null: nullpx
Cargando Video...

Hispanas trabajadoras de hotel cuentan sus historias de acoso sexual

Univision3 Dic 2017 – 10:32 AM EST

Comparte

maía elena durazo,

de la organizacón unite

here.

a las tres, gracias

por estar aqí.

y, cecilia,

quisiera comenzar contigo.

ú llevas 28 años trabajando

en distintos hoteles en

chicago,

pero un caso en particular

de acoso sexual te toó

vivirlo

personalmente.

¿qé ocurró?

cecilia: pues voy

a transportarme exactamente

el tiempo en que paó.

fue hace mucho tiempo,

pero lo sigo viviendo.

fui a tocar la puerta

de un dormitorio, de un

cuarto,

y el hésped me dijo que

teía

que entrar, que pasara.

lo normal.

hay héspedes

que te dicen que pases,

en tres, supuestamente iba

a chequear el bar,

cuando...

en ese momento,

él estaba masturándose

frente a una computadora.

fue un momento muy

terroífico,

lo estoy viviendo

en el momento que paó.

como que me enloqueí,

me transporé a otro mundo

que no era, solé todo,

salir y ceré la puerta.

ramos: ¿lo denunciante,

cecilia?

¿qé ocurró?

¿ómo reaccionaron los

jefes,

los supervisores,

los dueños del hotel?

cecilia: pues, ¿para qé

te voy a engañar?

honestamente,

sabes que los que pesan

y los que esán en otro

mundo

no les interesa,

les interesa lo que van a

ganar

y no perder el hésped.

ramos: cuando ocurre esto,

¿hay una tensón

entre el hésped y ú?

es decir, ¿es la palabra de

él

contra tu palabra

y corres ú el riesgo de

perder

tu trabajo por denunciarlo?

cecilia: ácito, ácito.

es la verdad.

o sea, es entreél y ú.

si vas y te quejas,

autoáticamente o ya te

marcan

o autoáticamente

de la forma de sacarte.

ramos: nuris, ú llevas dos

años

trabajando en seattle.

tambén tuviste la tragedia,

la tristeza de sufrir

un caso de acoso sexual.

¿qé ocurró en tu caso,

nuris?

nuris: en mi caso sucedó

de que un ía por la mañana,

como habitualmente

nosotros estamos

siempre en los pasillos,

veo que viene un hésped

y le pregunto siél necesita

limpieza del cuarto,

él dice "í.

puesél iba a salir.

entonces, yo voy al carro

para recoger las cosas

que yo necesito para

limpiar.

cuando yo llego a la puerta,

toco una vez, nadie

contesta,

vuelvo a tocar otra vez

y nadie me contesta.

entonces, abro la puerta.

cuando yo entro,

el hésped

estaba totalmente desnudo,

y yo le digo: "perón,

vuelvo en otro momento",

yél dice: "no, pasa,

yo no tengo ninún problema

con que ú entres y

limpies",

y yo digo: "no, vuelvo

despés"

y cierro la puerta.

me queé aí como en ánico,

con miedo, porque, o sea,

se cruzan muchas cosas

en la mente,

no sabes qé hacer.

no le comené a nadie, me

queé

callada como por una media

hora.

fui a hacer otros cuartos.

en eso, cuando termino

de limpiar otros cuartos,

viene una compañera

que esá siempre...

habemos dos en el mismo

piso,

y dice: "nuris,

alguien anda busándote,

el hésped de tal cuarto

dice que vayas,

que ya puedes limpiar",

pero en ese momento

yo no le haía comentado a

nadie

porque por mi mente se cruó

eso: "¿y si no me creen?

¿y si me corren?".

teía cinco meses de

embarazo.

entonces, para í fue

diícil

pensar: "en otro lugar no me

van

a contratar por mi estado",

porque ya mi esómago

estaba grande,

un poco grande.

entonces, para í

fue como que me queó

eso de no poder decir nada,

pero cuando mi compañera me

dice

que me anda buscando,

que ya puedo ir a limpiar

el cuarto, entonces, yo

decido

llamar a mi supervisora.

mi supervisora dice:

"no, eso no puede ser.

yo ahorita subo y vamos a

entrar

a ese cuarto las dos

y lo vamos a limpiar las

dos".

ramos: y eso quiero

preguntarle

a maía helena durazo,

íder sindical.

hemos escuchado dos

terribles

casos, de cecilia y de

nuris,

maía elena.

ustedes como representantes

de estas mujeres,

de esta trabajadoras, ¿qé

esán

haciendo para evitar que

estos

casos de acoso sexual

ocurran?

durazo: í,

pues uno es que entiendan,

hay un milón de mujeres

que trabajan en la industria

de hospitalidad,

del turismo.

es muy importante, uno,

el conocer esas historias.

es muy personal, es muy

diícil

para que estas mujeres

tengan

el valor de hablar

abiertamente

de lo que les paó,

el miedo a perder el

trabajo,

pero tambén imaínese,

en estos cuartos no hay

ámaras,

no hay testigos,

no hay nada úblico,

y es en donde ás se

aprovechan

los héspedes de estas

mujeres.

en tres ciudades hemos

intentado

hacer estos cambios,

en una cuarta ciudad

ya por medio del contrato

sindical en nueva york ya

cubre

a la mayoía de los

trabajadores

estas protecciones.

en seattle pasaron una ley

por voto úblico.

entonces, estamos tratando,

por medio de lo que cuentan

estas mujeres valientes,

representando a miles y

miles

ás de mujeres que se

levanten

la voz y que estos poíticos

tambén apoyen y que pasen

las leyes para protegerlas.

ramos: quisiera terminar

este segmento pidéndole

a cecilia y a nuris

que nos digan qé le

recomiendan

ustedes a otras trabajadoras

de hoteles o a otras

trabajadoras hispanas,

inmigrantes,

que pasaron o esán pasando

por lo mismo que ustedes.

cecilia, tu recomendacón.

cecilia: pues yo loúnico

que les recomendaía

es de que en realidad

lo reporten,

porque, al final de cuentas,

nuestros valores y nuestra

dignidad es primero.

ramos: hay que reportarlo,

y reportarlo inmediatamente

con a su supervisor...

cecilia: exactamente,

hay que reportarlo

porque es algo que vale la

pena

para que paren ya del abuso.

ramos: y, nuris,

¿ú qé recomendaías?

¿qé les sugieres

a otras mujeres como ú?

nuris: pues yo les sugiero

de que lo soporten,

que no se queden calladas.

es muy diícil a veces

por nuestro estatus

migratorio

de que a veces nos quedamos

calladas, pero que es

importante

que lo digamos y que

busquemos

medidas de proteccón

para nosotras mismas.

ramos: y maía elena

durazo,

termino contigo.

¿qé recomendaías?

durazo: pues que no solo

le pongan atencón

a los casos ás úblicos,

de personas famosas,

que pongan atencón

a las necesidades de mujeres

inmigrantes, afroamericanas,

en estos trabajos que

necesitan

los derechos para

protegerse,

que no haya represalias,

que les pongan bien en claro

que el hésped no tiene

ás poder que una

recamarera,

que respeten el trabajo duro

de la recamarera.

ramos: maía elena,

gracias por estar aqí,

pero, sobre todo,

a cecilia y a nuris,

gracias por el valor de

hacer

Cargando Playlist...