null: nullpx

Payasos espeluznantes, el juego sexual del muelle y la ballena azul: las peligrosas profecías autocumplidas de internet

Los payasos eran solo gamberros sumándose a una gran broma que se retroalimentaba. El peligroso juego sexual del muelle, una leyenda urbana que nadie puede demostrar que se practique, pero tampoco que no. Y la ballena azul, un juego que lleva a los jóvenes al suicidio del que nadie puede dar cuenta. ¿Qué tienen en común? Que cuanto más hablamos de ellos más probabilidades de que alguien se sume de verdad.
29 Abr 2017 – 9:00 AM EDT

El nuevo escándalo de internet es el juego de la ballena azul. Uno entra en un grupo cerrado de Facebook con este nombre en el que obtiene una lista de instrucciones. 50 retos en 50 días. Entre los retos los hay sencillos como ver películas de terror y otros más salvajes como autolesionarse escribiendo con heridas en la piel extraños códigos y publicarlos después en las redes sociales. El reto 50 es el suicidio.

Este juego contiene todos los elementos para generar atención mediática: adolescentes, redes sociales, grupos cerrados, prácticas brutales. Todos los elementos que fascinan a los adultos que miran extrañados las vidas de los jóvenes. Sin embargo, la teoría es más jugosa que la realidad: por el momento ninguno de los suicidios supuestamente relacionados con este juego en lugares como Bolivia, Brasil y Colombia puede ser realmente atribuido al juego en sí. Tampoco se pudo comprobar que los 16 jóvenes que presuntamente se suicidaron en 2016 en Rusia, donde en teoría se originó el juego, se quitaran la vida por la ballena azul.

Lo que sí es cierto es que las autoridades de Colombia, Bolivia y Brasil están investigando el juego, buceando en grupos de Facebook y analizando si hay relación entre las muertes y las instrucciones de la ballena azul. La policía española, sin embargo, no tiene ninguna alerta específica sobre el juego a pesar de que hay una joven ingresada en un hospital de Barcelona por participar.

Los padres de la menor de 15 años ingresada en la unidad psiquiátrica en España fueron alertados de que su hija seguía las instrucciones del juego de la ballena por el entorno de la chica. La policía local de Cataluña está investigando el caso, pero aseguran que es un hecho aislado.

Pero ¿hace falta algo más que una familia que ingresa a su hija en un hospital por jugar a la ballena para creer en que sí existe el juego?, ¿hace falta algo más que el testimonio de la madre de una niña colombiana que se suicidó, según describe al detalle, por jugar a la ballena? Parece que sí, pues aún no se ha podido demostrar la conexión entre estos casos y el juego de internet.

Sabemos que hay grupos de Facebook con el nombre de ballena azul que distribuyen la lista de los 50 retos del juego. Uno de los administradores de un grupo con 275.000 miembros que ya no está operativo en Facebook aseguró a Verne que su único objetivo es generar polémica, trolear. Según la policía colombiana, los grupos que investigan cuelgan en sus timelines contenidos relacionados con el suicidio, según quienes han tenido acceso a estos grupos, muchos de los contenidos son de humor, memes.

¿Qué tienen en común los payasos, el muelle y la ballena azul?

¿Se acuerdan de los payasos espeluznantes? En octubre del año pasado se comenzaron a avistar apariciones de creepy clowns en lugares extraños, a veces incitando a los niños a seguirlos a los bosques, a veces jugando con cámaras de seguridad. Al principio la policía ni fue capaz de comprobar las denuncias que se hacían por estas apariciones, pues siempre que llegaban al lugar del suceso el payaso había desaparecido, si es que alguna vez estuvo allí. Después el fenómeno fue creciendo y hubo detenciones e incidentes.

Lo que comenzó como un contagio (muchos aseguraron haber reportado apariciones falsas a la policía) fue lentamente convirtiéndose en algo muy real. Gracias a la amplificación de los medios y al caldo primordial que es internet, en algún lugar del camino los payasos se convirtieron en una tendencia que se extendía por Estados Unidos. Se cerraron colegios, se crearon alarmas en pueblos y hasta se reportó una muerte. Todos los detenidos por disfrazarse de payaso aseguraron hacerlo para participar en la broma, sin ninguna otra intención.

¿Y el muelle? El muelle es un supuesto peligroso juego sexual por el que un grupo de adolescentes se sienta con el calzón bajado y las chicas van rotando de pareja sexual hasta que uno eyacula y pierde. Este juego se originó supuestamente en Colombia de donde viajó a España. Sin embargo, como contó a Univision Noticias Rocío Pineda, Secretaria de Equidad de Género para las Mujeres de la Gobernación de Antioquia en 2013, cuando comenzaron los rumores, nunca se pudo encontrar ninguna evidencia de este juego en Medellín.

Tres años más tarde el juego reaparecía en Madrid. Según publicaba el diario El Mundo hospitales madrileños aseguraban que 4 menores habían quedado embarazadas por jugar a la ruleta. Además, en los hospitales estaban alertando de un mayor número de menores atendidas por enfermedades de transmisión sexual, supuestamente relacionadas con esta práctica.

Aunque nada de lo que citaba el reportaje probaba que se jugara al muelle y las mismas autoridades sanitarias aseguraban que no había ninguna alarma por este juego la noticia se extendió a medios de todo el mundo, haciendo mucho más fácil que lo que surgió como una leyenda urbana se convirtiera, por arte de promocionarlo, en una realidad, aunque fuera aislada.

La ballena azul cuenta también con todos los ingredientes de un fenómeno viral que comienza porque alguien se lo inventa y en su recorrido de contagio va alcanzando cada vez a más público, haciéndose cada vez más grande y aumentando así las posibilidades de que alguien pruebe suerte con ello.

No sabemos si la gente está jugando a la ballena azul, y si lo están haciendo cuántos y a qué nivel. Sabemos que el reto número 7 es escribir F57 con una cuchilla o navaja en la piel. Sabemos que en Twitter hay un hashtag #F57 en el que algunas personas buscan curator, la persona que supuestamente guía a los participantes a través de las 50 fases del reto de la ballena. Sabemos que hay fotos de autolesiones, aunque no sabemos si son verdaderas. Sabemos que hay otra hashtag, #wakemeat420 que tiene que ver con otro de los retos del juego, que se basa en la privación del sueño.

Ninguno de los suicidios en Rusia se relacionó finalmente con el reto de la ballena azul, tampoco los suicidios en América Latina, pero eso no significa que la gente no haya empezado a jugar. Tampoco eso significa que sea un juego peligroso ni que no pueda serlo.

Vea también:



En fotos: Las ganas de aprender de estos niños son más fuertes que los obstáculos para ir a la escuela

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad