null: nullpx
Cargando Video...

Vendía drogas en su escuela desde una silla de ruedas hasta que un detective tocó la puerta de su aula

Las autoridades querían usarlo como ejemplo y castigar al joven con todo el peso de la ley.
2 Ago 2020 – 07:50 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[úsica]patricia: durante casitres años, juan moralescontroó el mercadode la marihuanaen su escuelahasta que un íaun operativo antidrogaslleó a su clasepara propiciar la cídadel menos pensado.andrea sambucetticontiúa con el relato.andrea: no era el íaindicado, ni la hora,ni mucho menos el lugar.juan estaba en el mediode su clasecuando un operativo policialllega a la escuela.juan: no venía pastillas,ni cocína, ni otro tipode droga, era marihuana.esas ventas, el respetoque obtuve a traés de eso,el poder tenerlas mejores muchachasde la escuela,el deseo de ser aceptadoes lo que lleva a unoa tomar estos riesgos,a posiblementeterminar preso o muerto.andrea: al juan que teíatodo lo que queíay a quien ya no le importabalo que el édicole haía diagnosticadose le estaba terminandola fiesta.juan, ¿ú te aprovechasde tu distrofia muscularpara hacer este negocio?juan: la mayoía de la genteno sospecha de una personaen silla de ruedas.piensan que eres inocenteo que eres un tonto,que tienes de prontoun retraso mental.siempre he tenido que lidiarcon esos estereotiposde la sociedad,pero en ese entonceslo estaba usando a mi favor.por eso saía o seníaque era imposible caer.era imposibleque me pillaranen lo que yo andaba.andrea: juan haía empezadosu carreracomo distribuidor de drogaen la escuelacuando estabaen noveno grado.juan: estuve casi tres añosmetido en el juego.andrea: ¿y qé hicistecon ese dinero?juan: la mayoía erapara reinvertir, pero el restoyo lo utilizaba para la moda,para comprar cds de úsicay llevar a una muchachade pronto a comer.en vez de invitarle un heladole invitaba una cena completa.andrea: ese íade octubre de 2002la poliía entó a su clasey le pregunó a su maestraporél.juan: cuando la profesoray el oficial de investigacónmiran hacia í,el coraón se me caó.teía un poco menosde media onza.cuando me nombraron:"juan, ¿puedes ir afueraconmigo?". guau.andrea: quienes estabanfuera del írculode consumidoresse sorprendieroncon la noticiaque se paó de boca en bocaápidamente.angie:él nunca me haíacontado nada de eso.yo lloé, pero de otra formame doy cuentade que todos cometemoserrores y de esos erroresaprendemos algo bueno.andrea: una de las ássorprendidas fuemiriam arvezu,quien en ese entoncesy hasta el ía de hoycontiúa siendo maestraen la misma escuela.miriam: de ese íalo que ás me acuerdoes de su maá.esa desesperacónde una madreque sabe que su hijoes lo ás del mundo...perón.esa desesperacón de saberque ómo haía pasado esto.andrea: miss maru,como la llamaban sus alumnos,recuerda con detalles.miriam: lo que yo me enteéy nunca he hablado conélde eso es queél estabacargando las drogas.comoél era un muchachoen una silla de ruedas,¿quén se iba a pensarque pudiera hacer eso?averié que ellos queíanhacerlo aél un "poster boy",¿entiendes?o sea, castigarlolo suficiente para que supieraque eso no se puede hacer.andrea: el destino de juanestaba marcado.ya nada lo salvaía.juan: cuando ceró la puertael agente y me mió fijamenteme dijo: "juan, nosotrossabemos que esás vendiendodroga en la escuela.nosotros sabemosque en este momentotienes droga en ti".andrea: el oficialle dio dos opciones.juan: si colaboras conmigo,prometo acompañarteel ía de tu sentenciay que todo vaya bien para ti.pero si me la haces diícily me mientes, te va a irbien, pero bien mal".andrea: al intentarganar libertadjuan se senía atrapado.juan: senía que yo haíacreado una jaula.la vida misma se haía vueltouna árcel para íde emociones.ya la mentira era demasiado.yo por eso utiliéese momento para confesar.si me dejaban ir,si me soltaban les promeíano volver a vender drogaen el ambiente escolar.andrea: sin embargo,no le dieron esa opcón.ahora la justiciarecaeía con fuerzasobre juanaunque haía un problema.juan: el poliía me dijo:"nosotros generalmentete llevaíamosen la patrulla policial.no tenemos autos accesiblespara sillas de ruedasdisponibles en este momento.entonces, la segunda opcónque hemos decididoes enviarte con tus padresmientras se decidelo de tu sentenciaen la corte".andrea: adeás, enviar a juana un centro de detencónimplica que deben proveerlecuidados especiales.juan: tienen que tenerenfermera propia, cuidado.de pronto para evitartodo eso, me dejaronesperar en la casa.andrea: entonces mientrasllegaba la sentenciasus padres tendíanque asumir el papelde guardianes.juan: y en el caminohacia la oficiname agaré a llorar.me tembó la vozal contarle a maálo que haía pasado.andrea: ¿ómo reaccionaronese ía que les dijeronque juan estaba distribuyendodrogas en la escuela?nora: la verdad,como diceél, yo me lleéde rabia, yo le pegaba,lo manejaba.eso fue terrible, terrible.se me hizo eso eternoy la escuela quedaaqí cerca.juan: en el camino a casayo recuerdo haberle pedidoa dios:"dios, por favor,que se choque esta camionetay que me muera ya".mi maá manejaba la camionetay me pegaba simuláneamente.senía que yo mereíaesos golpespor todo lo que yole haía causado.milagrosamente, no é ómo,pero llegamos a casa.ahora veía la parteás temida por í.enfrentar a mi paá.andrea: juan esúnico hijoyél solo pensabaen la decepcónque les estaba dando.carlos: me contarony no lo poía creer.lo enfrené aélyél me dijo que í,que haía sido aí.aí fue el momento que lloóy me pidó perón.andrea: juan teía 16 años.el édico le haíapronosticado uno a tres añosás de viday ahora la corte lo esperabacon otra condena,una queél se haía ganadocon sus malas decisiones.juan: el juez era fuerte,era estricto.lo que me esperaba a í

Cargando Playlist...