null: nullpx
Cargando Video...

"Aquí tengo a mi familia, en El Salvador no tengo a nadie": pastor refugiado en Carolina del Norte

José Chicas cumplió un año refugiado en un centro de educación religiosa en Durham, a donde llegó para evitar su deportación. Este inmigrante salvadoreño, quien lleva más de 32 años viviendo en EEUU, reconoce que antes de ser pastor tuvo problemas con la justicia, pero dice que su vida cambió tras encontrarse con Dios.
21 Jul 2018 – 06:44 PM EDT
Comparte

permanencia en el pais.dice que antes de ser pastortuvo calma con la justicia pormanejar bajo la influencia delalcohol, por violenciadoéstica y por nos habersepresentado a la corte luego deentrar sin documentos en 1985.dice que esto lo puso en lamira de las autoridades demigracón.en el 2002, yo me convería cristo.desde entonces, ya no era elque era antes.vivianaél trabaja pararevertir la orden, pero esteabogado dice que en materia demigracón reforma del pasado noes suficiente prueba paraevitar la deportacón.que tengas un tema deviolencia doéstica, depende demuchos factores.desafortunadamente no haymuchas maneras en que losjueces puedan tomar decisionesen este tipo de casos quefaciliten que la gente se puedaquedar, ún cuando han cambiadosu vida.viviana: es uno de losrefugiados en iglesias encarolina del norte . 32 concreaciones del pís danceontario a emigrantesindocumentados.dan santuario a emigrantesindocumentados.la gente hace lo que tieneque hacer por quedarse aqí porsu familia.estar indefinidamente en unaiglesia no le va a resolver eltema de fondo.viviana: otra de estas iglesiasdice que continuaá amparando a

Cargando Playlist...