo a esa persona por razones humanitarias" explica.

Fraude migratorio

La cifra de peticiones es alarmante, y también el alto porcentaje de rechazos, advierte Velásquez. “Es fraude, estafas que cometen abogados inescrupulosos, y también gestores y notarios no autorizados para representar a una persona”.

publicidad

“Solo abogados o representantes acreditados que trabajen para organizaciones reconocidas por la Junta de Apelaciones de Inmigración pueden darle consejo legal”, advierte la USCIS.

Velásquez explicó que el fraude “es la causa número uno” de rechazos o pérdida de casos de asilo en el área de Los Angeles.

“Someten una solicitud falsa de asilo y cuando llega el citatorio para presentarse a la entrevista, el abogado le dice al cliente que no vaya. Lo hace con el propósito de ganar tiempo, retirar la solicitud y cancelar el caso”, explicó. “El solicitante nunca se entera del trámite y se marcha creyendo que se encuentra asilado en Estados Unidos”.

Error garrafal

Otra estafa frecuente no se gestiona en Estados Unidos sino en México. “Hemos sabido de casos en que individuos de un mismo pueblo cuentan la misma historia en la frontera. Les cobran por el consejo y no saben que a otros les dieron las mismas pistas, que dijeran lo mismo cuando lo detienen en la garita. A muchos los deportan de manera expedida porque su caso no es creíble”.

Quienes sí demuestran tener un miedo o una razón creíble, “el agente de inmigración en la frontera acepta el pedido y envía el caso a la corte de inmigración”, explica. “Pero la gente se marcha creyendo que ya tiene ganado el caso y se confía, se confunde. Y cuando llegan a la corte el juez no les cree y les niega la solicitud”.

La ley estadounidense señala que cuando un extranjero pierde un caso de asilo recibe una orden de deportación. El fallo no es apelable.

El abogado Ezequiel Hernández dijo que un caso de asilo puede costar entre 8,000 y $12,000 dólares, dependiendo de la historia del inmigrante.


Reforma migratoria

Las estadísticas de solicitudes de asilo de mexicanos entre 1994 y 2014 también muestran picos en los años 2001, 2006, 2009, 2012 y 2013. En todos ellos, tanto a nivel legislativo como de la Casa Blanca, se han discutido planes de reforma migratoria u otorgado algún tipo de beneficio para los indocumentados.

publicidad

Todos los proyectos ventilados tenían –y tienen- una restricción: no cubre a los indocumentados que entran en o después de la fecha de aprobación del plan.

No está probado que los debates y aprobaciones se hayan convertido en imán para atraer a inmigrantes mexicanos. Tampoco que por esa razón se haya incrementado el número de peticiones de asilo.

Lea la serie especial sobre #AsiloyRefugio:


Violencia en Centroamérica quintuplicó solicitudes de refugio

Petición de asilo de venezolanos en EEUU aumentó siete veces desde 2013

Colombia encabeza la lista latinoamericana de asilo y refugio

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad