null: nullpx

Un pescador vio en el mar algo que flotaba; se acercó y descubrió que era un bebé que aún estaba vivo

En la playa de Matata, Nueva Zelanda, un bebé de 18 meses fue rescatado de las aguas después de que se escapó de la tienda de campaña de sus padres.
5 Nov 2018 – 5:44 PM EST

A Jessica Whyte, una madre que acampaba en la playa neozelandesa de Matata, la despertó alarmado el gerente del campamento al que había ido de paseo con su esposo y su pequeño hijo para darle una increíble noticia: su bebé de 18 meses había sido encontrado flotando en el mar por un pescador de la zona. El bebé había sobrevivido.

Mientras dormían, Jessica y su esposo perdieron de vista a su bebé que se las ideó para levantar el cierre de la carpa y llegar de alguna forma a la playa. Mientras los dos padres dormían la siesta plácidos, Gus Hutt, un pescador de la zona se percató de que algo que parecía un muñeco y que flotaba en el mar.

Curioso, el pescador que ese día se había desviado unas millas del recorrido que acostumbra hacer todos los días, se acercó al objeto que flotaba para descubrir, solo cuando estuvo suficientemente cerca, que no era un objeto inanimado sino un bebé que flotaba lateral con su costilla izquierda hundida bajo el agua. Se llevaría una segunda sorpresa: el bebé se las había ingeniado para seguir respirando.

“Ese bebé tuvo mucha suerte o simplemente no era su momento de irse”, le confesó el pescador al New Zeland Herald que ha contado la historia de este hombre que se ha convertido en un héroe local. “El niño no llevaba más de 15 minutos en el agua”, añadió Hutt.

Tan pronto el pescador rescató al menor llamó a su esposa Sue Hutt, que estaba en tierra, para que buscara a los padres de la criatura extraviada en el océano. Ahí fue cuando la señora Hutt contactó al gerente del campamento quien rápidamente identificó quienes podrían ser los padres, una vez que en el campamento no había sino un solo bebé.

Pero lejos de toparse con unos familiares alarmados por la desaparición de su hijo, el gerente y la esposa del pescador tuvieron que despertarlos y contarles los extraños sucesos. “Ella solo corrió a la tienda y los despertó y les preguntó ¿en dónde está su hijo? Acabamos de encontrar uno en el mar”, contó Hutt.

Cuando el pescador volvió a la playa con el bebé en brazos, lo estaban esperando el servicio de bomberos que le proveyó al bebé primeros auxilios a la espera de la llegada de la ambulancia que los trasladó luego al Hospital Whakatane. La policía también hizo presencia en la escena, pero debido al afortunado desenlace no se presentaron cargos contra nadie.


Este accidente, que parece algo extraordinario y que puede hacer que muchos padres levantes sus cejas en señal de reproche, resulta en realidad muy familiar a un episodio reciente, ocurrido en Nueva Jersey. El pasado mes de septiembre, un hombre que iba manejando se topó con un bebé atravesando solo y gateando una concurrida avenida.

Igual que el pescador neozelandés, Cory Black Cannon, de 41 años, pensó ver un muñeco en la mitad del asfalto mientras manejaba su auto por una avenida cuyo límite de velocidad era 40 millas por hora en Eatontown, Nueva Jersey.

El conductor rescató a la bebé que, según se supo después, había logrado escaparse de su casa sin que ningún familiar se percatara. Según reportó el medio local APP, que dio detalles del caso, la familia de la bebé es reconocida por su comunidad y goza de respeto y estima y según la versión aportada por las autoridades todo fue fruto de un accidente.

11 respuestas locas de niños que se hicieron virales y pusieron a pensar a los adultos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad