null: nullpx

Un hombre que perdió el pene por una infección tiene uno nuevo gracias a la biónica

En 2014, Malcolm Macdonald vio como se le cayó su pene tras habersele puesto negro tras una infección en el perineo. Con su confianza por los suelos, en el momento más oscuro de su vida, conoció a David Ralph, mejor concocido como "maestro del pene" quien le construyó un nuevo miembro con piel de su brazo izquierdo.
1 Ago 2020 – 06:08 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El británico Malcolm MacDonald, mécanico de 45 años, sufrió una horrible infección en el perineo que le puso los dedos de las manos, los pies y el pene negros, informó el diario británico The Sun.

"Había luchado durante años con esta infección, pero no tenía idea de lo que podía pasar", declaró. “Cuando vi que mi pene se ponía negro, me volví loco. Fue como una película de terror. Estaba en completo pánico. Sabía que en el fondo se había ido e iba a perderlo”.

En 2014, MacDonald dijo que estaba “completamente aturdido” cuando vio que de pronto su pene “se cayó al suelo” aunque sus testículos permanecieron intactos.

Resignado, MacDonald precisó que “como había pasado por la devastación de saber que iba a perderlo, simplemente lo recogí y lo puse en el bote de la basura". Además, agregó que fue al hospital le dijeron que lo mejor que podían hacer por él “era enrollar el muñón restante como un pequeño rollo de salchicha; fue desgarrador”


Después de lo ocurrido, MacDonald dijo que se convirtió en un hombre solitario y comenzó a beber mucho. “Mi vida realmente se vino abajo porque no tenía confianza en mí mismo. Bebí mucho. No vi a familiares y amigos, simplemente no quería tener que enfrentarlo (el problema)", comentó.

En el momento más oscuro de su vida se enteró, gracias a su doctor, sobre el profesor David Ralph del Hospital Universitario de la Universidad de Londres, mejor conocido como “maestro del pene”, quien había creado un famoso “pene biónico” para un hombre llamado Andrew Wardle.

"Sentí un rayo de esperanza de que podría volver a ser un tipo normal", dijo MacDonald. Al consultarlo, Ralph le dijo que podría realizar un procedimiento de injerto de brazo, que tomaría hasta dos años.

“Fue como sentir todas mis navidades a la vez. Estaba tan emocionado porque era una oportunidad de un nuevo comienzo", dijo. "No estaba preocupado por el procedimiento porque había visto lo que el profesor Ralph y su equipo podían hacer".

Dijo que no quería escuchar nada contrario a su deseo de volver a sentirse bien consigo mismo. “Estaba dispuesto a hacer cualquier cosa (…) no tener pene es el peor miedo”, dijo, dejando claro que no se trataba de sexo, sino de mi confianza en mí mismo y de cosas simples como usar el retrete”.

Aprovechando, MacDonald también decidió solicitar dos pulgadas adicionales, por las cuales pagó 65,000 libras (unos 85,000 dólares).

Los cirujano crearon un pene con sus propios vasos sanguíneos y nervios, utilizando un colgajo de piel en el brazo izquierdo del hombre. Crearon una uretra e instalaron dos tubos inflados con una bomba manual, lo que le permitió lograr una erección.

“Cuando lo vi en mi brazo por primera vez estaba muy, muy orgulloso. Después de todo lo que había pasado, no me parecía extraño, era solo una parte de mí ", dijo. "Me gustó tanto que lo apodé" Jimmy ".

Lejos de sentirse incómodo, MacDonald se mostró sorprendido de que le pudieran hacer un pene. “Parece algo sacado de un extraño cómic de ciencia ficción (…) pero es mi oportunidad de tener una vida normal, de poder ir al baño e incluso tener intimidad con alguien”.


A pesar de estar contento con su nuevo miembro, MacDonald dijo que tiene que usar camisas de mangas largas para ocultar su “bulto”. “Por supuesto, la gente hace bromas. Pero lo entiendo. No todos los días ves a un hombre con un pene en el brazo”, dijo.

Sin embargo, el nuevo pene aún no se ha conectado cuatro años después del procedimiento debido a una serie de citas perdidas debido a muchas circunstancias, entre ellas la pandemia del coronavirus.

“Se siente como si estuviera maldito”, aseveró y agregó que espera tenerlo finalmente injertado entre sus piernas para fines de este año.

"Estoy decidido a que este pene se use en última instancia para lo que fue construido", sentenció.

En fotos: Estos son los cinco fugitivos hispanos más buscados por el FBI

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés