null: nullpx

"Puede ser como fuego": Texas además del agua está inundada de hormigas que flotan

Unas gigantes manchas cafés se han registrado en varios condados del estado de Texas flotando sobre las aguas desbordadas que ha dejado el paso del huracán Harvey. Se trata de unas colonias de hormigas fuego que se han organizado para sobrevivir. Los expertos recomiendan mantenerse bien alejados de ellas.
31 Ago 2017 – 1:31 PM EDT

Cuando Katrina inundó New Orleans su paso fue tan repentino, intenso y devastador que ni siquiera los animales del suelo lograron sobrevivir. Harvey, que no ha sido menos catastrófico, pero cuyas inundaciones tardaron en aparecer unos cuantos días conforme fueron apareciendo las lluvias, le dio tiempo a las hormigas, felices habitantes del subsuelo, a que crearan extrañas estructuras para flotar y sobrevivir.

Es por eso que desde hace algunos días las redes sociales vienen reportando impresionantes imágenes en donde no solo se ve varios condados de Texas inundados, sino además infestados de unas masas cafés hechas de hormigas de fuego que flotan gracias a que están compactadas con sus patas.


El reportero del Houton Chronicle, Mike Hixebaugh, grabó esas extrañas masas vivientes que se podían ver en las inundaciones de Houston y alertó a sus seguidores: “No toques las colonias de hormigas de fuego flotantes. Pueden arruinar tu día”. El video y el mensaje se propagó rápidamente alcanzando 42,000 likes.


Las alertas se empezaron a encender en otras poblaciones de Texas. Bill O’Zimmermann, publicó el 29 de agosto en sus redes una foto que le había mandado su abuela en Cuero, en la que se ven las aguas desbordadas plagadas de los insectos.

Las hormigas de fuego son una especie invasiva, no nativa de Estados Unidos, que llegó al país en 1950. Son oriundas del Amazonas lo que explica su extraordinaria capacidad de reacción ante las inundaciones. La naturaleza misma les ha entrenado durante siglos para flotar. Según le dijo a Wired el experto Wizzie Brown, de la Texas A&M University, las hormigas van a flotar por el agua hasta que encuentren un terreno seco, “solo que ellas no van a diferenciar si ese terreno seco es una montaña o una casa vacía”.

Cien hormigas significan, en realidad, 600 patas lo que les permite crear una especie de entramado una vez que se van adhiriendo unas a otras con las tenazas que tienen en sus extremidades. En el centro de la estructura, tienen un lugar reservado los más importantes y vulnerables de la colonia, la reina, por supuesto, y las larvas, luego todo funciona como en la famosa película Antz, unas solidarizándose con otras.

Aunque se sabe que no son letales (salvo que se sea alérgico), sus picaduras generan un intenso dolor. “Al principio parece que no pasa nada, pero una vez una pique, las ferormonas liberadas en el ambiente harán que todas entren en una reacción en cadena y empiecen a atacar al intruso”, le dijo al New York Times Lawrence Gilbert, the director of the Invasive Species laboratory at University of Texas at Austin.

Wizzie Brown, por su parte, advierte que si alguien caminando entre las aguas desbordadas se topara con una colonia de estas o si llegara a arribar a la casa de cualquiera una masa flotante de 100,000 hormigas que además no se van a ahogar, lo único que podría usarse “sería agua con jabón para disuadir la compacta estructura”.

Ante las condiciones precarias y la escasez de todo cuesta pensar a los damnificados de Harvey con agua enjabonada a la mano. Lo mejor, aseguran los expertos, será que los habitantes de Texas traten de mantenerse completamente alejados de estas colonias flotantes porque como lo describe Gilbert: “puede ser como el mísmisimo fuego”.

Vea también:

Las mascotas, los otros afectados por las inundaciones de Harvey (FOTOS)

Loading
Cargando galería
Publicidad