Cargando Video...

"Tres meses que parecieron años": el emotivo reencuentro de una madre inmigrante con su hija

La hispana Maritza Flores fue separada de su hija Laura, de 18 años de edad, el pasado mes de mayo cuando llegaron a EEUU en busca de asilo. La familia llegó con la caravana de inmigrantes centroamericanos, pero la joven fue separada de su madre y tres hermanas por ser mayor de edad. Laura fue liberada de un centro de detención en San Diego, California, luego de la gestión de una familia en Chicago que ha apoyado desde el principio a los Flores.

Viviana Ávila25 Ago 2018 – 7:04 PM EDT

Comparte
Cargando Playlist...