Violencia

Un grupo armado mata a tiros cerca de Acapulco a siete personas, entre ellas una bebé de cuatro meses

Las víctimas, todas de la misma familia, fueron asaltadas en sus domicilios de San Pedro Cacahuatepec. Además del bebé, hay otros dos menores entre los fallecidos.
10 Jun 2017 – 11:17 AM EDT

La violencia no cesa en México: este viernes el crimen dejó como mínimo 28 muertos por todo el país. Entre ellos, al menos seis miembros de una familia, entre ellos dos bebés, fueron asesinados tras un ataque en una zona rural cerca Acapulco, en el estado mexicano de Guerrero, según informó la Secretaría de Seguridad Pública.

Según la policía, el suceso se produjo en las primeras horas de la tarde en el poblado de San Pedro Cacahuatepec, a 12 millas del conocido balneario (20 km), cuando varios hombres armados llegaron a las casas de las víctimas y comenzaron a disparar a bocajarro.

En un predio en el que hay tres viviendas de origen humilde, todas de la misma familia, quedaron tres cuerpos: el de una mujer llamada Amalia, el de su bebé de cuatro meses y el de su hijo de 17 años. En el ataque también resultó herida su hija de ocho años, quien fue trasladada a un hospital, según informó la agencia EFE.

En dos casas cercanas murieron Carmen, de 24 años; Agustín, de 65, y Mariana de 45, en tanto que dos menores de uno y 11 años resultaron heridos y también fueron trasladados para ser atendidos. Sin embargo, el niño de un año murió en el hospital.


"Mi hermana alcanzó a encerrarse, se la abrieron (la casa) y mataron a ella y a su niñito. No llegaron buscando hombres, pero con las mujeres, como saben que no se pueden defender", declaró Victoria, familiar de una de las víctimas.

Los atacantes, afirmó, también entraron a su casa donde, después de forzar la puerta, quemaron la ropa tras buscar dinero en la vivienda.

La mamá de ambas, de quien no se supo el nombre, detalló que un día antes los policías comunitarios se llevaron a un sobrino llamado Humberto y que posteriormente se escucharon tiros. Fue por eso que la mañana de este viernes acudieron a la zona a buscar su cuerpo, presumiendo que lo habían matado.

Sin embargo, a unos metros encontraron a un grupo de hombres armados pertenecientes al grupo de autodefensa llamado Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), quienes dispararon al aire para ahuyentarlos.

Al ver eso ella fue en busca del comisario del poblado, pero al regresar encontró la matanza en su hogar. De no haberse ido, dijo, también habría sido asesinada.

" Fueron los comunitarios, esos que están ahí, esos son. Ellos siempre andan haciendo de las suyas; agarran uno y lo golpean, agarran a otros y se los llevan, y hacen de las suyas", señaló.

En el lugar, el secretario de Seguridad Pública de Acapulco, Max Sedano, dijo no saber lo ocurrido y se retiró.

La lacra que no cesa

Este incidente es uno de los que salpicó el país este viernes. Así, una cabeza humana apareció ante el domicilio del director de Seguridad Pública de Tecate, Baja California, según informó Milenio. Presuntamente, llevaba un mensaje firmado por el cartel Jalisco Nueva Generación. Por su parte, en Tijuana, ante una agencia del Ministerio Público aparecieron dos extremidades humanas abandonadas.

En la misma región fueron localizados dos cuerpos decapitados, de un hombre y una mujer, mientras que en el Estado de México apareció el cadáver de una niña de 11 años, que había sido reportada como desaparecida.

En la última década, aproximadamente 177,000 personas han sido asesinadas en México y cerca de 30,000 han desaparecido, según cifras oficiales, aunque no se especifica cuántos casos están relacionados con el crimen.

Así es la nueva fosa clandestina donde se encontraron 47 cráneos en Veracruz (FOTOS)

Loading
Cargando galería
Publicidad