null: nullpx

Un camello, autos de lujo y tres parejas: la increíble fiesta de graduación que le preparó esta madre a su hijo

Saudia Shuler, de Filadelfia, decidió gastarse 25,000 dólares para celebrar las buenas calificaciones de su hijo Johnny Eden Jr. para recrear el ambiente de Dubái, donde no pudo llevarlo como era su intención inicial.
7 Jun 2017 – 4:15 PM EDT

"Fue algo épico". Así definió Johnny Eden Jr la fiesta que su madre le preparó el pasado viernes para festejar las buenas calificaciones del curso. Y no le faltaba razón: un camello, varios autos de lujo, tres parejas y hasta seis trajes diferentes creados a medida. Todo para recrear el ambiente de la rica - y a veces extravagante- ciudad de Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos.


Detrás de todo ello, se encuentra Saudia Shuler, una madre de 43 años de Filadelfia orgullosa del desempeño de su hijo en el curso escolar que termina. Según le explicó a CBS, Johnny Eden Jr. obtuvo una media de 3.8 y además ha destacado en el equipo de baloncesto de la escuela Simon Gratz Mastery a la que asiste.

"Tan solo quería honrar a mi hijo porque es un buen niño", explicó Shuler. "Él hizo todo lo que le pedí durante toda su vida", explicó a la televisión, añadiendo que siempre había obtenido mejores calificaciones.

Inicialmente, su idea era llevar a su hijo a Dubái, pero finalmente decidió llevar Dubái a Filadelfia para que todo el barrio pudiera disfrutar de la experiencia.

Por ello, decidió montar una fiesta temática. Además de un Lamborghini, el Range Rover y el Rolls Royce, Shuler encargó un mural a un artista para recrear la ciudad que se expandía por todo el bloque y hizo traer tres toneladas de arena para imitar el desierto y que el camello de la fiesta también se sintiera como en su casa.

¿Por qué escogió Dubái? Según explicó a la CBS fue para resaltar la importancia del islam, la religión de su hijo que, según ella, "le ha mantenido fuerte". Esa es la razón por la que los que asistieron a la fiesta pudieron disfrutar de un pastel con la forma del Corán.


Pero detrás de esta excentrididad se esconde una razón profunda. En los últimos años esta madre ha estado luchando contra un cáncer en los últimos años -que ya ha superado-, además de haber padecido un infarto.

"Estuve en mi lecho de muerte hace unos años", subrayó Shuler, quien se prometió a sí misma que si superaba aquella complicada situación haría todo lo posible para ofrecer a su hijo una gran fiesta de graduación. Y así lo hizo porque "no creí que fuera a superar (esos momentos)". Por eso, ha estado ahorrando desde entonces, aunque en este proyecto contó también con la ayuda de amigos y vecinos.

Pero ella no fue la única que lo pasó mal. Fue un momento muy duro para su hijo también, pero gracias a su fe, superó también esos momentos.

"Él es musulmán, yo no lo soy. Así que eso es lo que lo mantuvo fuerte", añadió. "La gente piensa que me estaba burlando de su religión. No. Estaba honrando la religión y honrando a mi hijo", zanjó Shuler.


10 fotos que te provocarán dejarlo todo e irte a explorar la naturaleza del mundo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TrendingEstados Unidos
Publicidad