Cargando Video...

Investigadores de la Universidad de Boston estudiaron el cerebro fraccionado del exjugador de fútbol americano tras su suicido en el pasado mes de abril. Indicaron que Hernández sufría de trauma encefálico, una condición producto de los golpes que sufrió a lo largo de su carrera como deportista.

Vea también:

El cerebro de Aaron Hernández tenía el trauma más severo observado por médicos en una persona de su edad.

Cargando Playlist...