null: nullpx

Melania hizo 74 veces la misma foto desde su ventana en 3 años: esas y otras revelaciones de su Twitter

Cuando aún no era primera dama, la señora Trump tomó 67 fotos desde la ventana de su avión privado, 15 imágenes de Central Park y un único selfie con Donald Trump.
18 Abr 2017 – 6:24 PM EDT

La escritora Kate Imbach se tomó el trabajo de revisar una a una las 470 fotografías que Melania Trump publicó en su Twitter entre el 3 de junio de 2012 y el 11 de junio de 2015. Hizo esta indagación ociosa en busca de algo que le permitiera entender mejor a la impenetrable, callada y poco vista primera dama. Así, decidió mejor ir al pasado para ser testigo de cómo se narraba ella misma a través de sus fotografías antes de que se convirtiera en la esposa del candidato republicano, luego, presidente, Donald Trump.

“Melania está entrenada para lidiar con los medios y es muy reservada. En las entrevistas que ha dado se muestra siempre con mucha compostura e impenetrable. Por eso quise ir en busca de rastros de su vida previa a la campaña presidencial pensando que de alguna manera las cosas que retrataba y cómo lo hacía podría poner de manifiesto eso que en sus palabras nunca se descubre”, cuenta Imbach quien publicó su análisis en su portal Mediun.com

A pesar de que la lectura que hace esta escritora no obedece al ojo de un experto en fotografía o composición, sí logró encontrar algunos patrones en el Twitter de la primera dama que habría requerido mucho tiempo encontrar y que más allá de que nos apeguemos o no a su postura sí resultan comprobables y cuando menos intrigantes.

En su intento por categorizar las imágenes de Melania, Kate Imbach contabilizó 67 fotografías tomadas desde aviones privados y 74 desde la Torre Trump de Nueva York. Desde su pomposo apartamento en Nueva York, Melania toma una y otra vez la misma foto. Se ven cambiar las horas, el clima, las estaciones, pero su mirada y, según anota el artículo de Kate, su encuadre, son siempre los mismos.


Fotos desde la Torre Trump

Loading
Cargando galería

Otra de las revelaciones de este ejercicio al que se entregó la escritora es que durante tres años, Melania Trump solo publicó un selfie junto a su marido. Mientras vemos muchas fotos de él solo o viejas fotografías de agencia, juntos en una fotografía que tomara ella solo aparecen una vez en un encuadre que no es difícil anotar, resulta extraño.


“Él domina el encuadre, mientras que su cara está en la sombra y cortada. Es a la vez una selfie y un acto de borrarse, una representación de su posición dentro de su mundo”, asegura la escritora en su artículo y estemos de acuerdo o no, sí es evidente que la cara de Melania apenas si se puede identificar y el protagonismo y la luz recae toda sobre la cara de Trump.

Si durante la inauguración muchos se indignaron porque el entrante presidente dejara sistemáticamente rezagada a la primera dama a la hora de andar y olvidara gestos tan comunes entre los Obama en los que Barack siempre esperaba a Michelle y hasta cuidaba de su espalda, en la recopilación de fotos de Melania parece que la posición de ir detrás de Trump y de su hijo es una constante, al menos para tomar las fotos.

Además de pasar tiempo en su casa y en aviones desde los que divisa el mundo, Melania siempre está presta a retratar esa vida de padre e hijo que llevan Trump y Barron, a quien incluso se le ve ir adelante en el asiento del carro junto a su padre.


Otras observaciones resultan divertidas. A fuerza de ver las 15 imágenes de Central Park parece fácil intuir que Melania ama visitar este lugar, sin embargo, después de reunir varias de las fotos de su Twitter, Ibasch anota que las hojas de los árboles se ven con un poco de movimiento o se ven gotas de agua interfiriendo la imagen, convirtiéndose esto en una evidencia de que Melania sí está ahí, pero no caminando, está tomando las fotos desde el vidrio de su auto.

Sin hacer mucho esfuerzo y dedicándole unos minutos a echar para atrás el timeline de su Twitter se puede ver que a Melania le gusta el mar, Chanel y Louis Vuitton, siempre fotografía rosas y le encanta retratar a su hijo sin mostrarle el rostro, observaciones sencillas que sin embargo parecen toda una revelación teniendo en cuenta el poco conocimiento que se tiene sobre el universo de la primera dama.

De todo su análisis que se puede leer completo en español aquí, Kate Imbach concluye que “se está escondiendo. Necesita esconderse tanto que no le importa nada más… Ella vive detrás del vidrio, de autos, en su casa, en aviones privados y resorts privados. Ni siquiera sale de su vehículo a ver lugares icónicos o caminar en el parque. No está entre el público, ni por un segundo”.

De observar su Twitter nosotros no nos arriesgaríamos más que a decir que Melania Trump es muy mala fotógrafa sobretodo cuando se trata de retratarse así misma.


Vea también:



La secreta y elegante estrategia detrás de los vestidos de Melania Trump

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:TrendingMelania TrumpDonald Trump
Publicidad