"Esperemos la avalancha de tuits de Trump desde el baño": las frases de Kimmel en los Oscar que enfurecerán a la Casa Blanca

El vicepresidente Mike Pence, la renuncia de Hope Hicks y la intervención de los rusos en las elecciones de Estados Unidos fueron solo algunas de las alusiones que entre carcajadas e ironía hizo el presentador durante la gala.

Jimmy Kimmel introdujo la ceremonia de los Oscar recordando la confusión que ocurrió en la gala del 2017, cuando el premio a Mejor Película se lo entregaron en principio a ‘La La Land’, cuando en realidad iba para la película ‘Moonligth’, pero después de reírse del episodio quiso tempranamente introducir la política en la gala. Sus comentarios se convirtieron en un eficaz resumen del estado de la política actual y en una provocación constante a la Casa Blanca.

México y los tuits de Trump

Entre todos los asistentes a la ceremonia de los Oscar, Jimmy Kimmel se detuvo a celebrar a la actriz Lupita Nyong’o. “Ella nació en México y se crió en Kenya, esperemos a que empiece la cascada de tuits desde el baño del presidente Trump”, dijo el comediante, no solo aludiendo a los tuits enfurecidos que suele publicar el presidente al otro día de los Oscar, sino evidentemente haciendo una alusión a los comentarios despectivos que ha hecho Trump sobre México y sobre los países africanos. En la particular geografía de insultos de Donald Trump, México parece tener un lugar especial. Desde sus días de candidato, el republicano vilipendió a este país y a su gente llamándolos “violadores” y un país de “bad hombres” y Kimmel no iba a perder la oportunidad de recordarlo.

Inesperadamente, Mike Pence

En su introducción a la ceremonia de los Oscar cargada de referencias al movimiento #MeToo y a la marcha contra las armas del 24 de abril, Jimmy Kimmel hizo que, de repente, el vicepresidente Mike Pence fuera invocado en la ceremonia: “Nosotros no hacemos cintas como ‘Call me by your name’ por dinero, sino para hacer enojar a Mike Pence”, dijo el presentador en un ácido comentario que le recordaba a la audiencia aquella noticia que reveló The New Yorker en la que aseguraba que en una broma interna entre Trump y el vicepresidente este había dicho que quería “colgar a los gays”. La cinta 'Call me by your name' es justamente una película que celebra el primer encuentro amoroso de un joven con su primer amante gay.


La pérdida de Hope... Hicks

Para presentar la categoría de mejor documental, Kimmel no perdió la oportunidad de narrar lo duro que han sido los últimos años y de nuevo arremetió contra la Casa Blanca creando una paradoja entre la palabra esperanza que en inglés es ‘Hope’ y el nombre de la directora de comunicaciones de Trump Hope Hick que renunció el miércoles:

“Si algo nos ha enseñado los dos últimos años es que la realidad puede ser deprimente. Pero esta noche los documentales nos muestran que en donde hay oscuridad, siempre hay esperanza. Excepto en la Casa Blanca. Hope renunció el miércoles”.

¿Los rusos entrometidos en los Premios Oscar?

“Ahora, al menos sabemos que Putin no interfirió en esta competición”, dijo con gracia Kimmel al celebrar que el documental ‘Icarus’, que justamente se centra en las declaraciones del médico Grigori Ródchenkov sobre el dopaje de los deportistas rusos, hubiera ganado el Oscar. Su comentario era una referencia clara a la evidencia de la intromisión del gobierno ruso en las pasadas elecciones presidenciales, tema que aún sigue el curso de una complicada investigación.

Vea también: