¿Simuló la primera dama de Japón no saber inglés para no tener que hablar con Trump?

En la entrevista que dio este miércoles el presidente al New York Times contó una graciosa anécdota con la esposa del primer ministro japonés durante las reuniones del G 20. Las redes la declaran su heroína al capturar videos en lo que se le oye hablar en inglés. ¿Por qué entonces no habló a Trump? La entrevista lanzó al menos otros dos episodios que capturaron la atención de Twitter.
20 Jul 2017 – 12:46 PM EDT

Ante la distancia que ha marcado el presidente Donald Trump frente a los medios ha resultado difícil para su electorado y el público en general tener una idea más cercana de quién y cómo piensa el mandatario.

En la trascripción completa que hizo el New York Times de la entrevista que sostuvieron tres de sus periodistas, Peter Baker, Michael S. Schmidt y Maggie Haberman, con el presidente el miércoles en el oficina Oval, además de salir a relucir revelaciones noticiosas como que él no hubiera nombrado a Sessions de haber sabido que se recusaría del caso sobre los presuntos lazos de la campaña de Trump con Rusia, también se le escaparon algunas anécdotas y comentarios que los usuarios de Twitter, por supuesto, no dejaron pasar por alto.

Mientras hablaban de las reuniones del G20, Trump le contó a los reporteros que en la cena que marcaba el fin del encuentro de los países más poderosos del mundo le fue asignada una silla al lado de la primera dama japonesa, Akie Abe, quien al parecer no le devolvió una sola palabra en inglés al mandatario.

“Estaba sentada al lado de la esposa del primer ministro Shinzo Abe, quien creo que es un tipo tremendo y ella una gran mujer, aunque no hable inglés”, contó Trump a lo que el reportero del New York Times le preguntó si no hablaba nada: “Cero…ni siquiera Hello”, replicó el presidente quien añadió que eso hizo dura la velada porque la comida había durado una hora y 45 minutos.

La tediosa y cuando menos graciosa situación de pensar a Trump sentado en silencio por la incapacidad de comunicarse, incluso habiendo un traductor al japonés, hizo que las redes sociales empezaran a declaran a la primera dama Akie Abe su nueva heroína.

Ante la incredulidad de que una primera dama no pudiera responder si quiera un saludo de 'hello' en inglés con el presidente, las redes empezaron a especular que esta había sido una artimaña simplemente para no hablar con Trump.

"Parece que la primera dama japonesa simuló no hablar inglés solo para no tener que hablar con Trump por dos horas", decía la columnista de The Guardian Jessica Vlenti, para obtener de inmediato 24,000 likes y 13,00 retuits.


Las sospechas de que este había sido un comportamiento deliberado se acrecentaron cuando empezó a circular este video, en el que si bien no se le oye a la primera dama japonesa un inglés fluido queda evidenciado que algo sabe decir. ¿Por qué entonces no conversó con Trump y se rehusó a decirle 'hello'?

Trump dijo que Macron amaba sostenerle las manos

Después del incidente del G20, le llegó su hora a Emmanuel Macron, el presidente francés con el que Donald Trump se encontró en Francia y del que en tres ocasiones diferentes dijo que “amaba estrecharle las manos”.

Tras la avalancha de análisis que detonaron los insistentes y largos apretones de manos entre los dos mandatarios, parece que Trump quería dejar claro que era en realidad Macron y no él, el que estaba obsesionado con los interminables saludos que hasta los llevaron casi a caminar cogidos de la mano.

“Él es un gran tipo. Inteligente. Fuerte. Ama estrecharme las manos”, dijo la primera vez. “La gente no se da cuenta de que el ama estrecharme las manos y eso es bueno, tan lejos como tenga que ir”, dijo por segunda vez para agregar una vez más: “Él es una buen apersona, un tipo duro, pero así tiene que ser. Creo que va a ser un tremendo presidente de Francia aunque ame estrecharme las manos”.

Después de revisar de nuevo los videos, no parecía que esta vez Donald Trump estuviera exagerando. Los mandatarios llegaron a sostenerse las manos por 29 segundos.


¿Puede la nieta de Trump sacarlo de apuros?

Finalmente, y cuando la entrevista se tornaba más seria, en el momento preciso en el que le preguntaban: “¿Tuvo finalmente usted ese encuentro cara a cara con Comey?”, la sala se vio interrumpida por una inesperada visita, Arabella Kushner, la hija mayor de Ivanka Trump y Jared Kushner entró sin previo aviso diciendo “Hola, abuelo” (Hi, Grandpa).

La conversación, por supuesto, se desvió por completo, Trump le pidió a la pequeña que ha conquistado las redes sociales hablando chino, que demostrara sus habilidades. “Diles hola en chino”, le pidió el mandatario que luego le dijo que por favor dijera “amo a mi abuelo”.


De nuevo las redes se pronunciaron. “Cuando Arabella Kushner es la mejor asesora de comunicaciones de Donald Trump. Él nunca terminó su respuesta sobre Comey”, denunciaban. “Arabella y su capacidad de sacarlo de apuros”.

Vea también:


En fotos: Así transcurre el segundo viaje de Donald Trump a Europa

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:TrendingPolíticaLocal
Publicidad