null: nullpx
Volkswagen

Volkswagen pagará 5,000 dólares a dueños de vehículos diesel envueltos en engaño en EEUU

Según el diario alemán Die Welt el acuerdo no incluye ninguna provisión sobre el arreglo de los vehículos, tema que aún está lejos de resolverse.
20 Abr 2016 – 05:49 PM EDT
Reacciona
Comparte
Volkswagen ha sido señalada y cuestionada por el engaño perpetrado en relación al grado contaminante de las emisiones de sus motores diésel. Crédito: PATRIK STOLLARZ / Stringer / AFP / Getty Images

Volkswagen habría llegado a un arreglo extrajudicial con las autoridades de los Estados Unidos para cerrar el caso iniciado por el engaño que el fabricante alemán perpetró en relación al grado contaminante de las emisiones de sus motores diésel. Así lo reportó este martes el diario alemán Die Welt (El Mundo) citando fuentes anónimas con conocimiento del caso.

El arreglo, que habría sido acordado con el Departamento de Justicia, la Agencia de Protección Ambiental, la Junta de Recursos Aéreos de California ( CARB) y autoridades estatales incluye, un pago de 5,000 dólares en efectivo a cada uno de los dueños de los vehículos afectados por el engaño, número que se estima en más de 600,000 unidades.

Según la fuente citada, el acuerdo sería presentado este miércoles 21 de abril ante el juez federal de distrito Charles Breyer de la corte federal del distrito norte de California en San Francisco. El juez Breyer le había dado hasta ese mismo día a las partes para que presentaran un plan para el arreglo de los automóviles afectados y para la compensación de sus dueños.

Según el reporte de Die Welt el acuerdo no incluye ninguna provisión sobre el arreglo de los vehículos, tema que aún está lejos de resolverse. Sin embargo, Automotive News Europa reportó este martes que Volkswagen planteará ante el juez Breyer su intención de recomprar hasta 500,000 unidades equipadas con el desprestigiado motor 2.0 TDi que contiene el software diseñado para engañar a las autoridades.

Lea también:


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:VolkswagenCaso Volkswagen