Huracán María

A cinco meses del huracán María, Yabucoa solo tiene un 18% de energía y podría cerrar su centro de salud por falta de dinero

Los líderes del municipio han señalado que la falta de electricidad es la causante de un aumento en el número de personas muertas, 30 más que en enero del pasado año, según la vicealcaldesa Wanda Castro.

Los residentes del municipio costero de Yabucoa, por donde entró el ojo del huracán María al sureste de Puerto Rico, viven desesperados porque solamente hay un 18% de energía en el casco urbano y se pronostica el cierre del Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) por falta de dinero.

La falta de electricidad ha sido señalada como la causante para que haya habido un aumento en el número de personas muertas, 30 más que en enero del pasado año, dijo la vicealcaldesa Wanda Castro. Ella señaló que en enero de 2017 murieron 97 personas y en enero de este año hubo 130 fallecimientos.

“El ojo del huracán entró por Yabucoa y hemos sido de los últimos municipios en ser atendidos. La primera brigada llegó 75 días después”, sostuvo Castro en entrevista con Univision Noticias en una casa que el ayuntamiento tuvo que alquilar porque la Alcaldía colapsó, así como el 95% de las estructuras que albergaban las dependencias municipales.

Castro indicó que las ayudas de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) y del gobierno central han sido “lentas” y en muchos casos insuficientes porque no dan para cubrir los daños que sufrieron las residencias por fuera y por dentro. Hubo 2,500 residencias que sufrieron daños totales y parciales. De esa cifra, 1,528 perdieron los techos en su totalidad y todo lo que había dentro.

“El residente que perdió el techo de su casa, también perdió todos los muebles y enseres y la queja principal que nos dan es que la cantidad que recibieron no les da”, precisó Castro.

Ese panorama se complica ante la posibilidad de que el CDT del ayuntamiento tenga que cerrar sus puertas el 1 de marzo ante la falta de fondos. En enero, el CDT atendió más de 1,400 pacientes.

Al respecto, Castro señaló que la Asamblea Legislativa aprobó y le reembolsó $750,000 que el municipio utilizó de sus fondos para pagar la operación del CDT entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2017. No obstante, el dinero que les queda no es suficiente para mantener el CDT operando después del 28 de febrero.

Para dar continuidad a los servicios de salud, el municipio necesita que se le asignen $250,000 para cubrir hasta el cierre de este año fiscal, el 30 de junio.

“El municipio no tiene dinero para seguir operando”, dijo la vicealcaldesa.

Ramón Ramos Sostre, un agricultor residente del sector Vieques del barrio Limones que perdió el techo de su casa, dijo que FEMA le entregó un cheque por $1,673.00, pero le pidieron que construya un techo de cemento.

“No hay trabajo porque la agricultura se perdió. Yo voy a esperar tener más chavos para hacer el techo porque eso no me da. Yo no me quito”, dijo el hombre, quien mostró a este medio cómo quedó su casa tras el ciclón.

Su hermana Ramona Ramos Sostre sí recibió dinero suficiente para reconstruir lo que fue su casa de madera y zinc, de la que solamente quedaron en pie dos paredes de cemento del baño. Su hijo y otros dos familiares levantan la casa ahora en cemento.

“El puertorriqueño es fuerte. Nos vamos a levantar poco a poco, pero nos vamos a levantar”, destacó.


Muertes relacionadas al huracán María

Ante la controversia surgida a partir de discrepancias en torno a las muertes relacionadas al huracán María, el gobierno de la isla mantiene en 64 el número de muertes oficiales al impacto del ciclón, que azotó la isla el 20 de septiembre de 2017. Además, se esperan resultados de pruebas toxicológicas de otros ocho cadáveres, lo que podría elevar la cifra a 72.

Sin embargo, varias publicaciones de prensa sobre datos estadísticos de fallecimientos recopilados por el Registro Demográfico apuntan a que hubo entre 500 y 1,000 muertes más en comparación con el mismo período en 2016. Ante la discordancia, el gobernador Ricardo Rosselló ordenó en enero de este año una investigación al Departamento de Seguridad Pública, encabezado por Héctor Pesquera.

El plazo de 90 días otorgado a Pesquera vence en abril. No obstante, Pesquera ha insistido en que solamente el Instituto de Ciencias Forenses y los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) son los que pueden certificar muertes y no los medios de comunicación.

FEMA ha denegado ayudas

Una de las principales razones que FEMA ha dado a los damnificados para denegar las ayudas se encuentra la falta de títulos de propiedad. Se estima que en Puerto Rico hay alrededor de 50,000 residencias construidas ilegalmente, por lo que miles de sobrevivientes al huracán no han recibido ayuda.

Tras el paso del huracán, FEMA ha recibido más de un millón de reclamaciones de asistencia por desastre.

La denegatoria puede ser apelada y FEMA ha solicitado a aquellos damnificados que se les haya negado ayuda a que acuda a cualquiera de los 54 Centros de Recuperación que hay a través de toda la isla a solicitar una revisión y reconsideración de sus respectivos casos.

Vea también:

RELACIONADOS:ComunidadseguridadSaludPuerto Rico