Despierta América

#DAImperdibles: Neida Sandoval guardó la flor blanca que le dieron en el funeral de Selena

La periodista Neida Sandoval fue la primer corresponsal nacional en llegar al lugar donde había muerto Selena y contó detalles de cómo esa cobertura ha marcado su vida.
31 Mar 2017 – 12:46 PM EDT

El 31 de marzo de 1995, la periodista Neida Sandoval se encontraba trabajando en San Antonio, Texas cuando le notificaron de la trágica muerte de Selena Quintanilla, ocurrida en Corpus Christi. Un día que ha quedado marcado en la historia de su carrera periodística, al convertirse en la primer corresponsal en llegar al lugar y presenciar cuando aún Yolanda Saldivar se encontraba a en su carro, tras haber asesinado a la cantante.

"Lo que vi cuando llegué fue a Yolanda Saldivar, estaba metida en su carro y estaba hablando con las autoridades que estaban tratando de convencerla de que se entregara", contó Neida en exclusiva para Despierta América. "Al principio la gente no sabía que ya Selena había muerto, y nosotros estábamos afuera, reportando por horas. Nueve horas duró ella en el auto y ahí estuvimos nosotros, esperando hasta que finalmente se entregó a las autoridades".

Las 45 curiosidades en la vida de Selena Quintanilla

Loading
Cargando galería

Neida Sandoval recordó también lo impactante que fue para ella hacer, un día después, el recorrido que Selena Quintanilla había hecho desde la habitación 158 hasta el lobby del hotel donde finalmente se desplomó.

"Estaban limpiando la sangre, fue muy impactante para mí estar ahí y saber lo que había ocurrido", indicó.

Al hablar del ambiente que se sentía en el lugar donde se despedía a Selena Quintanilla, Neida Sandoval explicó que aunque no permitían la entrada a los camarógrafos, ella logró tener imágenes exclusivas frente a féretro y vivirlo todo muy de cerca.

"En ese instante yo puede sentir y palpar el dolor que estaba sintiendo esta familia. Fue un momento demasiado doloroso", expresó Neida.

Para inmediatamente mostrar por primera vez, una flor blanca que le entregaron y que ella decidió guardar en un lugar muy importante de su casa como símbolo del amor y de cómo este tipo de coberturas ha marcado su vida.

El cubrir el asesinato de Selena Quintanilla no fue fácil para Neida, ya que le revivió un dolor muy profundo que tenía en su corazón. Su hermano José Manuel había perdido la vida a los 25 años de edad, de la misma manera, y ahora a ella le tocaba entrevistar a Abraham Quintanilla, padre de la cantante, cuando aún no podía asimilar que su hija estaba muerta.

"Él realmente estaba aturdido, él no podía asimilar que su niña había sido asesinada y que nunca la iba a ver con vida de nuevo. Él me dio una entrevista y se la agradezco, porque me costó convencerlo".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: