null: nullpx
Cargando Video...

‘Aquí no hay muertos’, el libro que cuestiona la relación del expresidente de Colombia Álvaro Uribe con la muerte del político Pedro Juan Moreno

4 Mar 2018 – 11:00 AM EST

Comparte

de bedout: el

paramilitarismo

dejóó una sangrienta historia

de masacres, violencia

y desapariciones en

colombia.

el ascenso y desarrollo

de estos grupos y las

figuras

que lucharon incansablemente

para destapar sus actos

lo explica en su libro

"aquíí no hay muertos "

la defensora de derechos

humanos

maríía mcfarland, con quien

habléé

hace unos díías víía satéélite

desde nueva york.

maríía, muchas gracias

por estar con nosotros.

la primera pregunta seríía,

¿cuááles son esos muertos

olvidados de los que habla

el libro?

mcfarland: los muertos

olvidados

de los que habla el libro

se refieren a cantidades

de personas a lo largo

de colombia que han muerto,

que han sido desplazadas,

que han sido desaparecidas

a lo largo del conflicto.

el tíítulo es metafóórico,

viene de "100 años de

soledad",

de gabriel garcíía máárquez,

de una escena despuéés

de la masacre de las

bananeras,

en la cual joséé arcadio

segundo

va a macondo y dice:

"vi esa masacre",

y todos le dicen:

"no, no hay muertos acáá,

no han habido nunca

muertos".

y refleja una actitud

de parte de algunos

sectores,

por lo menos de colombia,

de no querer reconocer

la magnitud de la violencia

en el paíís, sobre todo

en lo que se refiere

al paramilitarismo,

que es el tema central

de este libro.

de bedout: muchos en

colombia

dieron a los paramilitares

como una fuerza

con la que posiblemente

se enfrentaba a la violencia

provocada por la guerrilla.

¿cóómo explicas túú eso?

mcfarland: yo creo que es

natural para mucha gente

querer

encontrar una solucióón

a su situacióón de violencia.

hay mucha gente que

colombia

debe haber estado

desesperada

debido a lo que ellos

sentíían,

como la violencia

de la guerrilla.

el problema ahíí ha sido ver

al paramilitarismo

como una solucióón,

cuando en realidad los

grupos

paramilitares eran

esencialmente

ejéércitos privados,

escuadrones

de la muerte que mataron

a cantidades de civiles

y que, ademáás,

eran los principales

narcotraficantes del paíís

a fines de los 90.

de bedout: el libro,

de alguna manera, se

desarrolla

con tres relatos

de tres personajes.

son jesúús maríía valle,

que es un defensor de

derechos

humanos que fue asesinado

en su momento por denunciar

a los paramilitares,

el otro es iváán veláásquez,

un magistrado que hoy

se encuentra en guatemala

dirigiendo una comisióón

internacional de lucha

contra

la corrupcióón con gran

ééxito,

y el tercero

es ricardo calderóón,

un muy valeroso periodista.

¿quéé representan

esos tres personajes?

mcfarland: los tres

personajes

representan a muchas

personas

en colombia que,

a pesar de los enormes

riesgos,

de la terrible brutalidad

y violencia,

corrupcióón a su alrededor,

insisten en luchar por

justicia

y por verdad.

de bedout: ha pasado algo

muy particular con el libro,

es que antes de su

publicacióón

inclusos ha generado un

enorme

revuelo en colombia

porque uno de los episodios

que aparece aquíí narrado

tiene que ver

con el expresidente

áálvaro uribe.

túú tienes una conversacióón

con un jefe paramilitar

que se encuentra en una

cáárcel

de los estados unidos

conocido

como "alias don berna".

en esos diáálogos víía correo

electróónico éél se habla

de un accidente de

helicóóptero

que hubo en su momento

en colombia, en antioquíía,

donde una persona que era

muy cercana al expresidente,

pedro juan moreno, que

trabajóó

con éél cuando era

gobernador,

muere en ese accidente,

y ha habido mucha confusióón,

y don berna, de alguna

manera,

en esas comunicaciones deja

implíícito que el

expresidente

podríía tener algo que ver.

luego de esa revelacióón,

éél publica una carta

rectificando lo que habíía

dicho.

¿quéé nos puedes decir

que todo eso que sucedióó?

mcfarland: don berna

escribióó

cuando yo le preguntéé

sobre el caso

de jesúús maríía valle, me

dijo...

"bueno, pedro juan moreno

fue quien ordenóó esa

muerte",

y luego me dice algo asíí

como que la muerte

de pedro juan, a su vez,

fue ordenada

por el expresidente uribe,

asíí que le volvíí a preguntar

a don berna sobre el tema.

éél me reiteróó que áálvaro

uribe

habíía sido quien habíía

ordenado

y saboteado el helicóóptero

en el que viajaba

pedro juan moreno,

y yo le dije:

"bueno, pero ¿cóómo...?

¿usted tiene alguna forma

de verificar esto?

¿yo cóómo séé que eso es

cierto,

no seráá un rumor?",

y éél me volvióó a escribir

y me dijo: "en la ilegalidad

se conocen muchas cosas,

pero no se puede demostrar".

es algo asíí como cuando

un policíía te pide un

soborno,

no te va a dar un recibo.

y tambiéén señalóó

que el expresidente uribe,

obviamente,

en muchos casos

ha dicho que don berna

no tiene credibilidad porque

el presidente lo extraditóó.

de bedout: áálvaro uribe

ha sido mencionado

en muchas oportunidades

por supuestos nexos

con el paramilitarismo,

y no es la primera vez

que se oye del tema pero,

sin embargo,

nunca se le ha condenado,

no hay ninguna investigacióón

que haya llegado

definitivamente

a un señalamiento efectivo

y, por úúltimo, es un

personaje

muy popular en colombia.

¿cóómo se explica?

el expresidente uribe

tiene una imagen de una

persona

muy inteligente,

trabajadora,

comprometida con el paíís

y, efectivamente,

algunas de sus polííticas

dieron resultados en materia

de seguridad, y hay mucha

gente

que estáá agradecida con éél

por eso.

a la vez, yo creo que es

impresionante ver el gran

núúmero

de personas que rodearon

al expresidente,

que fueron muy cercanas a

éél,

y que han terminado

condenadas

por varios delitos,

incluyendo delitos

relacionados

con el paramilitarismo.

de bedout: maríía, por

úúltimo,

¿quéé pueden aprender otros

paííses de la experiencia

que ha sufrido y vivido

colombia

y que estáá reflejada

en este libro?

mcfarland: yo creo que

colombia

hoy díía estáá en un mejor

lugar

simplemente porque conocer

la verdad de muchos

de estos temas, y se puede

abrir

una conversacióón.

entonces, nada termina,

siempre hay una batalla máás

por delante, pero demuestra

que personas comunes

y corrientes, periodistas,

abogados,

defensores de derechos

humanos, activistas,

pueden cambiar

el rumbo de un paíís.

de bedout: maríía,

muchíísimas gracias

por estar con nosotros.

Cargando Playlist...