publicidad

Un avión militar se estrelló en las proximidades del aeropuerto de Sevilla

Un avión militar se estrelló en las proximidades del aeropuerto de Sevilla

Un avión de transporte militar Airbus A400M. Cuatro trabajadores españoles del consorcio europeo murieron.

Se estrella avión militar en España Univision

Un avión de transporte militar Airbus A400M que la empresa probaba para su posterior entrega a Turquía se estrelló este sábado en las cercanías del aeropuerto de Sevilla. Cuatro trabajadores españoles del consorcio europeo Airbus murieron y dos están gravemente heridos.

Hacia las 11:00 horas GMT un A400M de los que Airbus ensambla y prueba en Sevilla se estrelló a poco más de un kilómetro del aeropuerto de esa ciudad mientras hacía prácticas de despegue y aterrizaje.

El avión siniestrado, que se incendió, generó rápidamente una densa columna de humo visible desde varios kilómetros, mientras los bomberos y sanitarios del aeropuerto sevillano se desplazaban al lugar.

El accidente causó la muerte de cuatro personas y heridas graves a dos heridas, que fueron trasladadas a hospitales de la ciudad con fracturas y quemaduras.

"Los heridos han sido trasladados al hospital Vírgen del Rocío y Vírgen Macarena" de Sevilla, precisó la portavoz de los socorristas. Los profesionales sanitarios desplazados al lugar del siniestro atendieron a dos hombres en estado grave, con uno con traumatismo craneoencefálico y el otro con fractura de pelvis y quemaduras variadas.

El consorcio europeo Airbus cuenta con una planta dentro del aeropuerto sevillano y los aviones en pruebas despegan y aterrizan desde el mismo, según fuentes aeroportuarias.

publicidad

Sobre los ocupantes del aparato no trascendieron datos acerca de su identidad, salvo que son españoles y trabajadores de Airbus, pero que no son militares.

El aeropuerto sevillano fue cerrado al tráfico aéreo durante casi dos horas para permitir la actuación de los servicios de emergencia, lo que obligó a retrasos en las salidas y a desvíos a aeropuertos cercanos.

Desde París, donde tiene su sede social, Airbus Defence & Space informó de que el avión siniestrado, del modelo MSN23, era para un cliente de Turquía y se convocó un gabinete de crisis para analizar y gestionar lo ocurrido.

Un equipo de técnicos tenía previsto desplazarse este sábado desde Francia a Sevilla para investigar el siniestro.

Por su parte, el Ministerio español de Fomento anunció la apertura de una investigación que llevará a cabo la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil.

Tras conocer el suceso, la práctica totalidad de partidos políticos decidió suspender todos los actos de la campaña para las elecciones municipales y regionales del 24 de mayo para mostrar así sus condolencias y solidaridad con las víctimas del siniestro y sus familiares.

Una de las primeras noticias acerca del suceso la dio el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que participaba en un mitin en Canarias y que recibió la noticia cuando empezaba su intervención.

Rajoy decidió sobre la marcha suspender el mitin y explicó a los asistentes que el motivo era el accidente aéreo en Sevilla, adonde se trasladó durante la tarde para recibir información de primera mano acerca del suceso.

El origen del A400M se remonta a 1982, cuando cuatro empresas se unieron para desarrollar un sustituto para los aviones de transporte militar Hércules, fabricado por la norteamericana Lockheed.

La construcción y montaje del modelo al que pertenece el aparato siniestrado hoy se inició en 2007 en la planta de Sevilla.

Este es el segundo accidente de un avión militar en España en lo que va de año, después de que un caza F-16 de la fuerza aérea griega, que participaba en un entrenamiento de pilotos de la OTAN en una base aérea del sur del país, se estrellara en el despegue en enero provocando la muerte de 11 militares: dos griegos y nueve franceses.

Airbus pone grandes esperanzas en este avión, que llega al mercado cuando sus competidores estadounidenses ya son viejos, como el C-130 concebido hace más de 50 años.

publicidad

En total, 174 ejemplares han sido encargados hasta ahora, de ellos 50 por Francia, 53 por Alemania, 27 por España y 22 por Reino Unido.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad