Indocumentados

Reconstruyó más de 200 casas tras el huracán Sandy y ahora quieren deportarlo

Harry Pangemanan recibió un premio humanitario por su trabajo ayudando a reparar decenas de hogares en Nueva Jersey. Ahora busca santuario en una iglesia de su comunidad.

Un padre inmigrante que ayudó a reconstruir cientos de casas destruidas por el huracán Sandy en Nueva Jersey ahora vive escondido en una iglesia de su comunidad, en un intento por permanecer en el país junto a su esposa y dos hijas estadounidenses.

Harry Pangemanan, proveniente de Indonesia, ha liderado un equipo de voluntarios que reconstruyó más de 200 casas en los últimos cinco años en los condados de Monmouth y Ocean tras el paso de la tormenta, según reportó el diario local Asbury Park Press .

"Muchas de las casas en las que trabajó tenían en su patio carteles a favor de Donald Trump. Aun así él siguió reconstruyendo esos hogares", aseguró el pastor de la iglesia, Seth Kaper-Dale, en una grabación publicada por el diario.

Unos 10 días antes de ser buscado por agentes migratorios, Pangemanan recibió el premio humanitario Martin Luther King Jr. de una comisión local por su trabajo reconstruyendo hogares en el estado.

El residente de Highland Park entró bajo el escrutinio del Servicio de Inmgiración y Aduanas (ICE) luego de que violara los términos de su visa y posteriormente fracasara en su intento de solicitar asilo en Estados Unidos.

Un portavoz de ICE explicó este viernes que Pangemanan tiene una orden final de deportación, aunque rechazó responder si el inmigrante fue blanco de los agentes por algún antecedente penal.

"Acorde a la ley"

"Es materia de conocimiento público que todos aquellos que violen las leyes de inmigración de Estados Unidos pueden ser sujetos a una detención migratoria y a una expulsión de Estados Unidos basado en una orden final de deportación, presentada acorde a la ley. Esto es lo que está en juego en el caso de Pangemanan", afirmó el portavoz.

Este jueves, cuando se preparaba para llevar a su hija a la escuela, Pangemanan se encerró repentinamente en su casa tras divisar a agentes de ICE en un automóvil frente a su patio.

Más tarde, luego de que los agentes tocaran a su puerta y él no contestara, Pangemanan fue escoltado a la iglesia Reformed Church of Highland Park por el pastor Kaper-Dale. Allí se unió a dos otras familias de Indonesia que también encontraron santuario en la iglesia, considerada por ICE como una localidad sensitiva donde no pueden ejercer funciones.

Ese mismo día ICE detuvo a otros dos inmigrantes, identificados como Gunawan Liem y Roby Sanger. Ambos fueron detenidos cuando llevaban a sus hijas a la escuela, según reportó un medio local.

El mismo jueves, el recién electo gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, visitó a las familias refugiadas en la iglesia de Highland Park. "¿Cuántos de ustedes están viviendo aquí?", preguntó el demócrata al hablar con las familias.

Luego de que le dijeran que hay al menos cuatro inmigrantes refugiados en la iglesia, le dijo a Pangemanan: "Bienvenido al santuario".

RELACIONADOS:DeportacionesNueva Jersey