null: nullpx
Organización de las Naciones Unidas

Biden dice en la ONU que el mundo enfrenta "una década decisiva"

El presidente Joe Biden habló ante la ONU sobre multilateralismo y cooperación internacional, para marcar distancia respecto a la gestión de su predecesor, caracterizada el descuido de las alianzas internacionales de Washington. Prometió fondos para combatir el cambio climático y la hambruna a nivel global.
22 Sep 2021 – 04:27 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

El presidente Joe Biden prometió en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas su compromiso con la cooperación internacional con los aliados de EEUU en lo que consideró "una década decisiva para nuestro mundo".

Biden incluyó frentes que hacen complejo escenario internacional: la tensión con aliados, especialmente con Francia, los enfrentamientos con China, la pandemia y la crisis climática. Biden destacó que hay un "punto de inflexión en la historia" y se debe actuar rápida y cooperativamente para abordar los problemas vinculados al covid-19, el cambio climático y abusos contra los derechos humanos.

Sus palabras ocurren también tras el desastroso retiro de tropas de Afganistán y una de las tensiones diplomáticas más serias que enfrenta el país con un socio tradicional -Francia- por la disputa en torno a la compra de submarinos nucleares.

Sin embargo, el mandatario demócrata destacó su decisión de poner fin a la guerra más larga de la historia de Estados Unidos y señaló que busca que la diplomacia de EEUU debe ser el primer paso y que el uso de la fuerza debe ser el "último resorte", no el primero. Dijo que lo impulsa la idea de que "para cumplir con nuestra propia gente, también debemos comprometernos profundamente con el resto del mundo".

"Estados Unidos está de regreso"

"Hemos terminado con 20 años de conflicto en Afganistán", dijo Biden. "Y al cerrar este período de guerra implacable, estamos abriendo una nueva era de diplomacia implacable de utilizar el poder de nuestra ayuda al desarrollo para invertir en nuevas formas de ayudar a las personas en todo el mundo", señaló.

En todo caso, Biden le imprimió optimismo a su discurso al indicar que "Estados Unidos está de regreso" al escenario internacional, apelando además al diálogo global, una idea que se ha convertido en una abreviatura del cambio de rumbo que Biden marcó sobre su antecesor, Donald Trump, quien se había distanciado de los aliados históricos y del multilateralismo.

Biden, sin embargo, enfrenta el escepticismo por parte de los aliados luego de cuatro años de política exterior de "Estados Unidos primero" de Trump.

Biden también se refirió a la pandemia: "Nos reunimos este año en un momento entremezclado con un gran dolor y una posibilidad extraordinaria. Hemos perdido mucho por esta devastadora pandemia que continúa cobrando vidas en todo el mundo e impacta tanto en nuestra existencia. Estamos de luto por más de 4.5 millones de personas, personas de todas las naciones, de todos los orígenes. Cada muerte es un dolor individual ", dijo.

"¿Trabajaremos juntos para salvar vidas, derrotar al covid-19 en todas partes y tomar el control necesario para prepararnos para la próxima pandemia, porque habrá otra? ¿O no aprovecharemos las herramientas?", aseveró.

El presidente Biden dijo que Estados Unidos debe permanecer alerta contra el terrorismo global y nacional. "También debemos permanecer atentos a la amenaza del terror, que el terrorismo representa, para todas nuestras naciones, ya sea que emane de regiones distantes del mundo o en nuestro propio patio trasero", dijo Biden frente a líderes mundiales.

En medio de las crecientes tensiones en China, Biden declaró que Estados Unidos "no busca" confrontación. Sin mencionar directamente a China, Biden reconoció las crecientes preocupaciones sobre enfrentamientos entre las dos mayores economías del mundo. "No estamos buscando una nueva Guerra Fría o un mundo dividido en bloques rígidos", aseguró.

Fondos globales contra la pandemia y la hambruna

Biden, citando “muerte y devastación generalizadas” debido al cambio climático, anunció que trabajará con el Congreso para duplicar los fondos para ayudar a los países en desarrollo a combatir la crisis. Dijo que, junto con los esfuerzos de capital privado, busca movilizar $100,000 millones para apoyar la acción climática a nivel global.

El presidente demócrata anunció también que el país se compromete a aportar $10,000 millones para el esfuerzo de "acabar con el hambre" a nivel planetario "e invertir en sistemas alimentarios tanto en el país como en el extranjero".

Con respecto al comercio global, el presidete insistió en que perseguirá nuevas reglas: "Nivelaremos el terreno de juego para que no se incline artificialmente hacia ningún país a expensas de otros. Cada nación tiene el derecho y la oportunidad de competir de manera justa", dijo.

China, Francia y la "confianza"

Biden también se encuentra en medio de una nueva disputa diplomática con Francia, el aliado más antiguo de EEUU, después de anunciar planes, junto con Reino Unido, para equipar a Australia con submarinos de propulsión nuclear.

Se espera que la medida brinde a Australia mejores capacidades para patrullar el Pacífico en medio de una creciente preocupación por las tácticas cada vez más agresivas del ejército chino, pero anuló un contrato de defensa francés por valor de al menos $66,000 millones para vender submarinos con motor diésel a Australia. El ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, dijo el lunes que hubo una "crisis de confianza" con EEUU como resultado del episodio.

El secretario general, de hecho, enfatizó en sus preocupaciones sobre las tensiones entre Estados Unidos y China cuando se dirigió a los líderes en la apertura de la reunión del martes. "Será imposible abordar los dramáticos desafíos económicos y de desarrollo, mientras las dos economías más grandes del mundo están enfrentadas".

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default