null: nullpx

Hombre mata a su hijo de 6 años con agua caliente para "sacarle el demonio" de su cuerpo, según la policía

Pablo Martínez, de 31 años, aseguró que desde la semana pasada había notado que el menor tenía un demonio adentro. El hombre le echó el agua hirviendo en la garganta por varios minutos, lo que le provocó la muerte, según el reporte policial.
1 Oct 2019 – 1:09 PM EDT

Un hombre fue detenido en Arizona acusado del asesinato de su hijo de 6 años, al obligarlo a tragar agua caliente, para "sacarle el demonio" de su cuerpo, según indicó la policía en un reporte citado por CNN.

El sujeto fue identificado como Pablo Martínez, de 31 años, fue arrestado por asesinato en primer grado.

Según las autoridades, los agentes del Departamento de Policía de Pascua Yaqui, unas 100 millas al noroeste de la ciudad de Tucson, Arizona, acudieron a un llamado de emergencia alrededor de las 4:30 pm del jueves, donde se encontraron con Pablo y Romelia Martínez, madre adoptiva del menor fallecido.

De acuerdo con documentos mostrados por el sitio KOLD, el pequeño, de quien no se ha dado a conocer el nombre y que presentaba quemaduras en diferentes partes de su cuerpo, fue hallado acostado sobre la cama, desnudo y sin respirar. De inmediato fue trasladado de urgencia al Centro Médico de la Universidad de Banner, pero fue declarado muerto alrededor de las 5:30 de la tarde.


Según información publicada en el portal de noticias Tucson.com, Pablo Martínez alegó que se había dado cuenta de que el niño tenía "un demonio dentro" la semana pasada. Entonces, mientras le daba un baño al niño el jueves por la noche, dijo que "vio algo malo" y "sabía que tenía que echar al demonio".

Luego detalló a los investigadores que sostuvo al niño debajo del grifo de agua caliente entre "5 o 10 minutos".

De acuerdo con la cadena CNN, Romelia Martínez, madre del menor, señaló que al escuchar el ruido en el baño fue a investigar qué sucedida, pero la puerta estaba cerrada. Cuando por fin pudo entrar, vio a Pablo sosteniendo la cabeza del pequeño bajo el grifo y le pidió que se detuviera.

Fue ella quien llamó al 911 para solicitar ayuda, mientras que el hombre intentaba reanimar al menor.

Cuando los oficiales llegaron a la escena y les preguntaron a los dos qué había sucedido, Romelia les dijo que "él podía decírselo". Pablo indicó a la policía que no lo entenderían porque "no tenían la mentalidad o la creencia correctas".

Los líderes de Pascua Yaqui confirmaron que Romelia Martínez es miembro de la tribu, pero Pablo Martínez no.

Mira también:


En fotos: Así hacen penitencia los vecinos guatemaltecos de Trump

Loading
Cargando galería
Publicidad